Párrafo 10.11

10.11 “La descarga de cualquier hormona puede llegar a percibirse, provocando placer o sufrimiento, pero desde el principio esas percepciones aún son mínimas, excepto en algunas peculiaridades de la sexualidad. Este hecho hizo concebir a Freud la mente del hombre con una excesiva y casi exclusiva dependencia de las deudas o fantasías sexuales, definiendo el subconsciente en su mayoría como un saco de frustraciones sexuales reprimidas y sometidas a una tapadera de energía que les impide salir. Esta esquematización modélica del ser humano ha sido la dominante durante buena parte del siglo XX y aún lo sigue siendo, y en ella ni siquiera se contempla que la obsesión sexual es un estímulo condicionado por el hecho de que muchas otras páginas que separan el estado del ser aún no han sido leídas”.

10_11

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

El hecho de que fuese en plena época victoriana, a comienzos del siglo XX, una etapa de disciplinas y de puritanismo y de una estricta conciencia moral, cuando Sigmund Freud postuló en Viena su teoría del inconsciente, explica que la definiese como un pozo sin fondo de impulsos sexuales reprimidos. Él puso en evidencia y con todo lujo de detalles la profunda represión sexual que imperaba en todos los ámbitos de la sociedad occidental. Su teoría, sus libros, su escuela terapéutica, generaron un gran número de discípulos y seguidores en todo el mundo, lo que dio paso a una verdadera revolución en los modos de relación y en las costumbres públicas y privadas.

Tanto impulso se dio desde entonces a la liberación de las fantasías sexuales, que en la actualidad podríamos decir que la sociedad sufre un síndrome obsesivo-compulsivo alrededor de esta descarga hormonal, tomándola como un fin en sí misma, como la panacea de alivio de todos los males, como el epítome de la felicidad, y así es como en todo el mundo se proclama y se vende, asociándola a multitud de artículos de consumo. La llamada “revolución sexual” que desde la segunda mitad del siglo XX se ha venido promoviendo por los poderes, sin que el impulso sexual se vea acompañado de otros avances significativos en el terreno de lo sensorial, lo emocional y lo espiritual, ha contribuido, junto con muchos otros factores de exacerbación de modelos sociales, económicos y morales caducos, a provocar el estado de confusión en que ahora nos hallamos.

Añade a tu lista

10 Comentarios

  1. Recreación
    9 febrero, 2016

    Si descubrir que se había perdido todo un día en tratar de encontrar una pregunta bien hecha no redimió a los buscadores de la culpa de no haberlo preservado de tal daño ni de sentir, en los fondos de sus almas, el profundo vació que había dejado la ausencia de aquellas veinticuatro horas que, en justicia, no merecían ser más añoradas que cualesquiera otras de otros tantos días desperdiciados en buscar las respuestas que fuesen a esclarecer sus respectivas noches; no redimió, tampoco, a los artífices de tan fatal descubrimiento de la pena de vida que cayó, con todo el peso de una humanidad tan grande y tan sumida en la abundancia, no sólo sobre ellos sino bajo la mirada implacable de los hacedores de nuevos tiempos que, defraudados, desesperanzados de sí mismos y de sus habilidades para abordar hechuras diferentes se negaban, sin embargo y para estupor de los que aguardaban impacientes y conteniendo la respiración presas del pánico, a seguir confeccionando, en su desánimo, ni siquiera una pequeña remesa de los tan consabidos e insignificantes segundos de siempre.

    Contestar
    • Una
      9 febrero, 2016

      Perdón, pero esto que se ha escrito más arriba ¿que aporta al texto? Me parece que quedaría mejor en un blog de poesía…

      Contestar
      • Recreación
        12 febrero, 2016

        Tampoco hace daño creo.
        No entiendo por qué a un escrito se le exige tener un significado y no se exige lo mismo a cualquier otro tipo de expresión.
        En cuanto a aportar algo al texto, considero que no necesita aportaciones; que no hace falta que le añadamos nada.
        E, insisto. Un dibujo, una pintura que lo ilustra, nos parece bien – a mí también me lo parece, vaya ello por delante -, no nos lo cuestionamos. Pero en el momento que aparecen las palabras, escritas, no se conciben si no encierran una coherencia razonable.
        Además, puesto que el título del libro hace mención a la aventura del pensamiento, ¿por qué no plantearse las posibilidades imaginativas a que sus textos puedan remitir?

        Contestar
  2. Una
    9 febrero, 2016

    …surrealista

    Contestar
    • Nuba
      10 febrero, 2016

      Pues no, no te has equivocado, este es un blog de poesía
      ¿no lo habías notado aún?
      Y de música, y de Arte, cada una de las palabras del texto del autor baila sola y acompañada, “Una” te invito a releer…

      Contestar
  3. Nuba
    10 febrero, 2016

    Hoy la energía fluye en tonos grises infinitos.
    Como pasa cuando “ellas” se juntan a trés, con los mares y el viento y nos regalan vida en forma de átomos-tres- enlazados en una física siempre distinta.
    Ese gris recordó a la Ceniza y la ceniza al miércoles y éste al carna-val del que sólo permanece la última sílaba. La primera sigue sin embargo aquí también, con el mismo rojo. El metal que viaja… y cuando expiras lento… hay un pequeño todo que parece que late aunque dejas de oirlo..
    Esa amable calma …. se percibe un calor color miel…
    (no se cómo se explica, quizás no se inventaron las palabras -un pequeño bonsai entre pecho y espalda estira sus ramitas-)

    Después, el aire se llenó por azar con una Oración y aquí os la dejo ( porque ella es la que lo explica bien)

    https://www.youtube.com/watch?v=-BofATgB5Js

    ” abrazar lo infinito” ( como en el dibujo …bello !)

    Contestar
  4. Loli
    11 febrero, 2016

    Reconozco que no entendería nada, ni el texto ….ni los comentarios…sin la poesía.

    Contestar
  5. Uno
    11 febrero, 2016

    Como buen uno que soy, me uno a una!
    Una cosa es comentar en tono poético los textos, o usar la poesía como medio para comentar el texto, y otra bien diferente es entrar en un blog que se basa en los comentarios de texto para soltar una “poesía” (ojalá todo fueran poesías de verdad…) que la mayoría de las veces ni siquiera se entiende su aportación al tema que se discute en cada entrada…
    No creo que no se deba usar la poesía en este blog, si creo que el que quiera publicar sus poesías utilice otro medio…porque al final, en cada entrada no se aporta absolutamente nada al texto del autor, ni del aventurero…

    Contestar
  6. Loli
    11 febrero, 2016

    La verdad, Uno, en ese sentido, tengo que darte la razón.

    Es cierto que, sin la poesía, ni el texto, ni sin que los comentaristas nos impregnemos, o al menos lo intentemos…. de ese leguaje más cercano a la realidad y que es poético, no se realizaría ningún trabajo alrededor del libro.

    ¡Claro!…Se trata, no sé ya si de aportar o utilizar otro término, lo que sí debiera ser, y para eso se publica este blog, entiendo ahora que es realizar una tarea, de reflexión, discernimiento, desarrollo…a lo que cada uno le vaya sugiriendo, pero que sea expansivo, no meramente centrífugo, en uno y para uno mismo…

    Contestar
  7. Loli
    11 febrero, 2016

    Perdón…centrípeto…justo lo contrario

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba