Párrafo 10.18

10.18 “Esta configuración energética endógena femenino-masculino sería el manantial de toda la fuerza, y en ella se sustancia un arquetipo primordial que empuja a encontrar su correspondencia en el mundo exógeno definido por el análisis descriptivo-sensitivo de lo común”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Según la física moderna, todos y cada uno de los puntos del tejido espacio-temporal que da forma a nuestro Universo poseen una gran potencialidad energética. En lo que la física denomina vacío cuántico se almacena gran cantidad de energía que, aún no formando parte de lo que denominamos plano fenoménico, sería de alguna manera el sitio desde el cual todo nace y en el que todo muere.

No es un sitio, más bien es un estado energético, el estado fundamental, el estado desde el cual toda la materia que compone nuestro Universo es proyectada formando la realidad manifiesta.
Cualquier fuerza física que moldee nuestra naturaleza, por sutil que sea, porta una información. Se sabe que esa información esta codificada por medio de partículas llamadas bosones. Estos bosones se mueven por el espacio y el tiempo como un fiel reflejo de las vibraciones que nacen y mueren en el vacío a lo largo de la trayectoria que estas partículas realizan. Así pues, el vacío no es solo el estado desde el que la materia asoma y se esconde, sino que además ciertas vibraciones de su energía se interpretan como las fuerzas de la naturaleza. Toda fuerza de la naturaleza ha de nacer y morir en el vacío.

¿Se está hablando del manantial de donde brota la fuerza del Amor primigenio?

Antes aún que el cielo y la tierra
ya existía un ser inexpresable.
Es un ser vacío y silencioso, libre,
inmutable y solitario.
Se encuentra en todas partes
y es inagotable.
Puede que sea la Madre del universo.
No sé su nombre,
pero lo llamo Tao.

(Cap. XXV)

El Tao, por su naturaleza, no actúa
pero nada hay que no sea hecho por él.

(Cap. XXXVII)

El Tao es lo más profundo de todos los seres.
(Cap. LXII)
Lao Tse. Tao Te King

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. Alicia
    28 marzo, 2016

    Ando yo últimamente tocinona ― léase “torpe” ―, de manera que me quedé algo desolada a la vista de que no me venía a la cabeza ni una sola idea con que comentar, pero en el último comentario de Loli en el texto anterior he encontrado algo que me ha parecido muy esclarecedor y brillante. Es cuando escribes “donde se produce el encuentro entre las dos energías, femenina y masculina, y de ese encuentro nace “un tercero””.

    Nunca se me había ocurrido esa imagen, o ese símbolo, de que de la conjunción de la parte masculina del yo con la parte femenina resulte el yo unificado.
    Sí es verdad que a cualquiera es consciente de que la meta, o el fin, del ser humano es el logro de ese equilibrio, de esa “unicidad” (creo que me he inventado la palabra), no ya por lo que pueda representar por lo que de forma convencional pueda decirse “me siento equilibrado y en paz conmigo y con el mundo” sino por lo que supone en cuanto a limar aristas, conflictos y desacuerdos que, además de obstaculizar la propia evolución, también enrarecen (supongo) todo el ambiente, el mundo exterior y nuestra incidencia sobre esos “otros” que aun sin conocernos ni saber nuestros respectivos nombre están incidiendo, a su vez, sobre nosotros; pero nunca se había representado en mi mente con esa imagen de “parto”, de “hijo” nacido de esa conjunción.

    Quién sabe si la sexualidad, llevada al terreno de lo material (a la práctica, quiero decir) no es un intento desmañando de ese encuentro interior. Tengo no sé qué idea de que cuando se alcanzan determinados niveles (de perfección) esas necesidades físicas disminuyen muchísimo.

    En cuanto a lo que dices, Loli, del aprendizaje y la memoria, estoy casualmente leyendo ― porque Manuel, en el otro blog, hablaba de él y de otros títulos relacionados con el cerebro y la mente ― el libro de Francisco J. Rubia “El cerebro nos engaña”. Creo que eres persona muy lectora, de manera que es posible que lo conozcas, y en él dice que la memoria tiene su propio “compartimento” dentro del cerebro. Otra cosa es, parece, que a la hora de recordar hechos subjetivos (eso no es que lo ponga propiamente el libro) lo hagamos condicionados por nuestras propias emociones. Aunque creo que tú más te estás refiriendo con “memoria” a datos objetivos, de esos que configuran lo que llamamos cultura, que más que aprehender la esencia y transformarla en conocimiento lo que se hace muchas veces es nada más embutirlos dentro de la cabeza.

    Y, sí, creo que también es verdad que cuanto mayor es la voluntad de aprender y más se aplica el entendimiento al aprendizaje la misma capacidad de aprender se va agrandando.

    Contestar
  2. Loli
    29 marzo, 2016

    Hola Alicia

    Lo de la localización de la “memoria” no lo digo yo, está sacado de un libro de texto de neurociencia.
    Memoria es un concepto general que indica la manera de organizar y fijar la información.
    Se suelen hacer clasificaciones de la “memoria”, en base a tiempos cronológicos o a su utilización (memoria instantánea, tardía… o memoria declarativo, de procedimiento), en función de cómo y de qué manera cada utilice esa experiencia, de cómo cada uno hagamos de ella uso en el tiempo y ante lo que perciba como necesidad…

    De la lectura del libro de Manolo, deduzco, que, en realidad, en el lenguaje humano , lo único que se ha conseguido comprobar es la activación de determinada áreas del cerebro, pero no se ha podido certificar que sea activación corresponda a que efectivamente se produzca en esa zona, o que sea la consecuencia de una serie de procesos distribuidos y coordinados que se reflejen en esa zona.

    Es posible que pase igual con la “memoria”, es “información” producto de la experiencia (aquí sería curioso profundizar un poco, la experiencia ¿de quién?), organizada de una determinada manera para poder ser fijada y recuperada.

    Cada persona tiene experiencias distintas de la mismas vivencias y también lo archiva y recupera de forma diferente a lo que en realidad ha vivido. Por lo tanto, la forma de organizar y distribuir la información es distinta en cada persona, así como su distribución y posterior recuperación y proyección. Esta última , es posible que se haga de forma compleja y que se produzca en todo el organismo.

    El Aventurero llama la atención sobre que esa información, esa memoria, se produce a niveles muy poco detectables aún, pero ahí está, como podría ser ese “cuerpo sutil”, que podría estar configurado por la danza vibrante de esas dos energías que
    ¿constituirían el soporte de nuestra existencia vital, o , una parte importante de ella?

    Contestar
  3. leocadia
    31 marzo, 2016

    Sinceramente me sorprende que aun podamos entender la relación sexual o el comportamiento de la sexualidad en el plano físico como una ” mera necesidad biológica ” y no como un camino de trascendencia. ” Así en la tierra como en el cielo”… porque el cielo sin la tierra posiblemente deje de tener significado, o porque quizá no exista frontera entre lo uno y lo otro…
    Creo haber entendido que la evolución o se alcanza en plenitud o no se alcanza. Vivan la carne y sus misterios! Y con esta intervención no pretendo hacer apología ni del desenfreno bacanálico ni de la utilización del sexo. Pero si reivindicar un trato respetuoso y responsable, me atrebo a decir que hasta sagrado, de la materia o lo físico, y empezar a soltar lastre a este respecto…

    Contestar
    • ipso-facto
      2 abril, 2016

      Estimadas: Esa conjunción de referencia ya estaba analizada por el pensamiento antiguo y los ejemplos de “hermafroditismo” que se daban, e incluso eran plasmados por los artistas de aquella época. El hermafrodita verdadero posee ambos sexos y ambas sexualidades, y la mitología griega habló mucho de ello. En la actualidad se siguen ocultando estos sistemas unificados porque siguen siendo dolorosos para el mundo actual, requieren de operaciones, y producen vidas muy conturbadas. Sin embargo podemos encontrar una situación similar pero no idéntica en los temas de las sexualidades no definidas que pugnan por una definición que los libre de esa dualidad no asumida ni sensible ni socialmente.

      Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba