Párrafo 10.21

10.21 “Los mares internos se llenaron de cenizas y arrepentimientos, y se orquestaron los pecados y creció el sentimiento general del sexo ligado al poder”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Desde tiempo inmemorial, el sexo ha constituido el principal escenario donde se ha venido librando la batalla entre lo moral y lo inmoral, lo virtuoso y lo pecaminoso, lo confesable y lo inconfesable. Todo ello administrado por unas estructuras eclesiales y religiosas convencidas de que la búsqueda de la trascendencia y el placer eran incompatibles.
Lo realmente sorprendente es que calase en las gentes esa mentalidad.

¿Será porque las formas habituales de practicar el sexo estaban, y están, más próximas al impulso de conquista y posesión (rasgos típicos del poder), y que debido a ello difícilmente podía ser asociado a una vía de crecimiento personal, convirtiéndose en cambio en terreno fértil para alimentar una cierta sensación de oportunidad perdida, equiparada interesadamente con el pecado doctrinal?

Por otra parte, al fomentar la visión del sexo como inevitablemente pecaminoso ¿no se contribuía a que la tensión de fondo, entre lograr el propio placer o potenciar la entrega, pareciera estar inexorablemente abocada a saldarse en favor de lo primero, nublando así la posibilidad de que pueda darse lo segundo?

Podría concebirse, desde esta perspectiva, que a lo largo de la historia hayan existido, según dicen, ciertas interpretaciones religiosas dispuestas a concebir el sexo como un medio de desarrollo genuinamente espiritual.

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. A quien yo quiero
    17 abril, 2016

    No me digas que no sabes a quién estoy yo queriendo, porque si tú no lo sabes ya me dirás a quién puedo preguntarle sin que digan que pues que a ti y que soy necio.

    Necio porque no eres buena, necio porque eres muy falsa, necio porque hasta dormido sueño que cuando despierte serás y no te soñaba.

    Así que no me lo digas, por favor, que no hace falta, para que nadie se entere, ni siquiera tú, mi amada, de que quiero a quien existe sólo en sueños que son… nada.
    Nada, nada, sólo sueños; y tú, falsa, falsa, falsa…

    Contestar
  2. Eolo
    17 abril, 2016

    La disección que hizo el pensamiento occidental a través de la filosofía y la religión, entre la mente y el cuerpo, simplemente conduce a una estructura disociada. El Poder bien sabe de las artimañas que ha de emplear para conducir al Alma hacia destinos que alimenten su beneficio.

    Todos, y digo todos, incuidos los actuales, los intentos por revincular al hombre con su cuerpo han sido y son perseguidos hasta su aniquilación. La más novedosa estrategia represiva es la consideración del sexo como reivindicación del anonimato, retornando la búsqueda de la identidad a la endogamia de la que salió.

    Al enjaular la sexualidad en el terreno diabólico, nunca podrá auparse en su grupa para alcanzar otros horizontes, y se la condena a actos de autoafirmación en bucles sucesivos que se sirven a si mismos, en los lugares primarios en los que se esconde el Ego.

    Contestar
  3. Una
    24 abril, 2016

    Eolo, a que te refieres con “reivindicación del anonimato”?
    gracias…

    Contestar
  4. Eolo
    30 abril, 2016

    En la trayectoria de la conformación de la identidad -el único camino evolutivo consciente-, caben dos polos extremos. Aquel que lo limita por sistema evitando cualquier cambio, y aquel que huye del si mismo que aflora.

    Estos últimos, más propios de urbes disipadas, juegan a “no ser ellos”, y su sexualidad es uno de sus instrumentos principales para lograrlo. Por eso, esta práctica de sexualidad variada, se asoma como un elemento más en el deseo de permanecer en “el no ser yo”, en el anonimato.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba