Párrafo 10.22

10.22 “Aun si por un momento pudiéramos pensar que el alimento pránico convertido en proceso interior fuera suficiente para mantener la vida biológica, mientras recorriéramos el camino de trascender la materia habríamos muerto. La tendencia a creer que la dualidad es un destino, no una transición, se hace presente en el comportamiento de la energía, del pensamiento convencional y del aparente desorden de la materia, pero sólo es una vibración plana al encuentro de lo trinitario, que cierra el principio de lo manifestado y dimensiona el amor más allá del deseo y la necesidad”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

¿Cuál es el proceso interior que permite mantener la vida? ¿Qué significa aquí la palabra trinitario? ¿Cuál es el sentido de la última frase del autor?

Las respuestas que podamos dar cada uno, mediatizadas por nuestra propia naturaleza, no hacen sino reflejar lo que somos, y no lo que podemos llegar a ser. ¿Cómo podríamos añadir algo a lo que conocemos o transformar nuestra conciencia cuando todo lo que hace es devolvernos el reflejo de lo que vemos?

La historia de la Cenicienta, recurrente de muchas maneras en muchas partes del mundo, es una alegoría de este alma desfigurada, por el polvo y la cenizas que nos rodean; drama que se acerca a tragedia en el hombre moderno. La extinción de esa llama, que mantiene la vida biológica, sin la cual la vida se vuelve un pobre asunto, algo penoso, “tierra baldía” de donde ha huido esa chispa que mantiene vivo, latente, el encuentro con lo trinitario.

En todas las épocas, los poetas y los escritores han expresado la nostalgia por algo que se tuvo y se perdió o que es posible alcanzar, especie de tesoro de muchos ropajes y muchos nombres.

Hay espejos y espejos; y muchos grandes escritores plantean la necesidad de una cultura más adecuada, que permita elevar a la sociedad en su conjunto a un mayor autoconocimiento, ¿y qué es el hombre sino la única criatura en la que existe esta posibilidad y sobre la que recae esta tarea?

Cuando uno trasciende su consciencia ordinaria, oye la canción de la Musa, y se abre al poder femenino, como contrapartida, de la mente “masculina” en forma de yo, que a su vez se le subordina.

Añade a tu lista

5 Comentarios

  1. Loli
    25 abril, 2016

    ¿ Qué significa “como contrapartida de la “mente masculina” en forma de yo?.

    ¿Que en la dualidad en que nos movemos, hemos “estancado”, lo relativo, es decir, lo aún parcial de la energía masculina (si se puede hablar en esos términos) que se cree conocer, al ámbito de racional y analítico?.

    ¿Se relaciona, entonces, no el origen, sino el posterior trabamiento y engorde del “yo”, pero del relacionado con el “ego”, con un atrapamiento y encorsetamiento de la energía masculina, tanto en hombres como en mujeres, velando su posibilidad de abrirse a la fuerza de lo femenino?.

    Contestar
  2. Loli
    25 abril, 2016

    Pero es curioso, ¿cómo y por qué se ha trabado a “lo masculino” en el ámbito de “la ración”….de lo partido y en cierto modo, desgajado de un todo más amplio?.

    Es decir, por qué ha sido más fácil hacerlo, parece, con la energía masculina.

    En definitiva, hay algo, que difiere de forma importante en la forma no solo de desenvolverse, si no, en la forma de manifestarse, e incluso en la manera de poder ser manipulado de ambas energías, la masculina y la femenina, y , seguramente es una tontería que no aporta nada al comentario, pero me pregunto ¿por qué, si se hace tanto hincapié, aparentemente, en la “complementariedad de ambas?.

    Contestar
  3. Loli
    29 abril, 2016

    Nuba:

    Precioso el link

    Anoushka Shankar en medio de la diagonal de una alfombra cuadrada, marcando la armonía de la música a vivir en ese momento-concierto.

    La percepción es totalmente personal, subjetiva, y seguramente imprecisa… por favor, que se tome así mi comentario.

    Contestar
  4. Eolo
    30 abril, 2016

    Es tan misteriosa la relación del prana con la materia y viceversa, que no es de extrañar las permanentes confusiones que se producen en el pensamiento, incluso cuando es pensamiento transcedente. Es tan fácil negar la primera y estabilizarse en la dualidad de la segunda, que ni siquiera los más fabolusos pensadores pudieron sino atisbar la profundidad del abismo existencial que supone, cuando no cayeron en la locura.

    Es en este punto del entendimiento en el que el salto del segundo al cuarto punto solo puede revestirse de pureza al abrazo de San Jorge, el lugar en el que los dragones fallecen de deseos si no se dejan conducir por quien está más allá, en una forma de advenimiento que sobrecoge a los inocentes.

    Nunca ese camino estuvo sembrado de cenizas, nunca ese recorrido hacia el todo de la nada se realizó colectivamente. El individuo es indivisible casi solo por esta condición y atributo, en la cual el destino no puede ser ni partido ni compartido.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba