Párrafo 10.23

10.23 “Cuando los Titanes fueron derrotados por los Olímpicos el mundo agrandó la grieta del carácter banal e ilusorio de todas las cosas, la negación intelectiva se impuso como criterio a seguir imponiendo Zeus el patriarcado represivo. Desde entonces, en este reinado de los madyamikas, lo fenoménico ha sido perseguido y reprimido, arrastrando en esa perversión como símbolo a la mujer. Aunque lo femenino buscó tenazmente su vuelta del destierro a través del mundo del arte, incluso ahí el idioma dominante sigue siendo cognitivo, y a pesar de los esfuerzos realizados por la mujer para trasformar el modelo, en la mayoría de los logros conseguidos flota un grosero dominio de lo patriarcal. No debería ser olvidado que el único chakra abierto comúnmente a la percepción de los sentidos sigue siendo el muladhara”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Del rojo de las cuatro hojas de la flor de loto nacen, crecen y se expanden por el organismo las energías que configuran las estructuras masculinas y femeninas. Esta apertura lejos de ser sólo una ventaja es una responsabilidad. Una responsabilidad tal que, mal mirada, desemboca en un ejercicio de poder sobre la entrega del que nos sueña, o del que potencialmente puede llegar a hacerlo. Este tipo de actos han venido a establecer eso que se conoce como el patriarcado y el matriarcado, igual de dañinos ambos.

El patriarcado, que posiblemente esté dando sus últimos coletazos, ha relegado a la mujer a la sombra, a un segundo plano en todos los ámbitos, lugar desde donde ésta ha tenido la fuerza suficiente de florecer sin luz, a pesar de los intentos desde el poder de esconder de ella el Sol. Esta potencialidad de lo femenino, su compleja observación de la naturaleza, nos da visos de su auténtica fuerza y a la vez es posible que ayude a lo masculino a deshacerse del yugo de lo patriarcal. Pero no nos confundamos, la mayoría de reivindicaciones de la mujer a día de hoy no son más que un intento de ésta de asomar la cabeza con las mismas armas que el hombre un día usó para su sometimiento. El acercamiento que se puede observar a menudo en el comportamiento de la mujer hacia el comportamiento masculino no es más que un alejamiento obvio y muy dañino de lo esencialmente femenino. Sigue siendo el poder, desde lo sexual, lo que guía esta ilusión de florecimiento, sin embargo, a día de hoy y a diferencia con el pasado histórico más reciente, éste se ejerce a ojos de todos. Y lo que es peor aún, este ejercicio es aplaudido no sólo por hombres, si no también por las propias mujeres.

Entender lo femenino como una interrelación dependiente de todos los fenómenos que pueblan lo que denominamos naturaleza es esencial, y así nos lo apunta la interpretación madyamika de la teoría cuántica. Sin embargo, usar lo femenino, aún entendido desde esta perspectiva, como excusa de una complejidad malentendida que esconde y potencia los miedos y la cobardia, sólo da alas al modelo patriarcal del sistema desde el miedo y el sufrimiento masculinos.

Añade a tu lista

15 Comentarios

  1. ari guari guari popoo mushuringá
    1 mayo, 2016

    Lo que poco se entiende es el porqué la mujer paso desde los tiempos remotos de su dominio sobre el desarrollo de la civilización merced a su control sobre las bases de apoyo -crianza, hogar, organización, sedentarismo, comida- a ser relegada a la función dependiente de las acciones móviles del hombre -la caza, la prospección de hábitats, la defensa, la conquista, la construcción de refugios… Porqué, en definitiva, el matriarcado básico y la función inspiradora -diosas, augures, hogares- fue reemplazada por la de conquista y establecimiento. En la sociedad actual, la mujer parece acometer la decisión, entre otras, de independizarse del sistema patriarcal a través de su vida en independencia y soledad, parir hijos sin padre reconocido/visible, acceder a los puestos dominantes en la sociedad sin recurrir a apoyos históricos, etc.

    Contestar
  2. Eolo
    1 mayo, 2016

    En el cerebro de la humanidad, la tensión dentro del vínculo entre las emociones y los procesos analógicos no eran capaces de sostener el impulso del progreso global. El animismo no podía soportar el despertar de una primaria conciencia racional, llegada con el dominio de la tierra como espacio de cosechas.

    No lo pusieron fácil ni unas ni otros, y entre castraciones y violaciones se hizo un tránsito brutal, creando una dimensión aún mayor entre lo fenomenológico y lo anímico, y casi impidiendo los pasos místicos de todo el colectivo.

    Ahora la mujer cree estar volviendo al centro del espacio humano, cuando sigue obedeciendo el mandato patriarcal de no dejar nacer a Habis, negando con ello su propia naturaleza de fecundidad trascendente, Las arpías prosiguen su venganza desoyendo la letanía trágica y visceral de las Vírgenes oscuras.

    La búsqueda de la independencia es solo la respuesta al anhelo patriarcal de evitar lo que más daño le hace, que es el mensaje del Amor trinitario del Cristo. Y con ello la mujer niega lo que más profundo le es dado a conocer, el latido incesante del muladhara en el oido del feto.

    Contestar
    • comsi-comsá
      14 mayo, 2016

      ¿Es ésta una postulación patriarcalista? Porque a eso suena desde que a alguien se le ocurrió decir/escribir que la mujer había sido dada a Adán desde una costilla de su propio cuerpo. O sea, dependiente hasta de nacimiento.

      Contestar
  3. Rafa
    2 mayo, 2016

    Eolo, me parece muy interesante tu exposición, además de que por mi parte es irreprochable.

    Pero permíteme alguna matización que nace de preguntas que yo me formulo.

    Creo que el espacio de las cosechas , el comienzo de la agricultura, (produce que el hombre deje de referenciarse con la luna y que incluso la forma de contar cambie, la base del 12 , las doce lunas)

    En un mundo menos intuitivo, el matriarcado está abocado a esa primaria conciencia racional, y que el transito fuera o no brutal, quizá fuera determinado por la misma naturaleza de la materia.

    Creo que los intentos de no dejar nacer al rey de Tartessos, Habis, se han producido permanentemente a lo largo de la Historia.

    Una prueba manifiesta, es la helenización, ocultación, del mensaje de Amor Trinitario, como tu bien dices, que protagonizó entre otros Pablo de Tarso en sus epístolas, dentro de aquel primitivo e incipiente cristianismo, sobre el verdadero trabajo hacia lo femenino, o quizá trinitario, que encierra en si mismo el mensaje crístico.

    Gracias, un abrazo

    Contestar
  4. Voces muertas
    2 mayo, 2016

    Tres por cuatro doce lunas veinticuatro medias noches cuarenta y ocho las horas de dos días y los primores como guardan en sus manos pequeñitas los relojes que marcan midiendo el tiempo desvelado del insomne que despertará sabiendo que mientras la vida ronde la muerte tendrá perdida la partida en que el redoble de tambores que se alejan dejando en el horizonte el batir de alas truncadas y arrancadas de sus goznes las bisagras que dan juego con ventaja y sin mandoble a los goces de maltrechos malhadados estertores que se escapan cual malquistos despreciables malhechores que no hicieron otra cosa que mal echar por la borda qué hubo de bueno algún día en las idiotas que adoran a dioses que sólo quieren que nada les haga sombra que oscurezca las virtudes de un hacer que no les honra más allá de la espesura que se expande y que desborda los límites de las lindes de lindezas con que exornan la exhortación a dar pábulo por fuerza y en mala hora a qué dijeron las voces de las proscritas que ahogan en silencio las verdades que a sus gargantas afloran sentenciadas a ser muertas si osan salir de las bocas.

    Nota: por un sentido práctico de la vida que se ha impuesto en nuestras sociedades no sé por qué motivos, las mujeres han elegido masculinizarse, sin rechistar. Las proclamas de las feministas son tan sólo una prueba más de que han doblado la cerviz.

    Contestar
  5. Pazpatti
    3 mayo, 2016

    Revisad el texto que tengo la sensación de que al transcribirlo alguien ha cambiado la palabra femenino por la palabra fenoménico, confunde un poco (desde entonces, en este reinado de los madyamikas lo “fenoménico” ha sido perseguido…) abrazos

    Contestar
    • Alicia
      4 mayo, 2016

      Me ha surgido la misma duda que a ti, pero voy al libro y veo que está bien transcrito. He buscado en internet “madyamika” y en este enlace https://es.wikipedia.org/wiki/Interpretaci%C3%B3n_Madhyamika y en los enlaces a que conduce puedes encontrar la explicación de por qué “fenoménico”. Lo que no implica, desde luego, que la explicación sea sencilla ni se manejen en ella términos cotidianos, de esos que utilizamos con soltura cada día.

      Contestar
  6. Loli
    4 mayo, 2016

    “Del rojo de las cuatro hoja de la flor de loto”…..¿se refiere, por un casual, a la formación de los glóbulos rojos de la sangre a partir de las ´”células madre” presentes en la médula ósea? en concreto, entonces ¿en la médula, denominada “roja”, que se encuentra, sobretodo, en los huesos planos del cuerpo, entre ellos los de la cadera?.

    Contestar
    • Uno
      4 mayo, 2016

      Yo diría que es sólo una referencia al mandala que representa al primer chackra, el muladhara. Si bien es cierto que lo de los cuatro pétalos que dices me ha recordado al Hierro ocupando el centro molecular…

      Contestar
  7. Loli
    4 mayo, 2016

    Sí, e indudablemente no es la sangre el único vehículo transportador de elementos que, de algún modo, son también reflejos de conformaciones de energía. Pero sí que es el más fácilmente observable, el más importante para el mantenimiento del funcionamiento fisiológico, y el que, creo , que es capaz de transportar y difundir, desde lo biológico, desde lo que nos es posible percibir, detectar y estudiar, aquéllos cambios que a nivel de esas energías sutiles sobre cuyos encuentros y cruces, parece se sustenta la vida en la que nos desenvolvemos , se produzca.

    Y posiblemente la “hemoglobina”, esa arquitectura proteínica que alberga al hierro….no está muy alejada de las referencias alegóricas ¿mandálicas? a las que puede que haga referencia el simbolismo de la flor de loto, y la dinámica que ese símbolo, intuyo (igual equivocadamente), encierra.

    Contestar
  8. Issa...y la música que escuchaba..
    5 mayo, 2016

    haikus de Issa ( Kobayashi) que me sugieren …para este texto:

    20.-
    onaka ha/ jigoku no ue no/ hanami kana
    Este mundo /es mirar las flores/ sobre el infierno

    21.-
    Tsuyu chiru ya/ jigoku no tane wo /kyou mo maku
    El rocío cae; las semillas del infierno hoy también se han plantado

    22.-
    Tsuyu no yo wa/ tsuyu no yo nagara /sari nagara
    Este mundo es sólo rocío, sólo rocío…
    y sin embargo…y sin embargo…

    ( impermanencia… y aún así…..( y por eso..) el mulhadara… nuestro contacto con la tierra , abierto? )

    Contestar
  9. Loli
    5 mayo, 2016

    Es verdad, Alicia, también he buscado el término madhyamika, y me he encontrado con una corriente de pensamiento altamente compleja, e interesante, tanto que al parecer ha sido objeto de desarrollo y aplicación, sobretodo dentro de la Física de Partículas y de la Mecánica Cuántica, al parecer.

    Su estructura de pensamiento, (esto es ya especulativo, seguramente), puede que encierre claves interesantísimas para el avance en estos dos campos, y así parece que se aplicó y se sigue haciendo actualmente.

    Lo más interesante es que es una corriente filosófica que directamente entronca con el “pensamiento” que se podría denominar “complejo”…¿no?

    Contestar
  10. Alicia
    6 mayo, 2016

    A ver si es que yo me entero o estoy leyendo o interpretando algo mal.
    Cuando leo en el texto “imponiendo Zeus el patriarcado represivo. Desde entonces, en este reinado de los madyamikas, lo fenoménico ha sido perseguido y reprimido,” entiendo que eso de los madyamikas no gusta mucho al autor (lo digo en forma muy coloquial). Y cuando leo en este enlace:
    http://filosofiaoriental.idoneos.com/madhyamika/
    parece que son cosa buena.
    Es decir, que me hago un lío.

    Contestar
  11. Alicia
    6 mayo, 2016

    Claro que, si me extiendo un poco más, eso de las equidistancias me suena a mí como que a nadar y guardar la ropa, o soplar y sorber; que como objetivo a lograr desde el dominar la “pasión” (que siempre condiciona de algún modo cuando se adoptan posturas definidas) puede estar muy bien. Pero dado que desde la condición humana somos pasionales – y duales, pero no pasa nada; a base de dualidades nos vamos aclarando – encuentro yo que hay algunos ten-con-tenes que, por muy buena voluntad que se ponga, quedan forzados, artificiales.
    Y si nos empecinamos en optar por el artificio como postura ante la vida, me temo que no llegaremos a buen puerto.
    No me explico bien, lo sé. Pero el tema es complejo y las palabras siempre huidizas.

    Contestar
  12. Loli
    8 mayo, 2016

    En el Glosario Teosófico de H.P. Blavatsky, describe a los madhyamikas como “una secta mencionada en el Vichnu-Purana”, y refiere que en China y el Tibet tuvo origen “una escuela posterior con este nombre que enseñaba un sistema de “nihilismo sofístico”.

    No sé…., teniendo en cuenta que, al parecer, el nihilismo centra su estructura de pensamiento en la negación, el escepticismo respecto a la finalidad objetivable de las cosas y su existencia, y el sofismo defiende el “argumento aparente con el que hacer creer que lo falso es verdadero”, nos encontraríamos ante las bases de la “demagogia”.

    Sin embargo, esa misma duda sobre lo objetivable de lo “observado”, dependiendo de “observador”, entroncaría, entronca, perfectamente en el tipo de estructura de pensamiento que está facilitando la profundización en la Física de la materia…las partículas…y la Mecánica Cuántica…da la impresión.

    De la misma manera, parece que “madhyamika” viene de la también palabra sánscrita “Madhyama”, que según el Glosario anteriormente citado, se aplica a “alguna cosa sin principio ni fin, y que la palabra Vach (sonido, el Logos femenino), se encontraría en varios estados, uno de los cuales sería el Madhyama”.

    Bueno, entiendo que esto es complejo y desglosar y comprender mínimamente es una tarea muy difícil….en mi caso imposible…., pero…,y es otra especulación…., ¿podría referirse el texto a un determinado ciclo del hombre…donde predomine el pensamiento analítico, por encima del perceptivo, por encima de lo sensorial y lo sensitivo? . ¿Sería a éso a lo que estaría intentando volver lo femenino desde el arte?. ¿Significaría integrar lo analógico, lo sensorial…en lo cognitivo…de lo que actualmente está desterrado, o despreciado?.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba