Párrafo 11.19

11.19 “Dicen los magos que si la responsabilidad es tener valor en suficiencia para asumir el estado que se tiene y transformarlo, en ese proceso se está dando de beber al alma que tiene sed al tiempo que a todas las almas que esperan agua.”

11_19

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

En una sociedad como la nuestra, tan condicionada por los conceptos de culpabilidad y de inocencia, es difícil comprender en qué consiste la noción de responsabilidad.

Según este texto, es una cuestión de valor. Y es cierto que para asumir el estado que se tiene hace falta el valor de reconocerse uno a sí mismo, sin tapujos ni máscaras, en sus perezas, en sus debilidades y, sobre todo, en sus trucos por exonerarse, por justificarse, por salir airoso e inocente de nuestro propio juicio.

Parece, entonces, que la responsabilidad requeriría, en principio, dejar de mirarse con los ojos con los que creemos que nos contempla la sociedad para hacerlo desde nuestra íntima y honesta perspectiva. Con un criterio: el de cambiar todo aquello en lo que podamos mejorarnos. Reforzado por otro: que no se trata de valorar previamente si podemos o no cambiarnos en esto o aquello, sino que, por principio, debemos asumir que siempre podemos.

Desde este punto de vista, parece que el ejercicio de la responsabilidad requeriría que al valor se le acompañase con la fe. Con la fe en nuestros propios recursos. Recursos que, quizás, ni siquiera somos conscientes de poseer. Es la fe, por tanto, en que tenemos muchos más instrumentos en nosotros que los que estamos habituados a utilizar y que, si empezamos a ejercitarlos, irán desarrollándose.

Pero, además del valor y la fe, haría falta ejercer la atención. De lo contrario, en manos de la rutina de lo cotidiano, es probable que la inercia nos lleve a ver en nosotros lo mismo que estamos acostumbrados a ver. Para desplegar toda nuestra capacidad de transformación, la que realmente tenemos, es necesario por tanto estar muy atentos a ver lo que hay que ver.

Por otra parte, si, como dicen los magos, en ese proceso se está dando de beber al alma que tiene sed al tiempo que a todas las almas que esperan agua, cabe pensar que, quizás, uno no está solo en su esfuerzo, sino que pueda recibir ciertas ayudas de quienes tanto esperan de ese trabajo.

Añade a tu lista

1 Comentario

  1. No gorda propiamente pero...
    10 octubre, 2016

    si un poquito metidita en carnes. Y lo intento, intento adelgazar y lo consigo a veces. Me miro entonces tan contenta al espejo y le digo “mira, estoy delgada”; pero él, el espejo (no sé si porque me tiene manía o porque es más crítico, presta más atención que yo misma a mis intenciones y a mis motivaciones para mis actos que yo misma), me replica que sí, “también yo lo veo” – dice – para acto seguido agregar “lo estás, y si sigues así tal vez puedas seguir estándolo hasta el fin de tus días, pero… y perdóname nena por mi escepticismo, pero es que te conozco, ¿llegarás a serlo?

    Nota: Estar y ser léanse en negrita.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba