Párrafo 11.6

“11.6 Conduce a la pereza evitando la reflexión en las trabas que estorban o entorpecen el camino hacia la fe (esencia del trabajo). Conduce a la soberbia, inventando un estado de perfección confuso y dominado por la tristeza de la prepotencia. Conduce a la ira cuando el desarrollo de los acontecimientos escapa a las predicciones calculadas. Conduce a la lujuria, buscando en el camino sexual un símbolo de poder que reemplaza el amor mistérico. Conduce a la avaricia al estar materializando la vida hacia el objetivo único de la supervivencia. Conduce a la envidia al buscar en la comparación las justificaciones a comportamientos y sensaciones. Conduce a la gula por ser incapaz de distinguir un acto de comunión de la depredación feroz y salvaje, sin que asome ningún planteamiento elevado espiritual, mistérico o simbólico.”

11_6

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Cuando el fino equilibrio de energías que da la bienvenida a un estado evolutivo personal superior se ve alterado por un suceso vital, los cruces de caminos se convierten en lineas paralelas, y nuestra química se ve invadida por un funcionamiento de poder orgánico que desemboca en un estado de consciencia limitado. Aquí es pues cuando el cielo en cada uno de los siete Reinos se nubla, amenaza tormenta, y los reyes se visten con caretas argumentando burlescamente que nada hay más allá de los muros de su Reino. Así este estado nos conduce a todos y cada uno de los pecados capitales. Porque cuando un camino del laberinto se llena de niebla y desaparece, éste pierde todo su sentido global.

Los muros que delimitan nuestro pequeño Reino nos hacen creer que todo lo que dentro de ellos se halla, es todo lo que hay. Y así, despreciamos todo aquello que queda más allá nuestro conocimiento porque todos los caminos dentro de él han sido ya recorridos. Desde este estado no se alcanza la reflexión, porque ya conocemos el fin de ésta que la convierte en obsesión. Y evitamos mirar lo desconocido, porque lo conocido nos hace fuertes. Y no soportamos que nada se salga del camino marcado, porque esa posibilidad no existe. Y así trabamos nuestro crecimiento personal, igualandolo en una burda ficción al de todos los que nos rodean, estableciendo de esta forma una lucha de poder.

Añade a tu lista

6 Comentarios

  1. Mandrágora
    13 junio, 2016

    Después de afianzar todo un modus vivendi, queda el tremendo trabajo de desasirse de los caladeros estipulados y bien arraigados donde cada cual se afianza y reconoce según el brillo que la sociedad le otorgue y permita. Siempre diré: «la gula no es mi problema porque me produce desprecio su grado de elementalidad», como si así lograra escapar de las redes creando distancia y diferenciándome de ello, sin poder soslayar lo difícil que es la autoexculpación permaneciendo en el mismo avispero y sin poder tener certeza de cuán finos son los matices donde tropezar casi sin ser visto. No es necesaria la valoración de tus semejantes de aprobación o condena compartiendo todos el mismo modelo aprendido, basta con que se vislumbre y atisbe qué porción de insatisfacción produce y qué grado de melancolía aflora para tener el aviso constatado de que «eso no». Diría que es necesaria la soledad del camino y el silencio para que la voz potente que emerge en cada uno sobresalga.

    Pero el grado de crítica e inconformismo desde posiciones ya identificadas y bien consolidadas complejiza enormemente no solo la posibilidad de búsqueda, que las más de las veces no se sabe hacia dónde, sino que detectar como carencia y logro estéril lo que gustosamente se ha amasado reiteradas veces, desvanece las más de las ocasiones el débil impulso que nace sin victoria en la mano. Sin embargo, es toda una sorpresa el ímpetu y perseverancia que algunos practican ―¿de dónde sale tanta energía?― como respetable y cuidadoso el que abandona o simplemente ni comienza. Nunca mejor ocasión para acentuar el no caer en valoraciones o juicios si se desconoce el por qué de cada conducta, pero no puedo dejar de reiterar el asombro con el que algunos rápidamente incorporan sus nuevos descubrimientos y otros, en cambio, permanecen firmemente ensillados teorizando sus descubrimientos y cómo debería hacerse en cada caso, mientras la vida avanza y el paisaje se repite.

    Contestar
  2. Mejor me llevan....
    16 junio, 2016

    Los conducidos

    Al volante del viento
    conduce el alma mía.

    Al compás de la lluvia
    el agua de mi sangre.

    El aroma del suelo
    me postra de rodillas
    y levanto la tierra contemplando,
    los surcos de mis dedos
    cuando deja que arañe torpemente
    que busque en lo profundo
    debajo de la flor
    y me enseña la perla de “Allium roseum”
    preciosa belleza aérea y subterránea
    que majo en el mortero
    mientras ella me canta.

    La luna me conduce
    a descubrir las sombras de las ramas del álamo
    del río
    postrado en posición de salto,
    cuando las hojas le arrullan lisonjeras:
    -“antes de desnudarme
    quiero bañarme en ti”-
    le bailan.
    Y si escuchas inmóvil adivinas,
    el vuelo de oropéndolas que llegan eligiéndole

    como templo perfecto de cortejo
    y declame
    del sagrado áureo amor
    monógamo
    que sellan en sus ramas

    Conducida, abducida y dopada
    en el encantodel gozo de la escucha
    diagnostican
    que estoy enamorada
    que sabrán ellos..

    Pero de vez en cuando
    los dioses del cielo
    permiten que contemple
    el paso de dragones
    que vuelan por las nubes
    anunciando
    el próximo solsticio.
    :
    (https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10209294290936161&set=o.213783115302113&type=3&theater
    ojalá podáis verlo)

    Conducida por la pequeña vida
    que palpita,

    llevada en volandas por el pincel del sol
    en el lienzo del cielo,

    asombrada en la magia de
    ojos tristes y alegres

    apaciguada en la grandeza
    del que acepta la muerte
    abrazándose a ella
    cuando llega su hora
    y ni un minuto antes..

    Me conducen, todos me conducen
    torpe si me resisto
    torpe, en medio tanta cuerda
    que firme nos agarra..

    Pues el miedo se esfuma
    cuando padres y madres
    hijos y hermanos
    están conmigo

    Contestar
    • Mejor me llevan....
      16 junio, 2016

      Algunas erratas pues salió del tirón…( disculpen los lingüistas)
      quería decir:
      en los dos primeros versos el artículo al revés:
      “El .. del viento..conduce al alma mía…..
      El …de la lluvia –al—agua

      sobra preciosa antes de belleza ( pero como no se de versos, quería indicar preciosa con el valor de apreciada, de valiosa) pero se le va la música..
      …álamo del río– en el mismo verso…

      después, cuando hablan las hojas y le dicen: “quiero bañarme en tí- yle bai-lan
      ( porque le bailan de verdad, es como si se quisieran tirar al río. Lo que pasa en verdad, y no es poema, es que se caen ramas y raíces que llevadas por él..( río ) enraizan en otro lado y vuelve a formarse un árbol y esto le pasa a casi todos los árboles de rivera…llaman al río y éste los conduce..

      ..encanto /espacio/ gozo. pero igual quedaría el gozo del encanto ( esto es fractal te encantas con el gozo y es el gozo que te encanta; gozo encantado? ( risas que me lío)
      Y ese dragón que os pongo, obviamente no es mío pero fé doy que también los he visto algunas veces, ahí y con el telescopio más arriba se ven todos los ángeles …y algunos demonios

      ( que sería de mí si mordiera una seta… jamás lo intentaré……..)

      vienen Juan y Pedro y las brevas, vienen los días largos con su luz y su sueño perfecto en la noche, tiempos sin coche, de andar sin moverse del sitio o caminando. Tiempo para que las aguas acumuladas del invierno, laven esos siete pecados.Nos perdonen- de nuevo. Y conducidos, llevados asombrados y apaciguados muramos con las metamorfosis de la crisálidas ( que ricas las moras que tanto le gustan a los gusanitos..hace que no las pruebo…) y de ellas siempre tengo hambre.

      Contestar
  3. Loli
    16 junio, 2016

    Siete Reinos enmarcados en un estructura fisiológica y física que dibujan una forma arquitectónica: el cuerpo humano.

    Reinos cuya actividad requiere de su constante y fluida comunicación ¿hasta alcanzar una danza rítmica precisa….una melodía determinada?….

    Son siete y siete son las actitudes que traban sus mensajes y a sus mensajeros, siete los vicios que atan su vuelo.

    Reinos con sus puertas de acceso y sus moradas dentro. ¿Moradas que guardan los centros del profundo andamiaje genético que nos contienen, o que contenemos, o ambas cosas a la vez?

    Cada uno de esos “pecados capitales”, apuntan directamente a las estructuras orgánicas mediadoras de esos mensajes, el sistema endocrino.

    Siete parece que son también las actitudes capaces de cambiar las consecuencias de esos pecados o estructuras capaces de provocar combustiones inútiles, y de llenar de humo y cenizas los cielos de esos Siete Reinos.

    “Recordad, a lo único que hay que temer, es a que el Cielo se desplome sobre nuestras cabezas”.

    Esto decía, y ahora entiendo que con razón, el jefe de la tribu gala a la que pertenecían Asterix y Obélix…..allá en su “claro de bosque” oculto y recóndito.

    Porque si el cielo cae sobre nosotros, nos achatamos, nos aplanamos, ¿se pierde la arquitectura que debiéramos desarrollar?.

    Contestar
  4. Eolo
    19 junio, 2016

    Blancanieves cayó en las fauces de los siete enanos capitales por querer mantener los privilegios de la infancia caprichosa e infausta, ante los reclamos de la Diosa madre a la que descalificó como madrastra. Fue la negación a la aventura de un estado superior lo que le condujo a servir a los enanos.

    Hay que buscar el Rojofuego.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba