Párrafo 11.8

11.8 “Son los usurpadores de las verdades; algunos utilizan las probetas, las filas interminables de secuencias o las afirmaciones doctrinales convertidas en axiomas formulables. Suelen demostrar sus verdades con referencias bibliográficas que han ido recopilando de otros cómplices a los que ellos mismos han categorizado como prestigiosos. Formulan teorías que se permiten trasmitir en las escuelas, en los periódicos, y siempre respaldados por los organismos culturales dominados por el poder. Ellos no se autodenominan sabios, pero gustan que los demás se lo llamen.”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Tal vez porque el científico, académico o humanista, pone su pensamiento (teorías, postulados…, etc.) al servicio de la afirmación del modelo de realidad imperante, y no al servicio del cuestionamiento del mismo, pervierte parte del tesoro de lo que se podría llamar “conocimiento”.

Puede que los prejuicios y el miedo a desmontar lo que llamamos “realidad” sea lo que hace que la práctica ortodoxa de la investigación se configure como una estructura “blindada” y en muchas ocasiones reacia a reconocer lo mucho que todavía ignoramos de lo que nos rodea y de la Historia.

Los descubrimientos que desde la ciencia se hacen no se pueden divulgar como verdades definitivas, ni como dogmas, porque están abocados a ser completados, superados o refutados en el futuro. Aunque los modelos teóricos nos sirven para avanzar en el descubrimiento de más espacios de realidad, para imaginar el mundo, no dejan de ser abstracciones hipotéticas.

Fruto de un interés ideológico de construir una concepción general y común de las cosas, se establece la educación reglada y la universitaria, desde aquí, se trasmite lo que llamamos realidad, que es lo que mira el Rey: un conjunto de convenciones consensuadas que configuran una visión del mundo, como un velo de maya.

¿Que se puede demostrar como verdad? ¿Un tejido fenomenológico que apenas sabemos como funciona?

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. Rafa
    28 junio, 2016

    Jose de Cadalso, fué un militar y valioso literato español, que entre otras obras, escribió “Eruditos ala Violeta”
    Esta obra es una prosa satírica que pretende evidenciar a quienes piensan ´´saber mucho´´ pero dicho conocimiento es muy superficial, parodiando los manuales de ciencia universal y con esto hace mofa de la falta erudición por medio humor y la ironía, marcando los defectos de estos falsos eruditos.
    El texto está compuesto por siete lecciones (siete días de la semana) que un profesor utiliza para aleccionar a sus estudiantes, empezando con su noción de ciencia en general y luego con los conceptos de poética y retórica, filosofía antigua y moderna, derecho, teología y matemáticas, finalizando con un capítulo de miscelánea para evidenciar el conocimiento del instructor, reforzando con esto la idea antropocéntrica del renacimiento en donde el hombre debe de poseer características que lo enaltezcan permitiéndole ser íntegro y semejante a un ser superior. Estas lecciones impartidas por el catedrático tienen el objetivo de enseñarles a sus alumnos de una manera ´´encimada´´ para así lucirse en sociedad sin la necesidad de estudiar realmente. Los tópicos que hay que repetir, escritores que hay que ponderar, conocimientos que hay que fingir, habilidades que se deben manifestar

    Contestar
  2. Uno
    28 junio, 2016

    Cabría preguntarse si eso mismo que la Academia claramente hace, no lo hacen nuestros amigos leyendo un libro o escuchando una clase y haciendo suyas las verdades que éste puede arrojar. Llenándonos el pecho con nuestro conocimiento basado en la repetición loristica de aquello que consideramos verdad, y así, difundiéndolo hacia dentro y hacia fuera como una verdad absoluta e inmutable.

    Contestar
  3. Loli
    28 junio, 2016

    Partimos, creo en general, de una importante deformación educativa, en cuanto recibimos y archivamos la mayor parte de la información como “verdades” a archivar y mantener en ese estadio de “inmovilidad” y de “nada que objetar”, aparcadas en nuestra mente.

    De tal manera que esa información subyacente, debido a la manera de haber sido instalada desde la enseñanza más temprana, parece quedar aparcada en nuestra mente en distintos puntos, y desde ahí, y desde, me atrevería a decir, la inconsciencia, vigila y direcciona los procesos de pensamiento, aprendizaje y, por supuesto, comunicativos.

    Con esto quiero decir, que considero cierto el apunte de Uno en su comentario, y que es muy importante, seguramente, el hacer el esfuerzo por tenerlo presente, de traerlo a la consciencia a la hora de realizar un estudio, trabajo, reflexión…elaborar o dar salida a una idea…cualquier movimiento en este sentido.

    Pero…moverse, al fin y al cabo, porque el no hacerlo, por miedo a que nuestras distorsiones formativas, comunicativas, lo que conforma el propio ego y lo hace desde la inconsciencia…y no tanto…, el no dar paso alguno para no exponernos, no exponer nuestras carencias…solo nuestras “sapiencias”, tampoco ayuda mucho a poder cambiar alguna cosa, aunque sea solo en actitud.

    Y aquí entra otro concepto cuya denominación ya lo describe, me parece: “el valor”, algo nada sencillo.

    Contestar
  4. Eolo
    11 julio, 2016

    Párrocos que ocultan su propio descreimiento, científicos que estrenan púlpitos sobreelevados sobre la realidad, eruditos que esconden el llanto de su impotencia…, formas de tejer el olvido de las redes primarias que les acercaron a los Estados más puros.

    El niño lo tiene más fácil porque aun no ha llegado al hito del deseo, y no tiene que combatir todavía que combatir entre la Madre astral y su propio género, pero ¡qué ilusión más sublime la de fundirse con el Otro en la suerte del Tres es Uno!

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba