Párrafo 12.16

12.16 “Pero también hay biorritmos que giran alrededor de los procesos madurativos. Como en todos los casos, no tienen cadencias fijas ni son leyes aplicables a todas las personas, son referentes groseros que vienen heredados y transmitidos desde culturas ancestrales”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Parece que desde muy antiguo se han reconocido en el ser humano ciclos en relación a su desarrollo biológico. Y en base a éstos, han existido y existen hoy ritos que podríamos denominar “de paso” entre una etapa y otra.

En la cultura hindú por ejemplo una de las primeras ceremonias que se celebra es cuando el niño ingiere por primera vez comida sólida. Este es un paso esencial; comienza un cambio metabólico fundamental en el niño y a nivel relacional con el medio que le rodea. Una primera emancipación.

La primera realmente, es el comúnmente conocido como primer nacimiento, también celebrado por esta cultura. Aquí es el contacto directo con el aire sin mediación de la madre el cambio funcional biológico que se sucede en la vida de una persona. En base al número 6 el hinduismo observa estos cambios madurativos y los celebra. Ya en las culturas sumerias y acadias era relevante. Fundamental en sus tablas matemáticas y en la organización del calendario y la división del día, en base a 6 y 12. Hoy nuestro occidente continúa usando esta medición del tiempo. También el 6 aparece en uno de los libros claves de la cultura de la que nacen las religiones del libro, herederas de esta antigua civilización: en el génesis el 6º día es aún el de la creación… puede que la humanidad viva y se desarrolle aún en ese sexto día, un continuo morir y nacer, cerrar y empezar un ciclo que siempre vuelve a caer al 6. Como dice el autor, el ciclo a nivel temporal o cronológico no es estricto a un nivel biológico, pero a nivel simbólico parece bastante relevante y no alejado del funcionamiento real. Interesante es plantearse también la relación que pueda haber entre los ciclos del hombre y los de la Tierra, que parece ser no son del todo acordes. ¿Cuál será esta relación a nivel planetario? ¿Cuál a nivel cósmico? Pero esto es ya asunto de otro artículo si se alcanzara a conocer algo al respecto.

Añade a tu lista

2 Comentarios

  1. Beucis
    26 febrero, 2017

    Va transcurriendo el tiempo. Pasan años. Se caen las hojas de nuestro calendario y el
    Ultimo horizonte se va acercando y, con ello es cada vez más palpable nuestro sentimiento de responsabilidad. Esa pregunta de para que vine y adonde voy se va perfilando cada vez más nítida . Tengo un compromiso con mi vida y con la de los demás. Iré adonde el cumplimiento,o no, de ese compromiso me lo permita. Ese cumplimiento ha ido acompañado de ritmos que ha veces han impulsado. Otras no tanto. Ni el rimo, ni el tiempo se han ampliado, ni se han contraído. Soy yo la que he alargado o retraído ese fluir, ese apoyarme en los referentes que desde culturas ancestrales, se imprimen en nuestras memorias y permiten que madure cada vez y de vez en vez. Porque el tiempo, es una energía y con actitud de respeto, perderemos el miedo a su inexorabilidad, a su finitud, a ese último paso, último bioritmo. El valor nos conduce al A–Mor: la No–Muerte.

    Contestar
  2. Rafa
    4 marzo, 2017

    Curioso lo que dice el autor, biorritmos heredados, y es que nuestros relojes biológicos aparentemente contradicen la libre voluntad del ser humano para decidir con libertad.

    Parece que sugieren la idea de que nuestro comportamiento va a estar determinado de antemano.
    Pero nuestro comportamiento, no solo depende de los factores internos, que no son solo responsables de todas la variantes.

    Herman Swoboda, se cuestionó si es que pudiera haber alguna regularidad o ritmo en esos cambios fundamentales en el caracter del ser humano.
    Concluyó que incluso si alguien pudiera vivir una vida libre de influencias externas en la que nada le alterara, esta vida sin embargo, tampoco sería la misma de un dia a otro.

    Se interesó por encontrar si es que los sentimientos y acciones humanas, estaban influidos por variaciones rítmicas, y esos ritmos podían ser precalculados, y sus investigaciones produjeron evidencias acerca de los ritmos de la vida.

    Observó el nacimiento de niños, y encontró que la mujeres tenían frecuentemente horas de ansiedad, acerca de la salud de sus bebés durante días periódicos despues del parto, y esas horas de ansiedad, estaban acompañadas por la negativa del bebé a amamantarse., y esos dias el tiempo de digestión era muy lento.

    Otro investigador Files, estudió las características heredadas, especialmente de los zurdos, en las que observó mayor influencia en el ritmo de la sensibilidad (feminidad), que reflejaba un mayor grado de sentimientos creativos, como los que se observan en artistas, compositores y escritores.

    Tanto Swobodan como Files estudiaron los árboles genealógicos, esperando encontrar porqué los nacimientos seguían un patron familiar rítmico.
    Establecieron un patron biológico entre los gemelos, y entre el niño y sus padres y abuelos.

    Posteriores investigadores, han asignado este ritmo a secrecciones periódicas de glándulas que actúan sobre las células del cerebro, posiblemente la tiroides.

    Un abrazo

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba