Párrafo 12.44

12.44 “En cada hombre vive un alma que supera su consciencia cronológica.”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

La realidad subyace. En el origen de todo ya estaba todo ¿O no? Sabemos que todas nuestras posibilidades deben existir para poder ser escogidas. Ya están todas, aunque se transformen según las vivamos. Ya están todas. Pero nuestra consciencia intenta trenzar el tiempo a base de causas y consecuencias que se agolpan y apelmazan los hechos hasta que toman la forma de nuestros deseos ¿Y el resto? Se sale de nuestro discurso porque discurre de otras maneras. No sabemos por qué, pero siempre falta algo, algo que no ha pasado. Es decir, que existe de alguna forma, pero no se ha producido. Está y no está. Eso no puede ser admisible bajo un punto de vista, digamos, binario: las cosas son o no son porque si no, no tendríamos clara la secuencia de los hechos. Pero tampoco está clara. Soñamos y pasan muchísimas cosas de forma simultánea: sabemos que nos estamos preparando para el día siguiente. Nos despertamos y empezamos a contradecirnos, no escuchamos aquello que nos ha impregnado, montamos sobre el tiempo otra vez como si fuera un caballo manso y le hacemos caminar por los mismos sitios fingiendo que avanzamos. Pura obsesión. Y sin embargo, sabemos que hay cosas que trascienden el tiempo. Como amar. Tiene que ver con dejar que suceda lo que tiene que suceder. No manipular. A veces, se transparenta algo en nuestra actitud y nos sentimos más cerca. De algo que, por fin, tenía que darse. Y eso nos libera de cosas del pasado o del futuro, no sabemos. Porque sí existe el eterno retorno de quienes somos, en cada instante. Y tal vez, en ese momento, el alma nos hace saber que vive. No que nos habita, sino que vive. Sin lazos ni límites: pura sangre. Por eso, “quien busca entenderla, no la entiende. Y quien busca no entenderla, la entiende”.

Silencio.

Añade a tu lista

3 Comentarios

  1. Rafa
    23 octubre, 2017

    A veces nos preguntamos ¿que es una abstracción ?.

    Cuando alguien pinta un cuadro abstracto, a que nos referimos ? ; una fórmula matemática decimos que es una abstracción ; a una creación nuestra, que está en nosotros, sabemos que existe pero no vemos, le llamamos abstracción.

    El alma es una entidad abstracta; la religión dice que el hombre está compuesto de cuerpo y alma, y que el cuerpo es material y el alma espiritual.

    Y si el alma estuviera compuesto de una especie de materia que no vemos, que no conocemos y por tanto no se rige por los mismos principios de espacio/tiempo.

    Sería evidente que el hombre no tendría consciencia de ella, no formaría parte de su realidad, y sin embargo el alma estaría ahí con nosotros para darnos el impulso vital que nos alienta en cada acción.

    Muchas veces usamos términos que pertenecen a la vida psíquica, de los que no somos muy conscientes, por ejemplo decimos de un hombre malo, que es un desalmado, sin saber muy bien lo que es.

    Nada fuera del tiempo tiene consciencia cronológica .

    En cualquier caso todos intuimos que nuestra alma está ahí como una sombra, un principio de vida que nos acompaña, y nos trascenderá.

    O somos nosotros los que le acompañamos a ella ?.

    Un abrazo

    Contestar
  2. Alejandro
    25 octubre, 2017

    Muy bonito comentario, que muy elegantemente nos hace respirar que en cada instante existe la posibilidad de vivir hacia la aventura, porque alguna parte de nuestra naturaleza ya la comenzó y sueña con refrendarla en la consciencia.

    Contestar
  3. Nuba
    26 octubre, 2017

    Antes de irme, aún no me he ido.
    El acá me llena con sus misterios y con sus aromas
    y si llega el allá- a veces ha llegado junto con el allí aquel… con el que aprendo, pero sobretodo, me encanto y desencanto con el ahora.
    (¿mé? sí. Pues habla ella que conoce mis limitadas experiencias- aunque podríamos hacer los ay y los aleluyas perfectamente polifónicos, con las otras almas que nos miramos y eso es lo que hacemos las más de las veces).

    El ahora es un piano que no apela a la inmortalidad, apela a la belleza sublime de quienes se dejan llevar por las notas que su alma les marca en el silencio unido con el ritmo.

    Los finales de octubre, con calor o sin él, siempre traen hojas rojas , ocres, amarillas, verdinegras, y hasta azules y malvas, que alfombran los resecos suelos para acolcharlos.

    Y aún desgranamos. Qué placer, qué privilegio… teñirnos las manos …dejar que el alma las atraviese.
    https://www.youtube.com/watch?v=9SdPjl-P-ug

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba