Párrafo 13.11

13.11 “La impotencia es propia del que no renuncia porque la renuncia es consustancial a la fe, sin ella no se concibe. Y asumir el estado en que se vive está ligado a la convicción profunda de que recorrer el espacio que separa el estar del ser es la vida del espíritu, y ello se alumbra con la fe, y para ello no hay que afianzarse en el binomio razón sentidos, porque no conviene olvidar que cuando se alza la vista y se contemplan las estrellas, muchas de las que los ojos ven ya no existen, son imágenes del pasado, y hay otras que ya han nacido cuya imagen todavía no ha llegado.”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Después de muchas caídas, después de muchas y trabajosas levantadas, después de querer huir ¡tantas veces! del soplo de Shiva porque tenemos miedo y no queremos perder y tener que abrazarnos al cero ni queremos dejar de desear lo que creemos mejor para nosotros ni tampoco admitir nuestra ignorancia ni ser capaces de abandonarnos ni anhelar y decir desde nuestra única verdad “así sea y desde ahora”, es en ese momento en el que nos contemplamos con todas nuestras luces y sombras, y nos aceptamos y renunciamos; es en ese momento cuando seremos capaces de recorrer el espacio que nos lleva del estar al ser, con fe, con la ayuda de la fe. Poco a poco nuestra dualidad se irá diluyendo, poco a poco percibiremos imágenes de estrellas que romperán aguas para nacer y que preñarán los espacios, porque hemos querido aceptar el lienzo de la Verónica, mirarnos en él, escudriñarlo, y al rebufo del soplo de Shiva lidiarlo.

Añade a tu lista

5 Comentarios

  1. Rafa
    8 enero, 2018

    Entiendo que la renuncia, va indisolublemente unida a la entrega, así que no puede haber renuncia sin entrega, ni entrega sin renuncia.

    Pero cuando renunciamos a algo, nos entregamos, muchas veces inconscientemente a un nuevo estado que desconocemos.

    Pero solo se puede renunciar en la fé y la confianza de que ese nuevo estado, ese camino que hemos elegido sin saberlo, va a ser mejor que el antiguo y nos va a acercar a nuestro auténtico yo.

    Pero si no renunciamos, somos impotentes, no podemos producir ningun cambio, porque el antiguo estado lo ocupa todo.

    Entonces, antes que pretender un nuevo estado, debemos renunciar permanentemente al antiguo.

    Si nos atenemos al binomio razón sentidos, seguiremos generando desde el estado en que nos encontramos.

    Porque donde estamos y lo que vemos, son las estrellas que ya han pasado, ya no existen

    Y el nuevo estado, ha nacido ya , aunque todavía no podamos verlo.

    Así que un abrazo, a mis nuevos amigos.

    Contestar
  2. loli
    10 enero, 2018

    “Nacer a un nuevo estado”, de algún modo, puede que lo tengamos conceptualizado como “estar mejor”, “más libres” o más “conscientes”…puede…no digo que sea así, pero intuyo que normalmente asociamos lo de “nuevo” a todo aquello que desde la razón, el estereotipo social, consideramos lo más cercano al “modelo” de personalidad que hemos idealizado…y convertido en deseo.

    Discriminar que, “nuevo”, quizás, no significa necesariamente encontrarnos mejor dentro del paradigma arriba descrito, y que, sin embargo, puede suponer acceder a una situación, o mejor, a encontrarnos ante el espejo sin azogue, ante la Verónica, y contemplar la realidad de todos los enredos sedimentados que enlodan nuestras “aguas”, y reconocer eso es lo “nuevo”, porque hay un trabajo, sin embargo, que ya la consciencia es capaz de alumbrar, y con ella un camino de limpieza…a recorrer…, y reconocer que eso es lo “nuevo”….

    ¿Eso también es entrega?…Seguramente sí…pero abrazada a la fe y convocada a quien es capaz de señalar los caminos…Se impone ser valerosos…¿se impone trabajar el Valor como legado precioso para los seres humanos que decidan llegar este mundo?.

    Contestar
  3. Rafa
    10 enero, 2018

    Si alguien se imagina un cambio a un nuevo estado, a uno mejor; sucede y lo reconoce como el se lo habia imaginado, ” es que no ha cambiado “.

    Solo cambiamos, cuando ampliamos nuestra realidad, cuando por decirlo de alguna manera vamos hacia una hiperconsciencia, cuando desde la torre de babel de nuestro pensamiento no podemos alcanzar algo verdaderamente original ; solo podemos renunciar y entregarnos a lo desconocido, a la aventura, y desde algún lugar de la nada, del no tiempo, surgirá.

    Es que decir nuevo, quizá equivoca, somos nosotros mismos re-novados, re-nacidos, es el des-cubrimiento, es encontrar la parte espiritual que todos tenemos, es ampliarnos.

    Un abrazo

    Contestar
  4. Alicia/Afrodita
    11 enero, 2018

    ¿Para que algo pueda ser pensado tiene que existir?
    ¿Para que algo pueda existir tiene que ser pensado?
    ¿La fe utilizada como muleta es verdadera fe?
    ¿La bondad utilizada como arma arrojadiza es de verdad bondad?

    Contestar
  5. loli
    12 enero, 2018

    Hola Alicia,

    Intuyo que respecto a las dos primeras preguntas, queda aún, un largo camino, a la Humanidad, en general, para poder acceder a su contestación.

    Ese camino requiere de Fe….,creo sinceramente que sí.

    ¿La verdadera?, pues posiblemente no, pero es que todavía, desde la utilización parcial de nuestras posibilidades, no podemos hablar de nada “real”, pero sí fomentar la “intención” de acercarnos los más posible….es un trabajo, y quizás sí, lo que entendemos como “fe” en pequeñito, en principio sean unas “muletas”, como dices, pero ya es una intención emprender un camino “incierto”, y más con “muletas”…indica algo.

    El “buenismo”, puede ser el término que defina tu tercera pregunta…pero es que tampoco desde el estado en el que estamos aún, la mayoría es posible que pueda acceder a lo que realmente supone el concepto de “bondad”, y también muy posiblemente, solo unos pocos sean capaces, desde otro estado más elevado y sabio, de ponerlo en práctica sin desvirtuarlo…

    Sin embargo, entiendo, que por algún sitio hay que empezar a moverse…aún con “muletas”, aún intenciones estereotipadas….porque, si no…., ¿cómo reconoceremos las diferencias, cómo nos acercaremos a realidades más amplias de nosotros mismos, si huimos de la experiencia…., la experiencia de vencer el miedo, muchas veces, primero?.

    Y eso es verdaderamente difícil, y duro, para muchos, o algunos de nosotros,….pero me temo que no cabe otra.

    Un saludo

    Un saludo

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba