Párrafo 14.10

14.10 “Hay un arte del movimiento en el que el artista se liga con los cuatro códigos que forman el mundo telúrico, los recorre, los interioriza buscando encuentros sensoespaciales, creando vacíos por donde llegan los puentes cargados de líneas imaginarias que energetizan el espacio, tormentas de vectores que se unen y se dispersan distorsionando la convención del desorden. Los pies transmiten palabras de idiomas desconocidos y retornan reflexologías que sorprenden los pactos monótonos de los órganos. Las manos indican recorridos, como si conocieran los caminos del níquel y de las lenguas de agua de las dragas y del fuego de los dragones que delatan los misterios de todos los lenguajes y abren las puertas del desierto donde termina el malva. El baile asombra a los pensamientos que han construido en el cerebro castillos inexpugnables con amalgamas de deseos confusos y piedras de toxinas, las hormonas despiertan y llaman a la puerta de la célula para anunciar que todos son los primeros y los últimos momentos. Ésta es la magia de los mudras, del idioma de los movimientos que alteran la consciencia en busca de un paso de libertad.”

COMENTARIO DEL AVENTURERO

Es la Tierra una Luna negra de hierro y níquel, que gira inmersa en un fuego líquido, cubierto por un manto fragmentado y horadado de silicatos y sílice. La recorren ríos internos de agua, lava y magnetismo; ocupando cuevas, colmatando dragas, alimentando volcanes y sacudiendo las rocas y los suelos. Y brotan de lo más profundo las emanaciones de un imán; que la recorren, la atraviesan y viajan hacia el espacio, hasta encontrarse con los fotones y el viento solar.

Entre la tierra y el cielo transcurre la vida, nutriéndose de impulsos telúricos y cósmicos. Es el universo una inmensidad vibrante, un tejido de ritmos, ciclos y latidos sacudido por la danza de Shiva; el danzarín de cuatro brazos que se apoya sobre la pierna derecha pisando al enano del olvido, para que podamos recordar cuál es nuestra esencia, cuál es nuestro origen y cuál nuestro destino.

Danzar con el mundo, fluir con él, posiblemente consista en saber dónde y cómo colocarse. Es suficiente con moverse, o con cambiar el gesto, para colocarse en un estado físico, y en consecuencia mental, distinto. Cada sucesión de gestos y de movimientos nos lleva a unas sensaciones o a otras y nos predispone a tener, o evitar, ciertos pensamientos. No se baila igual una soleá que unas sevillanas, ni en el mismo momento del día.

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. loli
    23 mayo, 2018

    Cuatro son los puntos cardinales.

    Cuatro las esquinitas donde el ángel guarda los sueños infantiles.

    Cuatro Fuerzas Físicas delimitan los márgenes de la vida: La Electromagnética, la Débil, la Fuerte….y la de la misteriosa Gravedad.

    Cuatro extremidades preparadas para movimientos aún no desplegados en todas sus posibilidades.

    Cuatro extremos alargados que, desde la posición erguida, buscan el aire….

    Todo parece estarnos indicando que estamos posibilitados para algo más que posturas groseras, para mucho más que actividades ligadas a la mera supervivencia.

    El arte, en el baile, en la danza…cuando conduce, casi de manera intuitiva, a colocar brazos, manos, pies, el cuerpo…en espacios invisibles, abrazando y apoyándose en estructuras que parecen no existir, donde solo acertamos a concluir que es el aire lo que llena los espacios “vacíos”…., es entonces, lo artístico, …lo que nos está poniendo en contacto con los mundos sutiles de los que formamos parte.

    El movimiento, preparado en nuestra propia conformación física y biológica para ello…un sistema nervioso…listo para los movimientos más precisos, matizados y delicados, puedan ser ejercidos, una sensorialidad que puede permitirnos reconocer nuestra posición en el espacio que creemos conocer….y en otros espacios en los que también vivimos, y que solo somos capaces de acceder a ellos durante el sueño…

    Tenemos los sentidos preparados para acceder más profundamente a las fronteras de las Cuatro Esquinas…

    Acercarnos…supondría, quizás, que hemos reconocido, o, al menos vislumbrado, el sendero artístico, que hemos escuchado la música que suena desde vibraciones inaudibles…aún.., de sus caminos, y que decidimos adquirir el compromiso de cultivar la atención y el cuidado en nuestras acciones…en los movimientos que las guían.

    Y quizás, ese intento… aunque solo fuera eso, intención, nos colocaría en una posición, al menos suficiente, de presentarnos al Angel de esas Fronteras, el que podría hacer llegar los nuevos mensajes a las membranas de nuestros espacios celulares.

    Contestar
  2. Alicia/Afrodita
    23 mayo, 2018

    Alterar la consciencia hasta despertarla; que abra los ojos, y se desperece y se estire y se quite las legañas. Y con la mirada limpia se sorprenda ante quién sabe cuántas consciencias que aún dormitan, ahí, dentro de uno mismo y sin saberlo.
    Dan ganas de aprender a bailar…
    ¡Por qué no a volar!

    Contestar
  3. Rafa
    24 mayo, 2018

    El Dragón alado, es concebido en bastantes culturas como la Madre primigenia, o última sustancia base compartida por los cuatro elementos (aire, fuego, tierra y agua), afirmando la visión telúrica de la Madre primigenia (la formación de la materia).

    Enclavados como estamos en un mundo material, somos prisioneros de él, pero con unas cadenas que son también promesa de libertad y armonía.
    Y está es nuestra posibilidad, convertir la carcel en una catedral.

    Dice Albert Beguin que:

    La influencia de lo telúrico fué dominante en los primeros tiempos; época de videntes, de hombres contemplativos, que todavía se da entre algunos de los hombres del oriente actual, que se oponen a los tipos occidentales activos y cerebrales.

    Se dice tambien que el sueño, es producto de la tierra y la vigilia del sol.

    Ya es sabido que existen unas lineas de energía que recorren el campo magnético terrestre, llamadas lineas de luz o sendas del dragón, y son alineaciones de energia que se localizan en vórtices magnéticos, en la mayoría de lugares sagrados del mundo.

    El artista se funde con todas estas inluencias del entorno, y lo plasma en movimiento.

    Dice John Martin, crítico especializado en danza del New York Times

    Es innegable que el ser humano manifiesta instintivamente y sin raciocinio alguno, su estado interno a través del movimiento y que este movimiento está siempre directamente relacionado con la emoción que lo inspira. Su finalidad seguirá siendo siempre la misma: expresar y exteriorizar nuestro ser interior más allá de cualquier otra forma de comunicación asumida racionalmente.

    Y yo me pregunto, si con las manos marcamos tamaños, indicamos direcciones, mostramos nuestras emociones y hacemos toda una serie de mímicas, que cúmulo de sensaciones y sentimientos, sobre si mismo y sobre el mundo, nos puede trasmitir un artista en un lienzo, con el barro o el bronce, e incluso hubo uno que sobre papel, en negro sobre blanco, nos regaló de una vez y para siempre “El ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha”.

    Un abrazo

    Contestar
  4. Rafa
    24 mayo, 2018

    Perdón, se me olvidaba decir que El Quijote, fué escrito por un individuo con una sola mano, que tiene mas mérito todavía.

    Otro abrazo

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba