Párrafo 15.18

“15.18 El temporal, una avalancha desordenada de tiempo, había mojado las alas de los ángeles nuevos, y en los alambres que atraviesan las cabezas tendían camisas los inocentes que regresaban del limbo imaginario. Estando así las cosas, los copistas cabecean incrédulos, se extrañan de que los dedos de los magos sobrepasen el sonido de las palabras, de que las vidas circulen por las redes de cables sin pisar las piedras calientes que ayer escupieron los volcanes.”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Es habitual comparar la transcripción del genoma, para formar proteínas, con la copia y la interpretación de un código. En este proceso, una parte del genoma se copia formando así el ARN mensajero. Pero resulta que esta copia una vez hecha tiene que madurar, se tiene que modificar antes de cumplir su función: se eliminan fragmentos y se añaden otros. Y esta maduración es diferente según las circunstancias, de forma que un mismo gen, una misma secuencia de ADN, puede dar lugar a diferentes proteínas. El que suceda de una manera o de otra responde a algún tipo de señal o de indicación de origen desconocido. ¿De dónde procede? ¿A qué responde?

Distintas tradiciones herméticas, filosóficas, místicas o incluso científicas hablan del principio vital, el Chi, el Élan vital, el prana… que es un fluido, fuerza, principio o energía que impulsa la vida. Hay una red que conecta a todos los seres vivos en los distintos mundos o realidades en los que habitan, no solo en la Tierra, no solo en el mundo físico. “Como es arriba es abajo”

En muchas de estas tradiciones, los ángeles son mensajeros que nos avisan y nos ayudan desde los otros mundos. En estas tradiciones, también, los magos son capaces de conectar el mundo de los espíritus con el mundo de los humanos, canalizando el poder supremo hacia los asuntos terrenales. Y estos mundos se visitan durante el sueño; cuando cesa la agitación que provoca lo que nos llega por los sentidos. En el sueño, en la ensoñación, es más fácil escuchar a los ángeles.

Los copistas no comprenden que se corrija la copia, que se eliminen palabras, incluso párrafos, y que se añadan textos nuevos. Son fragmentos del relato de la vida, recuerdos del futuro, mensajes que se tejen en el mundo de los sueños. Mensajes recogidos por los magos y susurrados por los ángeles, en otro idioma, con otras claves, en una realidad distinta de la que pueden percibir la vigilia y la consciencia. Los magos, nosotros mismos, conectan la tierra con el cielo.

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. Rafa
    3 marzo, 2019

    Mientras tanto, mientras tanto ¡ay!, mientras tanto,
    los negros que sacan las escupideras,
    los muchachos que tiemblan bajo el terror pálido de los directores,
    las mujeres ahogadas en aceites minerales,
    la muchedumbre de martillo, de violín o de nube,
    ha de gritar aunque le estrellen los sesos en el muro,
    ha de gritar frente a las cúpulas,
    ha de gritar loca de fuego,
    ha de gritar loca de nieve,
    ha de gritar con la cabeza llena de excremento,
    ha de gritar como todas las noches juntas,
    ha de gritar con voz tan desgarrada
    hasta que las ciudades tiemblen como niñas
    y rompan las prisiones del aceite y la música,
    porque queremos el pan nuestro de cada día,
    flor de aliso y perenne ternura desgranada,
    porque queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra
    que da sus frutos para todos.

    Federico Garcia Lorca
    De Grito hacia Roma
    Poeta en Nueva York

    Contestar
  2. Beucis
    9 marzo, 2019

    Angeloi, Hermes, mensajeros…, vectores de energía que transportan un mensaje; mensaje que llegará a la proteína, que en el camino deberá transformarse para asombro de copistas, para asombro e incredulidad. Pero todo lo creado, seres y universos, viven y evolucionan porque creen en la aventura, porque esperan el ensanchamiento infinito de sus posibilidades, porque aman el encuentro con su dios interno. Y es así. Hay magos que interpretan y van más allá de los sonidos de las palabras y saben cantar la música de los idiomas que han sido y serán. Y sabemos que hay magos, seres superiores, señores de la luz que protegen las vidas, que nos protegen y permiten que cumplamos nuestro destino elevándonos sin pisar.

    Jacob soñó con una escalera infinita por donde subían y bajaban ángeles, por donde tejían sus mensajes, por donde los modificaban y canalizaban. Y es así que nos llegan. Y sin lograr entenderlo podemos aceptar en nosotros el milagro, aceptarlo y sobrecogernos. Somos el receptáculo, el grial de un mensaje que puede venir desde el infinito y se escribe también en lo mínimo de nuestro ser: lo que está arriba está abajo.
    Excelente comentario el del Aventurero. Parece, creo yo, que hay una red de comentaristas que bien podríamos denominar mensajeros.

    Contestar
  3. Panacea
    10 marzo, 2019

    Empezar felicitando el comentario del Aventurero a un texto de tanta complejidad.

    «Como es arriba es abajo» de la Tabla de Esmeralda lo relaciona con esa red o vínculo que el autor nos transmite entre lo establecido, lo repetido y lo que circunda sobre lo recién nacido y fuera de lo temporal; algo así como la conexión entre la no forma, lo no determinado de un estado límbico y ambiguo con la dualidad aparencial y registrada de la materia.

    Asumir la energía como parte de esa cosmogonía en la que nos integramos, entendiéndolo como halo transformador de toda situación vivida y de aquellas que están por llegar, permite reverenciar con humildad y devoción el Orden; un orden que rebasa toda causa-efecto cuando aceptamos y somos capaces de levantar la cabeza y mirar para tratar de salir de nosotros mismos, a la vez que abre caminos y robustece ese pálpito latente en cada uno que nos susurra al oído lo que la ortodoxia reinante no es capaz de dar respuesta pero que recoloca y da contenido a la vida misma como instrumento depurador y llamado a fundirse en la Unidad, de la que todos formamos parte.

    Contestar
  4. Eolo
    18 marzo, 2019

    Y es que hay un Alma. ¿La sedienta gárgola que escupe cuánto llueve? ¿la sirena insatisfecha que canta su demanda? o ¿la monja que revuelve enloquecida su virginidad?

    Está en ese terreno vedado no solo para la razón, sino también para el suspirar esclavo de sus deseos personalizados. Han de llegar por el camino de la sombra los espíritus sagrados, y poseer a la luz cegadora para entregarla a los Santos.

    ¡No pises, ni profanes los espacios vedados! ¡No violes a las Damas de los aires! ¡No atentes contra la Memoria escondida! Y, entonces quizás…

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba