Párrafo 15.22

15.22 “Los copistas pretenden atravesar los mantos bordados que tejieron los sonidos, caminar por los cables que cruzan el tiempo, quieren saber qué hay detrás del sentir de los sentidos cuando son incapaces de alcanzar la consciencia de su propio pensar.”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Sonidos, fonemas, palabras, idiomas que se han perdido, idiomas que nacen, idiomas que esperan. Ese arcano mágico, abierto ya, que debemos respetar como algo sagrado y que queremos descubrir porque no queremos ser copistas. Queremos transcendernos. No queremos indagar, husmear en lo que no trabajamos, y aunque nuestro estar quiera apropiarse sin implicarse, saber sin apostar por una evolución honda y trabajosa y prefiere lo impostado, ser un falso gurú, queremos saber qué hay en los sonidos, qué es eso del tiempo, cómo nos informan los sentidos más allá de una leve percepción en la que rastreamos para poder salir del laberinto volando. Nosotros queremos saber qué cosa es esa de la consciencia, de la felicidad, de redimir el pasado y el futuro. Queremos llegar a nuestro propio pensar, a nuestro propio lenguaje. Queremos rescatar nuestro nombre oculto, secreto, aún indescifrable; nuestra música, nuestro número, nuestra identidad profunda; ese mensaje que queremos descubrir, ese destino que queremos cumplir. Y si hay mantos bordados que los sonidos han tejido, queremos que sean nuestros sonidos los que los tejan, los que los borden; porque ningún idioma, ninguna palabra debería perderse: vienen de lluvias lejanas, están preñados de mensajes eternos y es pecado destruirlos, interferirlos, y nadie, ningún copista perezoso y vacuo puede caminar a través del tiempo, porque el tiempo y el espacio nos envuelve y cobija y nos ayuda a crecer, a evolucionar dentro de esos velos que deberemos rasgar para alcanzar la consciencia, la felicidad.

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. Loli
    2 abril, 2019

    La laringe de un bebé se dispone en una posición elevada en el cuello hasta la edad de un año o año y medio.

    Parece que su descenso coincidiría con el paso de la alimentación mediante lactancia, a la de alimentos procedentes del entorno, con ello se produciría un cambio morfológico en la laringe que ya no le permitiría succionar y respirar a la vez.

    Este cambio, a su vez, abriría el paso a que el órgano que permite la vibración del aire en su interior y lo posibilita hacia la capacidad articulatoria de la cueva de la boca, aumente su longitud y también su verticalidad.

    En este lugar, o más bien en un determinado punto de él, parece que se localiza el quinto chakra, el chakra relacionado con la inseguridad, cuya acción o actitud compensatoria a trabajar sería el de la “comunicación”, la voz, el lenguaje….

    Los símbolos se metamorfosearían en sílabas, las sílabas en palabras….y los mundos interiores, los resultados de los encuentros entre lo externo y lo interno…tendrían, en el hombre, una posibilidad de ofrecer al medio aéreo el producto de esas experiencias…

    Es un lugar importante, así parece pues.

    Se ha descubierto, en realidad de manera casual, a través de pruebas diagnósticas que no se enfocaban a este órgano endocrino, y también en las autopsias, que la mayor parte de la gente tiene alterado, en su estructura morfológica y funcional el “tiroides”.

    El tiroides es una glándula endocrina que sintetiza las “hormonas tiroideas”, imprescindibles para el organismos, mantienen el metabolismo basal y su termorregulación.

    Son prácticamente las únicas que tienen como órganos diana a todo el organismo, y también las únicas que funcionan, al parecer, acumulando la producción de hormonas en forma de reserva para cuando sea necesaria su proyección a la circulación sanguínea, y no en el momento en que se produzca su demanda.

    Un dato muy “curioso”, es que su nombre viene del griego, de una palabra que significa “en forma de escudo”.

    ¿Qué protege?.

    ¿Por qué se adelanta tanto en su interacción con el neurovegetativo?.

    ¿Por qué morfológicamente es uno de los órganos, relacionados con las hormonas, que prácticamente todo el mundo tiene alterado… (aunque no haya dado sintomatología de disfunción importante a lo largo de su vida)?

    “Tu cuello, como la torre de David,
    Edificada para armería;
    Mil escudos están colgados en ella,
    Todos escudos de valientes”

    Cantar de los Cantares de Salomón, versículo 4

    Contestar
  2. Panacea
    7 abril, 2019

    Difícil es alcanzar respuestas a preguntas que se nos escapan de nuestro plano biológico, de nuestra simple constatación, siquiera desde nuestra intuición. Nuestra intuición o, en el mejor de los casos, la percepción nos debiera alertar de lo inconmensurable e ignoto de todo aquello que nos acompaña, de lo que nos va preñando en el camino de la vida, de lo mucho que se desconoce. El querer saber desde la pequeñez de nuestro vivir no deja de ser una soberbia con mayúsculas cuando nos acompañan multitud de variables que no se explican ni se tiene respuesta; es un mundo aparencial el que vivimos que solo ayudaría a traspasar la frontera partiendo de la aceptación de lo mucho que se ignora; no digamos cuando se pretende legislar sobre lo que hay más allá de la vida o si un ser es oportuno que nazca o no. Desconocemos absolutamente qué acontece antes de venir a este mundo, a este planeta, por qué venimos aquí, por qué nacemos en un lugar y no en otro, por qué entramos en un ámbito familiar o en pleno desarraigo social desde el principio, etcétera, etcétera; qué pasa si interrumpimos nuestro ciclo de vida porque decidimos que merecemos una muerte digna, qué es una muerte digna, quién lo evalúa y bajo qué parámetros; a qué venimos, qué sentido tiene la vida. Multitud de interrogantes que desde la pregunta no hallamos respuesta pero sí nos sobran decisiones que se nos antojan como una mayor libertad.

    La responsabilidad de hacer del modelo social un marchamo de libertad estableciendo cláusulas bajo un argumentario más que dudoso, compromete seriamente la evolución de muchos seres humanos que ni se les facilita ni se les invita a ser importantes protagonistas de su propio caminar, obviando las múltiples capacidades que desde las circunstancias únicas podría acometer, y abocando a un seguidismo cutre y a la baja porque otros nos dicen que eso es libertad. Libertad ¿de qué?

    Mientras no nos sintamos parte de un cosmos con sus leyes —que no las nuestras—, con una misión única y encomendada a cada individuo; mientras no nos creamos seres inigualables, seres especiales, sagrados y dignos del más puro respeto por nuestra vida, por todo lo que de nosotros se espera y podemos desarrollar, positivizar, agrandar, viviremos a la baja y cargándonos de miserias al albur de ignorantes que desde su más absoluta osadía no dejan de creerse que pueden estipular la vida de los demás.

    Contestar
  3. AriguariGuariPopooMushuringa
    15 abril, 2019

    El ser humano ha sido diseñado para encontrar su propia respuesta en la magnitud infinita de la creación ya evolucionada y aún no completada. Por eso es posible que cada uno de nosotros encuentre, en su perseverancia, el lugar que quizás ninguno otro hay podido encontrar, porque siempre será diferente, a menos que se deje seducir y abandonar en las verdades falsas o ya encontradas por otros, que no serán las propias.

    Contestar
  4. Eolo
    15 abril, 2019

    Y en el despertar del niño observa que sus sueños han sido reproducidos en bálsamo. Copias, si acaso lejanas, del baile que se acababa de producir. Palabras sin sueño, voces de mudos, gargantas secas adormiladas por la hipnosis del infinito.

    ¡Ay, niño bonito! No desesperes de este mundo de uncidores. ¡Canta tus sueños! ¡Baila tus sones! ¡Vibra en tus colores de amalgama!

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba