Párrafo 16.19

16.19 “Pisando la senda de un laberinto pensaba un peripatético en el sonido del corazón de los vencidos, los vencidos caminan hacia atrás el laberinto, llegando a la muerte con la mueca de un niño en la memoria.”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Peripatético es aquel que sabe que el pensamiento camina a la misma velocidad que el Mundo: transformándose a cada paso, dejando así la huella de cada pensamiento en el suelo indefinido de la nostalgia. Camina sin seguir el hilo torpe de Ariadna, pues no quieren, con mano cobarde, seguir a tientas un hilo; y allí donde pueden adivinar odian el deducir. Todos sabemos que ese hilo lleva de nuevo a los pasos ya dados, las hazañas ya imaginadas, las horas ya dibujadas. Nostalgia. Los vencidos temen perderlo todo y lo arrastran todo como un escarabajo pelotero, Sísifo invertido, recuerdos que, tirando del hilo, anhelan únicamente volver a nacer para repetir la misma pantomima.

Y sobre esta pesadumbre el corazón late con una fuerza indestructible.

Añade a tu lista

2 Comentarios

  1. Beucis
    7 noviembre, 2019

    El peripatético, ese sabio que anda, ese caminante que en tiempos de Jesús de Nazareth se para para auxiliar al que lo necesita, ese ser que deberíamos ser, que no está quieto, que aprende porque se mueve y busca y reflexiona, reflexiona sobre el vencido, sobre el hombre sin valor que busca el cobijo de lo conocido, que siembra su camino de señales para no perderse, que teme lo desconocido, que vende su primogenitura por unas lentejas al igual que Esaú, y por ese bien material desecha la aventura, adormece al dragón, al minotauro, y protegido por la pasividad de Medea o de Ariadna, van a desandar el camino y salir por la puerta de entrada.

    El vencido no saldrá del laberinto de la existencia por los aires a otros estados superiores como debe ser, como hizo Teseo, sino que al igual que Jasón no abatirá al dragón, lo adormecerá y saldrá de su periplo vital vencido, menguado por la misma puerta por la que entró, con la nave Argos devastada y muriendo bajo su mástil, «llegando a la muerte con la mueca de un niño en la memoria».

    Esto no es lo que queremos. Nuevos argonautas tenemos que emprender la búsqueda del Vellocino de Oro, del Grial; búsqueda que servirá para rescatar y rescatarnos, para que Arturo recobre su espada y despierte, para que Merlín salga de su cueva de cristal, para que Jasón de nuevo, guiado por Orfeo, recorra las grutas sagradas de nuestro cerebro y vaya abriéndolas, para que… nosotros cumplamos nuestro compromiso con la vida y la muerte, con Eros y Tánatos, para que Kirón el Sagitario nos apunte con su flecha y nos haga héroes.

    Contestar
  2. Panacea
    7 noviembre, 2019

    La reiteración de un no puedo, de no sé cómo, de no lo veo, de…, en definitiva apalancarse en el no movimiento y no acción, allana un camino de mansedumbre y quietud aferrándonos a la repetición y lo ya mascullado, sin permitirnos a nosotros mismos el ascenso al monte Merú como cúspide de un desarrollo pleno que nos llama y nos espera.

    La ignorancia y lo intangible es el punto de partida que nos plantea la vida desde su comienzo como premisa ineludible; es la ley que se nos impone por el hecho de haber nacido. Luego tocará ir desbrozando y recorriendo el laberinto de la vida, que nos debe hacer crecer y madurar mediante la fortaleza de ir aprendiendo y remontando el fracaso, pudiendo así transformar el estado de inocencia y puerilidad con el que llegamos a cotas que poco a poco nos desvelen su misterio y conocimiento.

    La vida como transformación de una belleza sin mácula y sin consistencia para lograr su culminación, mediante un cuerpo gastado y a veces malogrado pero lleno de grandeza y sabiduría. Esa es la belleza que permanece.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba