Párrafo 16.22

16.22 “Ningún animal se preocupa por su imagen reflejada, no responde a coordenadas de subsistencia. El hombre se mira al espejo hasta que repara en que le está mirando un ser reflejado con tal intensidad que apenas soporta sus ojos enfrentados, un ser real con los hemisferios invertidos. Esa sensación puede mutar en recuerdo acechante, y en la vida ordinaria te manda, te escudriña, te vigila y te dirige, te obliga a ser en parte el estereotipo que está grabado en el espejo. ¿Es un fotograma fugado de un estereotipo que te obliga a ser representado? La peripecia de cada día se inventa, puede estar sirviendo a la imagen pasada o a la futura, y puede que no sea más que un pedazo de mito degradado por la moda, agarrado al tiempo y con pretensiones robadas de eternidad.”

COMENTARIO DEL AVENTURERO

¿Qué miramos cuando nos miramos en un espejo?
¿Qué proyectamos en el reflejo de nosotros mismos? ¿Nos proyecta el reflejo o nos proyectamos nosotros para crear una nueva imagen de nosotros mismos?
¿Asociamos nuestra imagen de futuro con algo negativo? ¿No puede ser positivo?
Imaginemos la proyección en versión positiva, en versión mejorada de nosotros mismos, en versión nuestro ser más elevado. Entonces, ese ser que nos mira, puede proyectarnos una imagen que desconocemos pero que somos en potencia. ¿No podría ser así el juego de espejos?

Cuando el amor nos invade, ¿no vemos las cosas más bellas, más luminosas, más puras? ¿Ha cambiado la realidad o hemos cambiado nosotros y entonces tenemos la capacidad de una lupa mágica que traspasa una capa densa de mundo construido por ojos cansados y opacos, para adentrarse en la belleza? ¿No podría ser así el juego de espejos?

¿Qué nos cuentan las obras de arte sobre los espejos, las “Meninas” de Velázquez que es en sí mismo un gran espejo o su “Venus del espejo”, o “The false mirror” de Magritte…?

El fotógrafo surrealista Man Ray, también pintor, tuvo durante un tiempo en su poder el cuadro «The false mirror» que aparece en la imagen superior de este comentario, y lo describió de esta forma: “ve tanto como es visto”.
Es falso porque es un lienzo, pero nos acerca a una realidad más verdadera a través de la lupa mágica, que es la pintura o la poesía.

Veamos todo lo que nos mira, en su más profunda dimensión, invadidos siempre por el amor.
¿No podría ser así el juego de espejos?

Imagen de cabecera: René Magritte, The False Mirror, Paris 1929

Añade a tu lista

1 Comentario

  1. Nuba
    1 diciembre, 2019

    Disiento con el autor de los textos que comentamos. Y a la vez le encuentro razón.
    Entonces, primera parte para el maestro.
    ¿qué sabes tú de cómo, ya no me remito sólo a los mamíferos a los que llamáis animales, sino a todas las formas de vida, a las más simples, a las amebas, las bacterias, los virus, los miles de tipos de reproduccion sexual, hay unas ellas y unos ellos que nacen… se mueven, experimentan tiempos y vidas,,, pero cuando envejecen deciden darle otro pulso vital a la naturaleza, y sin morirse del todo vuelven a su infancia, de nuevo jovenes esporas, amebas, pólipos y medusas que han conservado la memoria y que se adaptan en tiempos más rápidos que los nuestros, a las nuevas co
    Todos los seres se miran con lo que significan las cursivas, en los ojos, los aromas, las musicas , los gustos y los tactos de los otros. La vida es vida aún ahora con extinciones de biodiversidad que se datan a la misma velocidad con la que mueren mujeres, razas, migrantes, gorriones, árboles centenarios..
    Y sin embargo, los espejos siguen siendo fundamentales para reconocernos, para ese brillo del ojo de un colibri en el tuyo de humana limitada o aquel otro destello de la mirada de un alumno cansado, a las 9 de la mañana, tú , cansada tb, y que tienes que hablar de algo que te ha multiplicado cientificamente las, y los y les posibldades, hablar y entenderte y comunicar que la plasticidad sináptica es infinita, que hay muchas memorias, que dentro de ellas está el olvido, como funcionan nuestros circuitos como hay mariposas y en general todo los generos que nos dan cien mel veltas en olfato, como aún es posible, apagen las luces fu¡luorescentes, subamos las persianas, en medio de los dias que paso con mis alumnos hay tantas nybes bellas,,, y estamos determinando un perfil lipídico cuando llega el crepusculo y aquí, en «provincias» dejamos la reacción salimos al campo de fuera del laboratorio y en pcos minutos vemos todas las longitudes de onda del espectro,,, y nos sentamos y veo en sus ojos y en los míos y en los del madroño con sus frutos maduros en el suelo… que ya no se comen ni los pájaros porque hay menos.. vemos.. todos, todas.. que es tan importante las ldlc que estamos midiendo como saber distinguir los nanómetros que ven mis alumnos una tarde de noviembre cansados como una… que empieza temprano y nos vamos de noche,, pero que se que nos espejamos, y no sólo entre los homo sapiens sapiens hombres y mujeres, jovenes y menos.. nos hacemos espejo con lo animado y lo inanimado que llega a nuestras vidas un determinado día, a una determinada hora y luego dentro de los juegos del cuerpo y el cerebro y del alma y el espíritu, si es satisfactorio , aprendizaje cooperativo, y bello!! se hace memoria a largo plazo y queda ahí, aquí y casi me atrevo a decir que se transmite por epigenética a esos oscuros tiempos en los qe las pequeñas lucecitas tipo luciernagas o algas verdes o pequeñas emisiones detectables con luminiscencia, tienen siempre mucho más fuerza que las palabras. Los seres en Gaia, no somos distintos en nuestras miradas, Maestro.

    Contestar

Leave a Reply to Nuba

Cancel Reply

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba