Párrafo 19.23

19.23 «¿Puede ser un arcano el recorrido de la consciencia por la propia estructura biológica?, ¿puede ser un arcano la comunicación extrasensitiva? Pruebas, analogías e intentos de recorrer las huellas que aparecen en la geografía física han sido emulados exógenamente a lo largo de la Historia y en todas la culturas. Se configuraron espacios sagrados y se construyeron impresionantes monumentos que atraían la energía o pequeños templos que remedaban las antiguas cuevas, se alinearon inmensas filas de grandes piedras cargadas de energía yang, se encontraron y utilizaron centros de poder en función de estudios y analogías entre la Tierra, los astros y la conjunción de todos elementos. Parece que aquellos descubrimientos funcionaban y puede que aún funcionen.»

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

¿Puede acaso nuestra biología estar mucho más adelantada que nuestra consciencia? Quizás uno de los problemas, y más en esta época, es creer que nuestra consciencia representa todo nuestro conocimiento posible, como si nuestro nivel de pensamiento fuera el súmmum de las posibilidades que este universo ha creado. ¿Acaso es capaz nuestro pensamiento de revelar toda la realidad?, es decir, ¿estamos en disposición de percibir todo el conocimiento que nos rodea y que albergamos? La respuesta es clara, NO. Sin embargo, como dice el autor nuestra biología está repleta de sabiduría que puede transparentarse a nuestra consciencia, pero en general parece velada.

¿Cómo es posible que la materia inanimada sea capaz de crear una criatura tan compleja como un ser humano? ¿Tiene dudas un átomo cuando se une o rechaza a otro? ¿Tienen dilemas nuestras moléculas? Está claro que nuestra biología encierra un conocimiento que no somos capaces ni de barruntar pero que nos sostiene y alienta. Por suerte para la humanidad siempre ha habido seres cuya capacidad ha superado con mucho la de la mayoría y han podido rescatar y desvelar los arcanos que portamos, legándolos al mundo. Pirámides, menhires, taulas, poemas, pinturas, son rastros en los que mirarnos para percibir que toda esa magia reside en nosotros y que por tanto que debe existir un camino que nos permita fundir nuestro estado de consciencia con nuestra esencia.

Añade a tu lista

2 Comentarios

  1. Raf
    29 septiembre, 2021

    Habría que tener claras las diferencias entre razón, pensamiento y consciencia.

    La idea que yo me he formado de estas diferencias expuesta con un ejemplo, seria:
    «Deberíamos usar la razón para formar un tipo de pensamiento que amplie nuestra consciencia «.

    Ampliar nuestra consciencia, sería traspasar e ir haciendo consciente lo inconsciente.
    Quizá ese inconsciente colectivo del que nos habla Jung y que está poblado por arquetipos y símbolos universales.
    Se han producido históricamente intentos en muchas civilizaciones de emular y acercar a nuestra consciencia estos arquetipos.

    Hablando de arcas, parece que la de Noé es de las más populares, pero es que se han descrito en muchos textos gran cantidad de Noes.
    La epopeya de Gilgamesh (Noé mesopotámico), Zinsudra (sumérico) Yima (de los seguidores de Zaratustra) y hasta un Noe indio Vaishata, así nos lo demuestran.

    Pero todos coincidentes en el arca-barco relacionado con el agua pretendiendo un renacer de la humanidad.
    Son muy antiguas las analogías que relacionan templos y cuevas con la estructura del ser humano considerada como templo.

    El autor dice que estos descubrimientos funcionaban y puede que funcione todavía.

    Yo pienso que para las antiguas y sobre todo para las nuevas religiones; la tecnología, y la nueva interpretación de la ciencia, estos intentos se han convetido en doctrina.

    Probablemente la asunción no doctrinal de estas analogías e intentos nos conduciría y nos presentaría el arquetipo de un hombre renovado.

    Pero hasta que nuestra razón no asuma lo hexógeno y lo endógeno como partes de una misma realidad con lo que renovaría permanentemente estos arcanos como el recorrido de la consciencia.

    Nos veremos abocados a seguir pensando que son maravillosas estructuras que alguien construyó en las catedrales, los dolmenes y menhires que colocaban los prehistóricos que no tenian nada mejor que hacer o alguno de los capítulos del catecismo o de la Historia Sagrada.

    Un abrazo

    Contestar
  2. Loli
    3 octubre, 2021

    Cuevas, dólmenes, pirámides, templos, espacios de culto, iglesias, catedrales…lugares buscados con minuciosidad, cuidando con esmero el encuentro de parámetros geocósmicos, la conexión del hombre y el cielo…el Cosmos.

    Búsqueda siempre bajo la advocación de lo divino, lo espiritual, lo “sagrado”.

    Sagrado de sangre, sacrificio, sagrado oficio.

    Sangre que nos comunica con mensajes exógenos.

    Mensajes que se ofrecen para ser leídos, acaso memorias que buscan redención… se ponen a disposición de las leyes grabadas en los pulmones.

    El “sagrado oficio de hacer que sean realmente leídas y encontrar las claves para su purificación, la nuestra…

    Que no sea hurtada esa lectura por los siete pecados capitales, a lo mejor, es uno de los recordatorios que, todo espacio verdaderamente “sagrado”, busque continuamente ofrecer al hombre.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba