Párrafo 4.16

4.16  “Cada persona busca, y a menudo consigue, alguien al que someter, y muchas son las formas de conseguirlo. De ese amplio catálogo conviene destacar algunas argucias, como el manejo, control y dominio de los deseos ajenos, el sometimiento por poder físico o económico, el sentido del deber o la obligatoriedad inducida, la piedad victimista del que hace responsable al otro, y la tiranía y el supuesto dominio de las situaciones que nunca se demuestra y tantos y tantos otros. Parece oportuno señalar que el que tiraniza es igualmente responsable que el tiranizado, porque además de que es una reacción en cascada que nunca termina, se están conculcando las leyes esenciales de la naturaleza espiritual del hombre”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

De las diferentes formas de relación, la más atávica de la cultura humana es la de establecer los vínculos a través del poder sobre el otro. Y se sustenta desde el deseo de lograr una forma de control y sumisión, que garantice la consecución de nuestros propios fines e intereses.

Los mecanismos de sumisión que apelan a la fuerza están más en desuso porque la opinión pública los rechaza; pero, en cambio, han adquirido auge los relativos a una forma más disimulada, pero igualmente efectiva, como es el control psicológico del otro. Estos estilos modernos más sutiles, y seguramente más perversos, enmascarados y ocultos, emulan, a poco que los analicemos, aquellas otras de las doctrinas religiosas que mediante la manipulación, la persuasión y la educación, han ido tejiendo sobre las mentes de los individuos mediante el sentido del pecado, el establecimiento de mandatos y mandamientos, y la consciencia de los sentimientos de culpa.

En el ámbito de la publicidad se han creado auténticas estrategias invasoras del mundo del subconsciente individual, con el objeto de lograr influir en los sentidos, la percepción y el pensamiento humano. Su método es la creación de estereotipos prefijados, mediante la manipulación de los arquetipos subyacentes, que limitan y mutilan la plenitud cristalina de estos, confundiendo y estigmatizando el profundo camino espiritual en la búsqueda de la belleza y la libertad. De esta distorsión castrante se nutren en la actualidad desde los negocios hasta los políticos, con el argumentario falaz de que están prestando un servicio a toda la sociedad.

En todo ello no es un modal pasajero que, victimas y victimadores escalen simétricamente posiciones a lo largo de los tiempos, para hacer recaer sobre el otro la responsabilidad de sus propias situaciones; alejándose de las posibilidades de romper un círculo infernal dominado-dominador, en la que el segundo se diferencia del primero en haber tomado la iniciativa.

Añade a tu lista

16 Comentarios

  1. Afrodita
    12 noviembre, 2012

    Ahora lo estamos viendo todos los días, con el problema de los desahucios. Ciertamente será muy triste verse en la calle, pero es pavoroso ver también el desparpajo con que las gentes desahuciadas o en trámite de serlo se hacen un ovillo en su papel de víctimas y toda la culpa de su situación la tiene el estado, el gobierno, los bancos, los empresarios que los despidieron y los dejaron sin trabajo.
    Todas estas gentes estarán teniendo sobre sus actos (presentes, véanse los casos de suicidio; y pasados, nadie los obligaba a asumir unos gastos que excedían o andaban al filo de exceder sus ingresos) una capacidad de decisión y una responsabilidad que es muy incómodo asumir.
    Pero para eso está la muy cacareada solidaridad, ¿no?
    Porque hay que ser solidario tiene derecho, el que reclama esa solidaridad, a ser llevado en brazos por todo el resto de la sociedad, “porque es que yo soy un pobre desvalido, ¿sabes?, y tú, si no quieres ser un cretino, tienes que compartir conmigo mis problemas”. Y así funcionamos, que ya vendrán otros que se sentirán muy solidarios vociferando por las calles y armando revueltas porque “a mí hay que salvarme”.
    Y en una especie de desdoblamiento macabro se arroga el suicida el doble papel de víctima y de victimario. “Mirad lo que me habéis obligado a hacer; pero vais a enteraros porque yo os haré sentir culpables”.
    Vamos, que todo mi desprecio a los suicidas.
    La publicidad. Escribe el Aventurero de la publicidad. Es algo que se pasa por alto, no se le da importancia; a veces nos quejamos de que es molesta y latosa, pero no nos alargamos a calificarla de enteramente repugnante y más en unos tiempos en lo que menos necesitamos nadie es que nos metan por los ojos chismes que no necesitamos.
    Aparatejos muy útiles para ahorrar en multas, pero aparatejos que van a enriquecer al que los vende. Y todo tipo de productos, adelgazantes, crecepelos, cosméticos que nos van a devolver la juventud; y todo ello patrocinado por cadenas de radio (porque la publicidad es en radio más cruel que en cualquier otro medio de comunicación, con voces persuasivas y tonos bien medidos que diluyen la probabilidad de sospecha de que todo esté siendo una patraña inmunda) que pregonan y proclaman que ellas son las que van a abrir los ojos de los pardillos que las sintonicen porque ellas son las que dicen la verdad, ¿qué verdad cuando cada una envenena a la audiencia, cargando todo el peso de las culpas sobre los grupos de poder que sostienen o amparan a las cadenas de la competencia?
    Y así vamos viviendo, dejándonos comprar y sobornar y engañar ya por un lado ya por el lado opuesto.
    Creo que somos todos, todos los que vivimos, bastante miserables y bastante culpables de nuestros propios males.

    Contestar
    • Luz
      12 noviembre, 2012

      Un deshaucio es un trauma imposible de superar, sea de quien sea, la culpa, ¿vale?…Cada vida guarda un drama…y cada medio de comunicación cuenta lo que quiere. Otra cosa es no tenerlo presente, cuando se puede, claro. Es insultante tanta demagogia absurda. ¡Qué no lo tenga que vivir usted, señora Afrodita!
      No quiero discutir.

      Contestar
  2. Mal aventurado
    13 noviembre, 2012

    Creo que Afrodita dicha se ha pasado más de dos pueblos, se ha pasado la historia de la humanidad entera. Las víctimas son los culpables, según ella, (Bueno, y también el autor con reparos diferenciales), cosa que ejemplifica que no se ha enterado todavía, o que pertenece a esas categorías sociales que flotan como corchos sobre las desgracias ajenas. Es evidente que cada uno se agarra a la testografía itinerante de este blog según le va la cosa. Acierta en parte cuando se refiere a víctimas autoindiciadas, o a una publicidad invasora y comedora de cocos mal entrenados, o sea, de gente desinformada y de educación limitada por sus circunstancias, pero se olvida y desacierta si se refiere a todo tipo de publicidad/información, mucha de ella necesaria justamente para mejorar la preparación y aumentar las herramientas de la comprensión, e incluso para combatir esas mismas ofertas/idea.
    Éste Párrafo tiene la virtud de incidir en algo que sucede en el propio núcleo de donde parte, la victimización autónoma de unos, inducidos por la necesidad de poder de otros. Buen duo de inducciones mutuas interdependientes. Espero que Afrodita tenga un buen y asegurado hogar donde desarrollar toda su vida, y no deba afrontar la sumisión a aquellas circunstancias que detesta.
    Creo que alguien dijo, por algo, por alguien: Bienaventurados los débiles de espíritu porque de ellos será el reino……, no de la tierra.

    Contestar
    • Afrodita
      13 noviembre, 2012

      “publicidad/información, mucha de ella necesaria justamente para mejorar la preparación y aumentar las herramientas de la comprensión”.
      ¿Te refieres a los “piquetes informativos” de mañana? Por el veneno y el rencor que se desprende de tus palabras te imagino, aun sin conocerte, dispuesto a abrir la cabeza de una pedrada al que no comparta tu idea de la libertad.

      Contestar
      • Mal aventurado
        14 noviembre, 2012

        Ilustre Afrodita, deberíamos encontrarnos para apaciguar dúplicemente nuestros encendidos ánimos disparados tomando un té relajante. Seguro que eres una estupenda muchacha llena de ilusiones por un mundo mejor, y necesitada de justicia histórica, por eso a veces comprendo que tropiezas con alguna frase compleja y prefieres saltártela a la torera huyendo hacia tierra propia. Nos pasa a todos, y es que estamos cargados de información, y la mayoría de las veces sólo de la que nos interesa según nuestros patrones de cultura y comportamiento, no vaya a ser que las otras nos cambien. Ya ves, somos iguales.

        Contestar
  3. Luz
    13 noviembre, 2012

    La historia de este planeta dicen que cambió de forma natural cuando aparecieron las fanerógamas, las plantas con flor.
    Sus pétalos, formados por miles de estructuras poliédricas, consiguieron leer y traducir el mundo de los fotones y una lectura exclusiva en el verde, pasó a ser también blanca, roja, azul, malva, amarilla… Así aparecieron una gran cantidad de semillas y frutos. Frutos y semillas que muchos de ellos nos alimentan.
    Mientras sus estructuras verdes, se adaptaron para tener una mayor posibilidad de que el agua reabsorbida de entre los granos de la tierra, fuera relanzada a la atmósfera en mucha más cantidad. Así se multiplicaron las nubes y las lluvias.
    Se reconstruyó el ciclo del agua y la arquitectura natural de la tierra.
    Quizás este proceso fue acelerado por los grandes sabios antiguos que supieron leerlo para hacer los grandes bosques y selvas que aumentaron las cantidades de oxígeno en la atmósfera, preparando la explosión de la vida humana, porque ellos supieron leer en la tierra y en el cielo. y conocer y predecir sus propios funcionamientos.
    Quizás, lo que hoy día se depreda como conquistadores que somos, a lo más bello y a lo esencialmente más necesario, nos hace convertirnos, a su vez, en víctimas. Cuestión de ignorancia y ambición…que nos evapora la esencia, nos nubla la vista, nos descodifica el baile y nos enciende sombras.

    Contestar
    • Madres Ursulinas
      14 noviembre, 2012

      ¡Mira!, hay un libro que comentar, y aparece una sabia con otro distinto. ¿Rivaliza? No, no creo.

      Contestar
  4. Mº de Magdala
    14 noviembre, 2012

    Según el autor “el que tiraniza es igualmente responsable que el tiranizado”a mi parecer esto seria factible mientras tanto no hubiera una violencia impuesta por el que tiraniza ya que las voluntades oprimidas mediante la violencia hacen de los tiranizados victimas indefensas ,otra cosa es dejarse manipular ,consciente o inconscientemente por que se pueden dar las dos formas ,aunque despues se asuman las consecuencias (conscientemente )de la persuasión adquirida.
    Las personas a veces y según las circunstancias que viven en esos momentos ,según las necesidades emocionales que se tengan, incluso por una falta de autoestima ,una época de decadencia impuesta por sumisión de una culpa o por la simple dejadez de asumir el transito guiado de la vida por otros que creemos más fuertes ,nos vemos envueltas en el opaco mundo de la comodidad de que otros nos impongan sus criterios sin ni siquiera cuestionarnos porqué y para qué.,de ese modo padeceremos un síndrome de Estocolmo perpetuo que hace que el tirano salga indemne de toda culpa.
    Afortunadamente el ser humano es capaz de reaccionar a tiempo,pararse , pensar y asumir aunque sea a través del paso de los años ,que la vida que vivimos y la mayoria de sus acontecimientos son producto de nuestra escogida forma de vivir ,que puede no ser la correcta,pero es la escogida ,
    Con el paso de los años las luces de nuestra consciencia se van encendiendo y nos va alumbrando el camino a seguir donde la esperiencia ,y la sabiduria adquerida nos hará mas libres y las memorias pasadas no se borren para poder aprender y no caer en las mismas manipulaciones.
    El amor a nosotros nos hará más libres ,pero el amor a los demas nos hará casi perfectos.

    Contestar
    • Mal aventurado
      15 noviembre, 2012

      Estupendo Magdala María de, pero te olvidas que para innumerables personas, no es posible escapar de un convencedor con poder de decisión. Imposible si no que éste mundo estuviera donde está.

      Contestar
  5. Anónimo
    14 noviembre, 2012

    http://www.youtube.com/watch?v=2DB8reJi7TE

    Infinito, el lugar donde van las palabras sin nombre

    “Se for preciso eu repito” le dijo la luna al sol

    Contestar
    • Luz
      14 noviembre, 2012

      Guapa música; este escrito del libro y mi neurona, necesitan dulzura, suavidad y belleza, gracias.
      …Prefiero no leer…

      Contestar
  6. José
    17 noviembre, 2012

    Muchas veces hablamos de la tirania politica, de la organización social basada en el ultraje de los otros. No sentimos victimas porque no estamos en la cuspide de esa piramide. En este juego de poder se hacen las leyes sociales. Y, esas leyes van más allá de los Juzgados, de los Parlamentos, de los Gobiernos. Son, por decirlo atrevidamente, la expresión de lo que se cuece en la vida social.

    En nuestras relaciones de convivencia existe toda esta gama de opresiones que enuncia el autor. Esas leyes sociales no son fruto de un desvario ingenuo de los politicos. Son, incluso, estudiadas, testadas, para lograr exitos electorales.

    En la vida cotidiana la Bella gana a la Bestia cuando la Bella juega a Bestia y a la inversa. En esa mascarada esta el teatro y/o la tragedia de nuestras vidas. El autor, para mi, insinua que levantemos el telón. Que nos demos cuenta.

    Contestar
  7. Luz
    17 noviembre, 2012

    Quizás, todos tratemos de reajustar todo lo que se mueve a nuestro alrededor, al arquetipo que nos fabricamos intelectualmente en nuestro cerebro… de quien o lo suponemos que nos interesa… para hacer un gran pan con ostias sagradas.
    Solamente usando un esquema mental y funcional y no esencial; sin la esencia de un repiqueteo de campanas.
    …”De que esto sí, de que esto, no”
    Y a base del poder que podemos:
    Hacemos a perritos a nuestra imagen y semejanza.
    Hacemos hijitos a nuestra imagen y semejanza.
    Hacemos que las parejas funcionen a nuestra imagen y semejanza…
    Hacemos que el coche sea un arma de poder… a nuestra imagen y semejanza…
    Hacemos buenos cristianitos para que ese supuesto dios, no los castigue por ser su imagen y semejanza, juá… en, por si aca.
    …Incluso, hasta algo que se llame arte.
    …De todo lo más débil, manipulable y frágil.
    Y se traduce en oscuridades en el campo de las emociones: para-noia, y/o dolores de consciencia, que no para-Noya; entre otras cosas…Y/O triunfalismos.
    Y para eso ejercitamos el poder de la discriminación, en base a la selección de los poderosos a los indefensos.
    Claro y eso tiene un comportamiento directo en la genética y las neuronas y se propaga en las generaciones…la cadena…
    Pero ojos que no ven… tortazo.
    Los científicos dicen que en realidad, la genialidad, la creatividad en las gentes, solo son propias de las mentes rebeldes, suversivas, caprichosas, inadaptadas… que no se ajustan a los patrones y cánones sociales, ni económicos, ni religiosos, ni… No tienen normas standarizadas.
    Quizás, es el hecho de que la gran mayoría de los genios, artistas, músicos…místicos…hayan sido tratados como marginados sociales o se hayan automarginado ellos mismos…. victimizados…Muchos siendo indisciplinados consumados.
    Mi madre me decía:”Hija, querer es poder”. Lo cual, tiene que ver el poder del puedo voluntario, y a lo mejor esto es lo que puede romper los moldes o eslabones. ¡Madre, menos mal que mi corazón siempre me ha cantado!
    Y el poder del “recorte de presupuestos” que caiga sobre el empedrao y el dedo mágico de una diosa que acaricie las almas de los que no pueden salir de ello.
    ¡Ah, lo más fuerte! ¿elegimos la vida en base a la esencia o en base a anécdotas… o pautas de decisión?
    Ozú, mi neurona ya tié los colores venusianos de las anfetas endorfínicas… prendidos en la túnica de mi taliesin.

    Contestar
  8. Luz
    17 noviembre, 2012

    Importante:
    Quizás los que vistimicen son también víctimas…diferentes… o lo hayan sido alguna vez… y reproduzcan pautas de conducta…otra cadena.
    Me faltaba.
    …Y personalmente, como nunca he puesto nombres propios simbólicamente a nadie, no me ha gustado ni he entendido, por eso dejo este color con el ánimo de que esta belleza, que en época de algunos, nos movió… la cantaba hasta mi madre, ja, ja,… al blog, va le va al pelo.

    http://www.youtube.com/watch?v=evk3iEMI9w0

    Se me ha colado en mi inconsciente…

    Contestar
  9. Mandrágora
    20 noviembre, 2012

    Parece que estos días está en la mente de todos repetidos ejemplos de dominio y de abuso de poder, que por obvio no merece la pena reparar en ello. Produce crispación, impotencia y mucha frustración. Pero no por ello es menos cierto que el tener que asumir el fracaso, volver a partir de cero o simplemente asumir la soledad, obliga a sanar muchas situaciones enraizadas y demasiado subyugantes que desde la perversa situación ya conocida y a veces acomodada, no permite ver lo paralizante y a veces suicida que puede llegar a ser. Me refiero, y me resulta especialmente llamativo, al aspecto que cita el autor en su comentario cuando hace referencia a la implicación y no menos responsabilidad del que se deja tiranizar.

    Es una patología común demostrada en múltiples variantes, donde la debilidad encuentra justificación culpando al que domina, a la par que se va cediendo y aceptando los subterfugios impuestos, porque, de lo contrario, supone un esfuerzo titánico volver a ocupar el lugar destronado que toda persona por respeto así mismo merece. Parece obligación primordial, por lo que se deduce del texto, que toda persona debe respeto a su alma, a su yo interior, la llamada a ensamblarse con algo más allá de lo puramente tangible, etcétera, etcétera, llámese como se quiera, y donde sacar fuerzas de flaqueza, con miedo, oscuridad, y la incertidumbre de no tener debajo la red, es tarea más importante, necesaria y enriquecedora que la precaria situación consolidada desde el poder.

    ¡Cuántas veces no se ha dicho «podrás matar mi cuerpo pero no mi alma»! Es todo un ejemplo de valentía y triunfo al miedo.

    Contestar
  10. Afrodita
    16 septiembre, 2014

    A la par de un parpadeo y a la sombra de un suspiro breves los dos en el tiempo y largos en el olvido caminaba somnolienta a la sombra del destino la esperanza perezosa de encontrar algún camino que llevara a alguna parte los pasos del peregrino que en su peregrina espera de ser de nuevo un día limo se demoraba morando entre escombros y detrito de lo que había sido un mundo poblado de advenedizos.

    Dónde vas le preguntaban entre estertores y aullidos de los perros vagabundos y los lobos y los fríos filos de tantos puñales como lenguas que maldicen las glosadas bienandanzas de caballeros que miden su valor y su soberbia pulcritud y su maestría en de un solo tajo limpio y sin perder la sonrisa ni la armonía de sus gestos ni su gracia sin media dar muerte a la desmedida inanidad del incauto que imaginó que venían a librarlo de las garras de una vida quejumbrosa de falacias y mentiras que buscando hurtarse al fango del yerro que la mancilla da de bruces en el lodo y en la inmundicia que esquiva.

    Y el clamor de la inclemente horda de huestes feroces que proclaman la grandeza de tan grandes gentilhombres se extiende a todo lo ancho y a lo largo de la siempre ensalzada bonhomía que de lejos ya se advierte que es tan sólo una parodia, una farsa y una filfa, de qué aprendieron de niños los viejos que ahora se dicen que para qué la enseñanza que les mostrara posible un mañana esperanzado y limpio de malandrines hurtándoles el derecho que en su creer les asistía a ver cumplido su sueño de que arraigara algún día en sus almas otra cosa que no fuese oscura inquina.

    Y no queda sobre el campo de las batallas perdidas rastro ninguno que indique que allí se gano la fama que adorna al que la persigue a costa de ya no importa qué tretas ni qué mohines ni qué dejara a su espalda ni devastara en sus lides la estirpe de caballeros mitificados e insignes que pasaron a la historia de los pueblos que infelices los ensalzaron a cuenta de ganancias inservibles como lo serían las horas perdidas en los festines que alimentaron leyendas que los escritos no dicen.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba