Párrafo 4.26

4.26 “Algunos estudios genéticos relacionan placer y sufrimiento como sensaciones originadas por el mismo gen. Parece que la liberación de una retención de energía produce placer, como se demuestra en el acto sexual y en otras actividades fisiológicas, pero en el sentido opuesto al placer estaría relacionado con una convicción previa, moral o religiosa, que explica los cilicios y otros instrumentos de tortura a los que se sometían gustosos los integrantes de congregaciones y credos. Late la idea psíquica de que el sufrimiento es un fenómeno redentor que libera el peso de la culpa. Pecado y penitencia siguen deteniendo al hombre y alejándole de su responsabilidad última. Si no estuviera el miedo instalado en el sufrimiento de la conducta, sufrir sería imposible porque el entendimiento ensancharía la consciencia borrando las cicatrices que esperan el dolor”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

La genética es la memoria compartida con los otros, y desde un punto de vista científico, la genética es la información celular que revela los rasgos del individuo. Pero es mucho más que eso; es lo que ignoramos que compartimos con nosotros mismos y con los demás.

El gen del dolor y el placer determina la relación que tenemos con el mundo fenoménico. Materia, tiempo y espacio son formas de percibir ordenadamente (racionalmente) lo que tenemos dentro de nosotros, y a ese orden, según una cadena de causas y efectos, lo llamamos “memoria”. Es la historia que nos contamos a nosotros mismos; secuenciamos nuestras acciones y las calificamos como buenas o malas, según el placer o el dolor que nos “aportan”. Y a esta organización racional acompañada de una sensación física lo hemos llamado “la realidad”.

Aceptamos como términos absolutos el dolor y el placer, y aceptamos nuestra soledad emocional bajo la sensación de que sólo nosotros podemos conseguir “nuestra” felicidad. Pero puede que la felicidad no se consiga, sino que, sencillamente, se dé.

La contradicción es parte de un mismo aspecto (en este caso de un mismo gen), y no aceptarlo nos lleva, inevitablemente, a la contradicción en sí. No somos conscientes de que no existen dos caras, sino una sola moneda. Creemos rozar la incoherencia cuando percibimos dos sensaciones contrarias al mismo tiempo, pero Valle-Inclán contradijo esta creencia mostrando la posibilidad de simultanear la percepción del dolor y el placer, del humor y la sordidez; evidenciando que existen otros aspectos más profundos y otras posibilidades más complejas acerca de nosotros mismos.

Grandes aventureros del pensamiento como Heráclito, Valle-Inclán, Lorca o Nietzsche, han ido proponiendo sus laberintos a lo largo del tiempo para ayudarnos a entender otros aspectos de la voluntad de expresión y acercarnos a una nueva re-presentación del fenómeno; teatro y amor de esta enorme tragicomedia.

Añade a tu lista

5 Comentarios

  1. Ni ALFA, ni OMEGA
    27 enero, 2013

    Ya sabemos que tal historia “sufro, luego me la paso bien; me la paso bien, luego sufro”, nos la adjudicaron algunos fenómenos patológicos así como varias religiones culpabilizadoras. Forman parte del blanco-negro, de la dualidad, del ir y venir, porque por ahora no damos para más. Excepto que……
    Bueno, ya les contaré el resto algúnn día… (Esto me suena).

    Contestar
  2. Rafa
    28 enero, 2013

    Descifrar el sentido de nuestra vida, intentar hacer balance de la misma, desde la razón, son tareas imposibles.

    Pero sí que es cierto que todos de una manera más o menos inconsciente, sabemos que estamos aquí por algo, y que algo tendremos que hacer para que cuando nos vayamos de este valle de lagrimas (vaya nombre, manda….) podamos entregar algo más de lo que hemos recibido.

    En este proceso, de manera inducida por las doctrinas religiosas, (sufrireis por vuestros pecados), o por la tensión que genera realizar acciones que alejan al individuo de si mismo, que también son manchas, máculas o pecados; si percibimos que estamos obrando de manera correcta o incorrecta.

    Y si creemos que estamos obrando mal, necesitamos muchas veces castigarnos (culpa y sufrimiento),

    De alguna manera queremos justificar, doliéndonos el maravilloso regalo de vivir,
    esto lo digo entre comillas, pues entiendo que un niño que se muere de hambre en el Africa negra, para él decir que la vida es un regalo, puede ser doloroso, pero creo que aun así, es una oportunidad,

    En cualquier caso muchas veces hasta pensamos que debemos sufrir por haber sentido demasiado placer.

    En otros casos nos desligamos de nosotros mismos, y nos instalamos en la inocencia, como si no tuviéramos nada que hacer (falta de responsabilidad en los dos casos).

    Y mientras tanto la vida pasando por delante de nuestras narices, sin que nos percatemos de que nuestra responsabilidad, es estar despiertos para vivirla.

    Contestar
  3. Atila
    30 enero, 2013

    Ý cuando alguien te dice en un momento que esta padeciendo una enfermedad o en un momento difícil en su vida:
    -No entiendo porque me ha tenido que pasar esto a mi- y sigue regodeándose en porque le ha tenido que pasar esto a el y que todo el mundo le compadezca me altera y pienso que lo lógico es que esta persona parece que es una injusticia que sea él y no otra que pase por ese trance.
    En una ocasión yo pase un momento muy penoso y de difícil solución, y naturalmente sentía angustia y la obsesión se apoderó de mi, pero un día haciendo los ejercicios sencillamente lo acepte y note una alegría indescriptible, el problema yo sabia que era de difícil e iba a seguir pero pensé que con mi actitud la que se iba a destruir era yo y me desaparecieron angustias, miedos y obsesiones. . Al cabo de un tiempo y de buscar soluciones complicadas y no tener miedo con los que me tenia que enfrentar, se soluciono.

    Contestar
  4. Afrodita/Alicia
    2 febrero, 2013

    “Si no estuviera el miedo instalado en el sufrimiento de la conducta”. Releo la frase varias veces y no consigo entenderla, me obstino en interpretar que la que sufre es la conducta, cuando imagino que la conducta es el efecto, la réplica que generamos cuando sufrimos, la actitud que por efecto del sufrimiento adoptamos, y que ella misma no es una entidad que pueda sufrir.
    Un par de días después y tras seguir dando vueltas a la idea barrunto (tal vez sin lógica o retorciéndola a fuerza de pensarla) que quizás ese sufrimiento de la conducta esté significando “alteración”, o “distorsión” o “desviación” del que sería su rumbo si no se viera entorpecida, en su andadura, por el pecado y la culpa peleándose en mitad del camino, forcejeando por saldar sus cuentas pendientes.
    Pero según ese razonamiento mío, sólo la conducta puede — dicho en términos muy llanos — poner paz entre los contendientes.
    Pero, de qué modo si al mismo tiempo es deudora, debe su ser — o, en el mejor de los casos, nada más su estar, pero que es el que tiene y en el que se reconoce — precisamente a ellos.

    Contestar
  5. TrenzadeLuna
    2 febrero, 2013

    Dice uno de mis sabios: “Conocí el bien y el mal, pecado y virtud, justicia e infamia; juzgué y fui juzgado, pasé por el nacimiento y la muerte, por la alegría y el dolor, el cielo y el infierno; y al fin reconocí que yo estoy en todo y todo está en mi”.
    Quizás ese, sea el principio de la dualidad humana, donde un gen, regule mediante un mecanismo feedback, digo… ¡ay la dopamina!…los opuestos. Y la vida doctrinaria los obligue a que se muevan como el péndulo del reloj, tic-tac, tic-tac… Encontrar la quietud, la paz que se desborda en el caos… el sentimiento puro. Un Triunfo de trepar por las plumas de la divina y abstracta sabiduría que al batir sus alas, separa la leche del agua y se entrelaza con el canto de la Naturaleza, para encontrar… ¡yo qué se ya!, quizás ni me importe, ni me interese porque ¿realmente existe?, ¿realmente compensa?…o realmente ¿es otra de las horripilantes puestas en escena?
    …Bendito el silencio de las horas no recuperadas…

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba