Párrafo 5.13

5.13 “Parece que por ti no haya pasado el tiempo es una frase coloquial de uso común; se emplea como favor o como requiebro, pero en realidad está escondiendo la parte más confusa de la miseria del sistema: es hacer de la vida el cuento de las princesas dormidas, pero ningún príncipe va a despertarte con un beso, y seguirás esperando a la voluntad de haber nacido hasta que una luz atraviese un muro mal cerrado y conmueva a las hadas narcotizadas, y al despertar sorprendidas, se desaten en forma de crisis gritando bajito a tus oídos: ¿qué has hecho de tu vida?, ¿en qué has gastado los latidos del corazón?, ¿de qué ha servido la información de los miles de litros de aire que pasan por tus pulmones?, desde la posibilidad de seleccionar millones de mensajes, ¿por qué siempre hiciste lo mismo?”

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Creemos que tenemos tiempo.
Admiramos proezas y actitudes heroicas. Soñamos con hechos y con lograr metas que para nosotros son importantes pero posponemos embarcarnos.
Nos enfundamos en un disfraz de la personalidad que creemos debemos tener, que es una mezcla entre “como nos gustaría ser” y “como estamos”. Y el problema es que hay un largo camino entre “como estamos” y “como nos gustaría ser” y una gran diferencia entre hacer lo que a uno le apetece y hacer lo que uno quiere hacer.
Defender nuestro disfraz, nuestro estado, es más grato y como todas las respuestas simples, rara vez cuenta la verdad.
La incomodidad del camino nuevo confunde, pero sabemos que biológicamente hasta los cambios nuevos producen desazón.
Si algo es fácil y placentero, debería aparecer la sospecha. Es la única manera de tomar la salida del aletargamiento.

Añade a tu lista

10 Comentarios

  1. Diódoro
    5 mayo, 2013

    No pasa el tiempo por esta página blogspot como antes. Eso quiere decir que hasta los blogspot cambian, y éste, merced a las recomendaciones de muchos, o varios, de sus suscriptores, ha decidido acelerar el tiempo expositivo antes de que el destiempo nos pa<se por encima. Todo cambia y todo llega, como decía Serrat vía Machado.
    En cuanto al tema que nos ocupa, o se éste anrtes de que se vaya a las memorias de los pasado, hay que desenmascarar dos estadios que se incluyen en el "Qué bien estás, por tí no ha pasado el tiempo". Es evidente que los otros, los que te dicen tal cosa, sintetizan en uno el estado general, y no explicitan si se trata de tu imagen o tu contenido, siempre necesitado de confesiones más amplias. Y aparte está la supuesta caridad interpretativa o amistosa, y siempre traicionera si te la crees.
    No está nada mal estar igual, parecido, o no mucho peor en el aspecto físico, pero no conviene nada nada estar igual en el emocional e intelectual. Aquí sí que convienes ir cambiando y mejorando cuanto más mejor, para los unos y los otros, y en el físico mejor mantenerse en pié, aunque todos sepamos que ya no eres el mismo, ni puedes serlo. Fíjensé sino en las estrellas del cine, sobre todo del Hollywood supremo.

    Contestar
  2. Enrique
    7 mayo, 2013

    Hay mucha más materia en el Universo de aquella que somos capaces de detectar con nuestros telescopios, microscopios y otros aparatos que amplifican lo que vemos; esto es: hay una materia visible y otra que llamamos oscura. Hay también una fuerza necesaria para explicar por qué las galaxias se aceleran tanto más cuanto más cerca se encuentran de los límites del espaciotiempo; una fuerza que se ha convenido en llamar energía oscura, aunque el término no sea afortunado y de a entender que existe una relación con la materia oscura, cuando ambos asuntos no están relacionados, excepto en lo que se refiere a lo mucho que se desconoce de ellos.

    Trascendiendo el ámbito de lo científico y entrando en el terreno de la analogía, uno y otro me sugieren la posible existencia de un tiempo oscuro, un tiempo que no se percibe pero que podría explicar la sensación permanente de que el tiempo se escapa o no se tiene suficiente para completar una vida.

    Sería algo así como el tiempo no vivido o el tiempo que desaparece mientras se mira un reloj. El tiempo consumido en vivir dos veces el pasado. Aunque también podría ser el tiempo de los sueños, ese que transcurre de otra manera, desplegando el mismo microsegundo en mil mundos paralelos.

    Contestar
  3. Alicia
    7 mayo, 2013

    En el último párrafo del comentario de Enrique: el tiempo de los sueños, ese que transcurre de otra manera, desplegando el mismo microsegundo en mil mundos paralelos.
    Los sueños terminan diluyéndose y olvidándose. En muchas ocasiones incluso se piensa no haber soñado y, lo que a retazos o trompicones se recuerda, se cuenta, como anécdota que suele mover a risa de tan disparatado y por más trágico o angustioso que estuviera siendo.
    Pero mientras se está dentro, en ese mundo imposible, se viven los acontecimientos con toda naturalidad. Es como si en nosotros existiera una capacidad de comprender, o de incorporar cualquier tipo de entorno y de asimetría y de atemporalidad, y cualquier realidad; que no se manifiesta en la vigilia.
    Esa importancia que se da a los sueños, tratando tantas veces de interpretarlos y, casi siempre, llevando el agua al molino de las obsesiones que nos aquejan en esa otra realidad que tenemos por “la verdadera”, pretendiendo encontrar símbolos y paralelismos que nos faciliten las claves para comprenderla cuando, quién sabe, por lo que habría que sentirse en verdad intrigado es por qué sé moverme en lugares tan ilógicos, en los que jamás he estado antes y no guardan siquiera un tipo de proporción coherente con lo espacial ni lo temporal que mi razón entiende; y con gentes a las que no conozco y se desenvuelven en situaciones que no me cuestiono y hablan de cosas que no entiendo pero mantengo el tipo, sin esfuerzo, aceptando sin mayor perplejidad lo que me toca vivir y sentir mientras estoy allí dentro, y encontrando soluciones a problemas a veces mucho más complicados que los que me encuentro en la vida… ¿real?
    Pero de esas cosas nos reímos.
    Me contaron una vez que existe una tribu, en Nueva Zelanda, o en Australia, creo que los maoríes, que aseveran que la vida verdadera es la soñada.
    ¿Significará eso que el “verdadero yo” es ese otro, resoluto y perspicaz y aventurero? ¿Ese otro yo en esos otros mundos que, cuando me pienso en posesión de eso que solemos llamar “todas mis facultades”, no me tomo en serio?
    O a lo mejor es él (otro) quien, mucho más espabilado, no me toma en serio a mí.

    Contestar
  4. Beucis
    8 mayo, 2013

    Querer mantener la juventud, como estereotipo del mito de la fuente de la vida eterna, buscada por los héroes y conseguida después de duros trabajos y sacrificios, es una de las primeras necesidades del hombre actual, como instrumento para triunfar en el mundo del trabajo y en el reconocimiento personal y social.

    La fuente de la vida eterna, era un fin de camino; un premio tras una dura travesía. Es el Vellocino de oro; el Grial; la consecución de la Gran Obra alquímica. En muchos lugares, Gaia, la tierra, ofrecía aguas salutíferas, parajes con confluencias de energías positivas, que el sabio canalizaba y protegía con arquitecturas sagradas y donde el hombre podía reunirse y trabajar en su espiritualidad en un entorno propicio. Sentía que podía ensanchar la frontera de su piel, de su inmediatez y, tras una muerte de iniciación, alcanzar una no- muerte: el inicio, o el logro de esa inmortalidad ansiada.

    Querer detener el tiempo; que no pase para ti; que no te informe; que no te labre; que no te siembre; alejarlo de ti; n

    o querer que te acompañe a la frontera de la consciencia, querer encarcelarlo e inmovilizarlo, despojarlo de información y de experiencia; renunciar a nuestra posibilidad de no- tiempo: nuestra fuente de eterna juventud; nuestro anhelado Grial y quedarnos cosidos por siliconas, en una apariencia acartonada de rígidos Peter Pan, eternamente niños, sin crecer, sin responsabilizarnos.

    Pero las hadas tampoco deberían dejarse hipnotizar.

    Contestar
    • Ari guari-guari popoó. Mushuringá
      8 mayo, 2013

      Sí, es verdad, por eso he decidido irme en el preverano a la ALHAMA DE ARAGÓN, que parece tener una fuente inagotable de aguas salutíferas y reconstituyentes venidas del transmundo subterráneo, donde habitan los tenebrosos hados.

      Contestar
  5. SARA
    8 mayo, 2013

    Y si cada noche mientras dormimos estuviéramos realmente despertando?

    Calderón en su “Vida es Sueño” lo cuenta tan bien, que leerlo es música. Por eso a lo mejor los maories buscan incansables cada día ese “lugar” para despertar…. a lo mejor también nosotros sin tener que aparentemente desplazarnos fisícamente durante kms, podemos hacer nuestro propio recorrido y buscar y quién sabe si hasta encontrar “un lugar para ti”, como lo cantó con pasión Don Jesús de la Rosa del grupo Triana. Con su permiso (espero), y en su honor, os dejo el link del tema: “Sé de un lugar”.

    http://www.youtube.com/watch?v=RML15RxmRdo

    Contestar
  6. Trenzayluz
    9 mayo, 2013

    Evolución: un movimiento circular pulsante y sincrónico, de… ¿un “reloj” que con siete esferas de diferentes tamaños, mueven a doce agujas a diferentes velocidades (¿en octavas ascendentes?);
    o… siete agujas movidas a velocidades diferentes (¿en octavas ascendentes?) en un “reloj” de doce esferas de diferentes tamaños?
    …encuentro más cuestiones posibles, pero realmente sólo me permito una respuesta… ¿aaah? sobre la posible reverberación para:
    la …ffelicidad,
    la… fFelicidad,
    la …Ffelicidad,
    en la… FFelicidad…

    ¡Ostras, que cosas se me ocurren en un momento!…y mi mejor “crítica”, me relame, mientras se lo cuento…

    Contestar
    • Trenzayluz
      9 mayo, 2013

      Me refiero:
      Evolución: la tendencia a un…

      Contestar
  7. Atila
    9 mayo, 2013

    Tendría unos 10 años cuando vi una película que toda la vida me hizo pensar.
    Trataba de una chica joven y guapa que en accidente estaba moribundo, su hermano sacerdote(Fernan Gomez) le preguntaba si quería confesarse y ella alzo las manos diciendo:
    Me voy con las manos vacías y falleció.
    Que terrible irse sin ofrecer nada a las hadas, ni al universo.
    Una vez escuche en una cafetería a dos señoras:
    “Yo solo le pido a la vida estar contenta”
    Suspirando la otra contesto:
    “Yo querría ser joven sin las limitaciones que nos impone la vejez”
    No tener tiempo porque tienes que ir a un gimnasio para tener un cuerpo estupendo, pasar por operaciones carisimas para que te estiren, quiten o pogan y te sigan diciendo:
    “Por ti los años no pasan”
    Pues que pena porque los años si pasan y se puede aprender observando miles de cosas muy interesantes que te enseñan a escuchar, aprender, ayudar y sobre todo a no ser tibio para que no vomite de la boca nadie.

    Contestar
  8. Mandrágora
    11 mayo, 2013

    A qué crisis nos abocamos cuando la vida nos hace constatar que navegamos contracorriente, que no escuchamos nuestro interior, y se apodera el miedo a crecer y a complicarnos en pro de lo novedoso, que se asienta como el intruso que perturba nuestra paz, y nos hace herederos de sólo lo que vemos y palpamos desoyendo lo que sentimos, hasta llegar al colapso, al cortocircuito, a la enfermedad.

    Esa autolimitación aprendida para sentirnos aceptados, sentirnos referenciados, el vivir a la baja, arrastra la sensación perenne de sufrimiento, de angustia, ansiedad, incomprensión y, en definitiva, sentir todo como un puro obstáculo, una desubicación. Es atravesar la vida como esas «princesas dormidas» y en eterna frustración porque la vida no me ha dado lo que yo quería.

    «Yo quería». Ahí caben tantas cosas que es cuando el discernimiento obliga a plantearse si no eres merecedor fruto del tratamiento que hacemos de nuestro presente continuo, si hay unas leyes superiores que se rigen por otros mandamientos y la espera fortalece la humildad hasta constatar que el devenir se rige por otras frecuencias, o si la trayectoria de cada uno está por descubrir para luego acoplarse en un biorritmo que te saque del sufrimiento por no entender. Es la difícil tarea de aprender a vivir desconociendo el porqué de tantas cosas y abrazar la incertidumbre en espera de que por fin escampe y deje ver el tan ansiado rayo de luz.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba