Párrafo 5.18

5.18 “Algunos suponen que desde la manipulación del genoma se podrían eliminar reacciones tales como la agresividad y el miedo, o actitudes duales dependientes del pánico y del deseo. Sugieren que, superado el mecanicismo cartesiano, el hombre es rehén de un bombardeo anacrónico de funciones bioquímicas que convierten en defecto todo aquello que no le hace dócil, adaptado o triunfador. La eliminación de lo que pueden parecer dificultades presentaría un teatro de relaciones planas sin agonismo o antagonismo”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Parece que hemos decidido, no sé si conscientemente o de forma inducida a través de un mensaje social, lo que nos gusta de nosotros y lo que no. Como si un ser humano estuviera claramente compartimentado entre defectos y virtudes y se pudiera elegir qué se quita y qué se deja. Como si se tratara de una operación de cirugía estética en la que pedimos que nos pongan aquí y nos quiten de allá.

Lo peligroso de esto es que ni siquiera está tan claro qué es un defecto y qué es una virtud. ¿En base a qué? ¿Según qué parámetros? ¿Y según quién? ¿Cómo sabemos la influencia que tienen unos mecanismos sobre otros, unas actitudes psicológicas sobre otras, cómo sabemos cuánto bien o mal nos están haciendo nuestras supuestas imperfecciones? ¿Y cómo podemos estar tan seguros de lo que es una imperfección sin tener ni idea de lo que es la perfección?

Y aun así, parecemos convencidos de que todo lo que nos dificulta la vida nos sobra.

¿Pero cómo alcanzar una transformación personal sin superar escollos?

El problema es que el sistema en el que vivimos no parece plantear la necesidad de una transformación, sino simplemente de una adaptación; una clara uniformidad que facilite la integración social y por lo tanto evite el sufrimiento que nos generan nuestros defectos.

Imagino que la evolución no tiene tanto que ver con evitar lo que nos genera sufrimiento o con esquivar las dificultades, sino con superarlas.

Sísifo podría haber dejado la piedra al pie de la montaña y haber subido sin peso tranquilamente, pero imagino que una vez conquistada la cima, se preguntaría para qué leches ha subido la montaña.

Añade a tu lista

6 Comentarios

  1. Manolo
    9 junio, 2013

    No es frecuente encontrar en la literatura científica que se hable del ser humano como un ser incompleto, a medio desarrollar, pero en los casos en que eso se reconoce, se suele mencionar que, por ejemplo, facultades mentales como la consciencia, la inteligencia y tantas otras podrían potenciarse si se multiplicasen las conexiones sinápticas entre neuronas.

    Otros científicos señalan las enormes posibilidades que se nos abren el día en que se pueda manipular nuestra genética. Si ciertas mutaciones en tales o cuales genes son causantes de una determinada enfermedad, cabría pensar en corregirlas para solucionar esa enfermedad. Pero ya hay quienes apuntan que también se podría eliminar la tendencia a la agresividad y otras actitudes “antisociales” por el estilo.

    Hay un riesgo al dejar que los científicos se metan a experimentar con esto, sin tener un conocimiento suficiente de lo que se traen entre manos y, por tanto, sin poder prever los posibles efectos “secundarios” a largo plazo. Pero otro problema es definir qué son actitudes antisociales y en función de qué criterios las podemos considerar como indeseables. Como nos descuidemos podemos acabar asistiendo a programas político-científicos destinados a convertir a la sociedad en un rebaño manso y uniformizado. Por otros medios, como la publicidad, eso ya se está intentando.

    La cuestión es cómo desarrollar esas posibilidades latentes que, al parecer, todos tenemos. ¿Acaso por el hecho de multiplicar nuestras sinopsis neuronales, el resultado sería siempre positivo? Según parece, nuestro organismo mantiene un delicado equilibrio entre sus múltiples funciones biológicas. Supongo que ponerse a activar todas esas funciones podría desestabilizar muchas cosas. Algunas para bien y otras para mal.

    Deduzco de las palabras finales del autor que cuando nos enfrentamos, a nivel individual, con las dificultades habituales del día a día se presentan oportunidades para que, en función de cómo las resolvamos, vayamos desarrollando esas posibilidades latentes. Sí me parece que de toda dificultad vital se puede salir creciendo o empequeñeciéndote.

    Ahora bien, no sé si solo con eso sería suficiente y si con la intuición de cada uno, y su mejor saber, bastaría. Quizás sea cierto que, si uno está en buena disposición, las musas te acaban inspirando.

    Contestar
  2. Martin
    10 junio, 2013

    Alguien dijo, “al señalar con tu dedo la estrella más distante la estas modificando.”

    No quiero creer que nazcamos con la carga patológica genética heredada de los padres, abuelos o ancestros. Quiero creer que heredamos las costumbres o hábitos, buenos, malos o regulares, (calificar por calificar).

    Un niño desde que nace y aún desde antes de nacer, está recibiendo un sinfín de memorias que inciden en todo su organismo y sistema energético en formación. Creo que la alegría, las frustraciones, los gustos, los deseos, los hábitos etc., que tienen los padres, son transmitidos a los hijos desde que lo conciben. Esto no quiere decir que el nuevo ser nazca con la un adenoma hipofisiario o la mala leche impresa en su código genético.

    El nuevo ser que nace, ya trae sus propias memorias, ¿entre ellas estaría la memoria de la enfermedad, que al interactuar con las memorias de los padres y ancestros, podrían dar lugar a patologías que la ciencia llama enfermedades de transmisión genética?, enfermedades que bien pudiera desarrollar la persona en el futuro o tal vez no. Habrían millones y millones de variables que determinarían esto, variables que hoy por hoy la ciencia desconoce.

    ¿O, podría ser, que es el entorno familiar y social, la naturaleza, el cosmos, en general todos los seres vivos, los que están incidiendo y modificando nuestras memorias, así como nosotros modificamos e incidimos en todo-s, aún con nuestro solo pensamiento?

    Algunos antiguos sabían tratar la enfermedad sin necesidad de tocar físicamente al enfermo, ni siquiera le administraban remedios. La ciencia, esto mismo lo ha ido comprobando desde no hace muchos años, sabe que existe algo más que lo tangible y comprobable, sabe, o por lo menos intuye, que algo invisible al ojo humano y a los 4 sentidos comunes restantes está ahí, aunque no sepan dónde, ni puedan catalogarlo ni darle nombre.

    Contestar
  3. Afrodita
    13 junio, 2013

    Desayunando echo mano de un periódico que anda por encima de las mesas y leo de un hombre, un ruso creo que con mucho dinero, que lleva gastada una fortuna en… me temo que no lo sabré repetir, pero algo como crear una especie de cerebro “réplica” del suyo que irá metido en un ordenador que a su vez irá dentro de una cabeza —en la foto del periódico tiene el aspecto de las máscaras funerarias que se ven en las momias — que será también réplica de la cabeza suya.
    Muy mal explicado, sí.
    Nota: Lo que he escrito es más largo, pero como cuando lo intento pegar no me deja lo intento aquí:
    http://lopezdelamanzanara.blogspot.com.es/2013/06/texto-518.html

    Contestar
    • LUZ
      13 junio, 2013

      ¡¡¡Qué graciaaa, Afrodita!!!…Que gracia que todas las manipulaciones genéticas, que a determinados científicos nos parecen aberrantes por considerar que no todo…¡no todo! y en cualquier ser, ¡¡¡en cualquier ser viviente!!! se encuentre en el del DNA, entren en el campo de lo que se denomina INGENIERIA Genética a nivel oficial… Cuando no lo consideramos, ¡ni por asomo!, dentro del campo de lo que se denomina CIENCIA; sabiendo que funciona como una manipulación socio.política, más.
      No te asombres…

      Contestar
  4. Rafa
    13 junio, 2013

    El dolor de vivir, me llenó de ternura, y era mi humana conciencia llena de un amoroso bien difundido en las rosas maravillosas de los vitrales, donde ardía el sol.

    Amé la luz como la esencia de mí mismo, las horas dejaron de ser la substancia eternamente transformada por la intuición carnal de los sentidos y bajo el arco de la otra vida, despojado de la conciencia humana,penetré cubierto con la luz del éxtasis.

    ¡Qué sagrado terror y qué amoroso deleite!

    La Lámpara Maravillosa (Ramón del Valle Inclán)

    Contestar
  5. Mandrágora
    13 junio, 2013

    En la misma línea que el párrafo anterior, parece que obviar lo indeseable no ofrece el escenario apropiado para multiplicar las capacidades a descubrir. Si nuestra sociedad ensalza todo aquello que «le hace dócil, adaptado o triunfador», cabría preguntarse si en sí no es como para valorar, otra cosa es el cómo se consiga, me explico.
    La docilidad como sinónimo de ser flexible y dúctil para el aprendizaje puede ser una herramienta muy interesante; adaptado como adaptable o permeable a cada circunstancia, permite adentrarse en matices más sutiles; de la misma manera que el triunfador como resultado de la suma de fracasos superados y transformados propicia el poder ser buen dirigente. Lo que ocurre es que una sociedad que predispone a un modelo aprendido y clonado dentro de un canon de conducta, de por sí lo deslegitima, lo hace tópico, en definitiva, mentira. Diferente sería el logro de los mismos como objetivos a alcanzar y siempre partiendo desde donde se está, con lo cual volvemos a toparnos con las carencias y de lo que se adolece. Desde ahí nos aboca a tener que asumir como sociedad la mediocridad en la que estamos; no valen los atajos ni la simulación, que parece ser el modelo que nos propone: «la felicidad» a la baja y sin dificultades, mostrando al hombre como un ser colmatado y listo para presentarse ante los demás. Es el estereotipo del ¡Hola!, de lo aparencial, de la imagen, y donde parece que tantos anhelan porque ¿quién no anhela ser feliz?

    Posiblemente esos tópicos imaginarios que tan surtido está nuestro entorno sea el reflejo de lo que el hombre puede llegar a ser y quisiera llegar a ser, pero asumiendo el recorrido y pulimento necesario para lograr que sea asumido, no aprendido.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba