Párrafo 5.6

5.6 “Ellos pueden descubrir que el mensaje recorre los caminos de aquellos que sacrificaron su tiempo para dar la luz a los peregrinos de la razón, mientras Thoth, el mono cinocéfalo, sigue encargándose de pesar las virtudes y saberes de los catequistas devotos, mientras el ojo de todos los colores robado a Argos observa la ceremonia y sus lágrimas siguen salando la memoria de los mares”.

5_6_3

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Este párrafo versa sobre el arco iris, sobre tres tipos de arco iris: uno el que percibimos los peregrinos de la razón; otros dos, el que los seres de la estirpe de Argos nos traen, pero que no estamos siendo capaces de ver.

Los seres de la estirpe de Argos son los Aryos, estos son los que sacrificaron su tiempo, estos son los portadores de la luz, los portadores del Veda, de la Verdad. Argos en griego se pronuncia /Aryo/, con el sonido “iod” o “yod”. En hebreo este sonido se pronuncia como en castellano, “Y”, y tiene el valor numérico perfecto según los pitagóricos, es decir 10, o IO, “YO”. Simboliza el Principio, el Origen y, curiosamente, se corresponde con la carta del Carro de la Fortuna.

El “yo” pequeño, en cambio, es el peregrino de la razón, porque se va eternamente guiando por esta, y esta, por sí sola, sin otras luces, no le conduce a ninguna parte. Quienes andamos peregrinos de esa luz de la razón hemos de llamarnos devotos de ella. Quienes levantaron altares a la razón y la pusieron por diosa por encima de los otros dioses, no sabían lo que hacían. Crearon una iglesia de la luz de la razón, que es Lucifer, y por ello llora el ojo robado a los Aryos, el ojo robado a Argos. Llora por dos motivos, primero porque en el lado de la balanza que corresponde a Thoth, la derecha, la derecha de esa “yod” representada, precisamente, y no por casualidad, como una balanza, como una bifurcación, como un lugar donde hay que sopesar los saberes para tomar una decisión, está prácticamente vacío; en segundo lugar llora, más amargamente si cabe, porque sabe que, aunque el lado de Hermes estuviera repleto, eso, por sí solo, jamás bastaría.

El lado de Hermes/Thoth/Lucifer representa el lado de la ciencia, es la alquimia, la ciencia máxima. Pero la ciencia, por sí sola, con sus solas fuerzas, no puede abrirse camino más allá, aunque lo pretenda. Hermes/Thoth/Lucifer representan la ciencia que es capaz de situarte en la frontera, que te puede llevar en volandas hasta el umbral donde se producen los encuentros. En este caso son representados por el Ibis en Egipto, por las alas de Mercurio en Grecia y Roma, por el ángel alado entre los cristianos. Pero esa misma ciencia tiene su contraparte oscura, la de quienes lo fiamos todo a ella y no dejamos espacio para nadie más. Entonces el ibis se transforma en un macaco, Hermes en un salteador de caminos y Lucifer en un ángel caído.

Para que eso no ocurra, la mística, representada por el brazo izquierdo de la balanza, debe hacer de contrapeso de la ciencia. Por su parte la poesía es el pie de la Y, de la balanza, es lo que sirve para unir lo analítico-científico con lo analógico-mistérico. Y cuando se produce la unión salta la chispa, salta la risa.

Ciencia, mística y poesía alumbran el camino de los seres humanos. La ciencia, por sí sola, solo es capaz de dar a luz, a lo sumo, monos inteligentes. Y la mística, por sí sola, dejada a sus solas fuerzas, solo es capaz de alumbrar alucinados, quietistas, pietistas y toda clase de espiritualismos desvaídos.

El ojo “de todos los colores” robado al gigante Argos representa el triple camino. El mito lo pone de manifiesto cuando nos dice que Argos fue encargado por Hera de velar continuamente por la vaca IO, la gran peregrina, la de los cuernos de luna creciente, la que contuvo en su seno al Sol para dar a luz, después de muchos peregrinajes, a una nueva estirpe, a una estirpe de seres humanos.

Pero, por desgracia o por aventura, del gigante Argos solo queda un único ojo. ¿Quién mató al gigante y le robó uno de sus ojos? ¿Quién mato a los Aryos y veló el misterio del segundo y del tercer arco iris? Y contesta un destino desatinado: ¡Hermes fue! Pues entonces, a Hermes y a Lucifer les toca restituir lo que violaron.

Añade a tu lista

7 Comentarios

  1. Mandrágora
    19 marzo, 2013

    Me resulta difícil conectar con este párrafo. Parece dar a entender que aquellos que sean capaces de entrar en el misterio y la devoción, pueden también percibir lo estéril e infructuoso de hacer recorridos que no van a ningún lado al toparse con el muro de la razón, el esquema y el comportamiento doctrinario, frente a la espera del salto mediante la entrega y la capacidad de preguntarse más allá de lo entendible y la demostración.

    Contestar
  2. Nuba
    19 marzo, 2013

    Me quedé contemplando el texto del Aventurero…. me inspiró silencio.

    Me sorprendí gratamente. Me gustó.
    No entendí ni jota a la primera ( ni a la última) pero intuía! que se yo…..
    Además la escritura “me suena un mundo” pero no la reconozco en este blog (mucha imaginación que tiene una).

    Y me fuí a buscar a todos esos nombres de mitos a la “wiki” y miré las fotos de los perros con patas, y disfruté conociendo a Hermes…

    Y después me faltaba, me seguía faltando..¿ Lucifer? ni idea

    Y he arrancado un papel y dibujé la “Y” y pensé que El aventurero me hacía bailar y debía saber cogerle el compás. Y un compás fuí a buscar. Y con él, en la Y, hasta tres arcos pinté y pensé:

    Tres puentes. Los colores del arco. El arco del espectro en tres planos…

    Y me puse intelectual, y pensé en lo inconsciente, lo consciente y lo supra.. y estas cosas que no se me dan bien….

    Y ya no pensé.

    Me gustó el sentido que tiene el azul como límite entre los dos extremos de la Y. El color de la mística que está dentro del espectro visible, que mira el cerebro con la otra parte.

    Me gustó imaginar que ese vértice pudiera ser el corazón, que lanzara sus cuerdas, en recordis para que una rama y la otra se tiren piropos.
    Disfruté de la música y del baile.
    Gracias, Aventurero.

    Contestar
  3. Nuba
    19 marzo, 2013

    Aclaración:
    En realidad no eran perros con patas (risas) sino babuínos y también con cabeza de pájaro, si. Pero es que a mí que esas fotos me recuerdan a las pinturas egipcias, siempre me parecieron hombres- perro.

    Contestar
    • Nuba
      19 marzo, 2013

      Pues mejor no seguir mirando y comprarme un libro ya pronto, porque ahora resulta que el tal hombre-perro, ese que a mi me sonaba era Hermes!.???
      ¿será que a la wiki en mitología le pasa como en Ciencia?- que le digo a los chicos que no me pongan “webgrafía” que después me tiro media hora desmintiendo a la wiki!!
      Mejor alguno de vosotros, cuando tenga un tiempito, podría explicarlo.

      Llueve y llueve pero al menos aún es lluvia de agua dulce que siempre desala. ¿verdad?

      Contestar
  4. Afrodita/Alicia
    20 marzo, 2013

    Interpreto que “ellos” son “esos hombres” mencionados en el texto anterior que, quizás, “descubran que el mensajero recorre todos los universos, visita todas las cuevas y descifra todos los tiempos antes de seleccionar el mensaje”.
    ¿Pero donde están, de momento esos hombres?
    ¿Qué hombres están dispuestos a visitar otros universos distintos de los ya escrutados, visitar más cuevas que las ya exploradas en las que se sabe de antemano qué se va a encontrar y qué quiere encontrarse, descifrar tiempos antes de seleccionar un mensaje que, por otra parte, sólo se dará por comprensible y válido si no “invalida” o refuta cualquier otro mensaje digerido y asimilado?
    Las personas no queremos saber, lo que queremos es afianzarnos en lo que ya sabemos; ir y venir por los caminos trillados de nuestros conocimientos como el gusano se pasea por el túnel que él mismo ha escavado en su manzana.
    Interpreto también que otros, hombres también, fueron “aquellos que sacrificaron su tiempo para dar la luz a los peregrinos de la razón”.
    No sé interpretar qué significa o simboliza Thoth — sí, tengo una idea, un dios egipcio — ni si el texto evalúa (o no evalúa) de forma favorable o desfavorable ese su “pesar las virtudes y saberes de los catequistas devotos”, ni alcanzo a discernir si los tales catequistas (devotos) son o no (aunque tiendo a decantarme por el “sí”, no sabría justificar por qué) aquellos que ni se cuestionan ni ponen en tela de juicio los valores y órdenes establecidos.
    De cualquier modo a la conclusión que llego por medio de lo que a trancas y barrancas logro descifrar (o tergiversar, que no pongo yo la mano en el fuego dando la cara por mis alcances) es que siempre ha habido, y seguirá habiendo por mucho tiempo, gentes abiertas a encarar la incertidumbre que conlleva el aventurarse y gentes, abiertas también, sí, pero no a más que, como el gusano en su manzana, negarse a encajar lo que pueda poner en riesgo sus esquemas.

    Contestar
  5. Beucis
    22 marzo, 2013

    El hombre que se compromete con sus preguntas, – sus llaves – abre el cofre de los misterios y quiere desentrañar su mensaje, tal vez esté en el inicio de ese viaje que, nos lleva en los primeros pasos a aceptar a Thoth con la balanza, pesando las almas. El bien y el mal es juzgado en un proceso dual, analítico, porque el mono cinocéfalo todavía no ha comprendido a los peregrinos de la razón que van recibiendo la luz..

    Argos, el Can, el vigilante de los cien ojos, que nunca duerme, protege la cueva de Io, del alma, del yo profundo. Deberá morir, sacrificarse para que la cueva se abra, Io recorra su duro camino, y llegue a ser la Gran Madre Isis, Dolorosa en todos sus pasos de encuentro con el Hijo, el Sin Pecado. Dualidad que transciende para ser Trinitaria.

    Argos plasma sus ojos, símbolo del conocimiento, en cada una de las plumas del pavo real. En el auto sacramental : “ Donde mira el ruiseñor cuando cruje una rama” Gabriel, el Mensajero, es portador de una pluma de Argos; María Virgen, también.

    El ojo de todos los colores, el ojo de Argos, llora y envía memorias, lágrimas saladas, al mar. Thoth pesa las almas, como San Miguel, como Hermes. Al final del proceso, del viaje, el hombre recuperará la esmeralda de la frente de Lucifer, el ojo de Argos: el Conocimiento..

    El mono cinocéfalo Thoth, empieza como Trickster, Tramposo en diversos
    Mitos, amorfo, amoral, sin discernimiento. Representa los albores del hombre. Es el Juglar del Tarot, el Pícaro de nuestra literatura del siglo de Oro, el escudero de los libros de caballería. Con su trabajo en sí mismo, conseguirá el conocimiento y recuperará la memoria del fondo del mar; las lágrimas saladas del ojo de Argos.

    Contestar
  6. luz
    22 marzo, 2013

    No sé,…el autor habla de rinocéfalo; si cefalópodo significa “patas en la cabeza”; rinocéfalo, significa, “cerebro en las narices”…”algo que husmea”…. Ayer llamaba a mis perris, instintivamente “rinocéfalas”, no paraban de husmear pisipis y casacas… oigan. …me saltó; me fartan.
    Leo a vista de pájaro lo que comenta el aventurero, y me encuentro con la Y ( i griega)…pues me suena ese escrito a una svástica ondeando por el aire., ¡¡¡nazi!!!…¡¡¡¡un puag!!!… Y igual que su comentario de IOD; me contengo…¡¡¡ los mares que me saltan…!!!
    …No sigo…
    … Y pone y recalca, que una Y es igual que la simbología de la “balanza”. ¡Genial!; lo primero que me salta, es una resolución que viola todas las pautas de la Geometría ¿sagrada?, ya que anda tan analítico este mensajero: los ángulos de la balanza no son los mismos que los que tiene la Y; cualquier geómetra-matemático saben lo que miden.
    Segundo: me salta la imagen de “movimiento”, ¿la Y es móvil en un punto de equilibrio?.
    El Mundo Profundo de los egipcios hablaba de que las almas eran pesadas por un dios , Anubis, que después de la muerte de los cuerpos, al pasar al otro barrio– en términos cotidianos de la calle–eran comparadas con el peso de la pluma de la diosa no se cuantitos… algo ¡¡¡enorme!!!, no digo más…Luego me salta que Thot, el rinocéfalo, según el autor, pesa las acciones del undergraund… según en el mundo egipcio antiguo, Thot, el babuino y el ibis eran mensajeros de los dioses, ¡ándale!…el autor dice otra cosita.
    Pero el aventurero pone “¡¡¡dos sustancias· exactamente iguales en sus brazos de la Y…para pesarlos!!!…¿movimiento con sustancias? ¿con información?, vamos…es lo que me salta…; es como pesar dos patatas con dos patatas.
    Me veo una balanza romana que utiliza un gitano: tiene un plato… y contrapesando, unaaaaaaaaaaaaa pesaaaaaaaaaa.. bieeeeeen tocha.
    ….Hay que sentir bien hondo.
    Y el aventurero, tan genial como se cree, pone el mismito peso en ambos platos de la balanza… ¿cómo se puede hacer el equilibrio de la justicia pesando dos mismas sustancias que se escapan de la razón, al intelecto, a la emoción de nuestras neuronas mortales: THOT/HERMES/LICIFER…?….Pues el aventurero lo hace, oigan, ¡es supra…!
    ¿Alquimia, una ciencia pura?…pues mi neurona no lo concibe así.
    ¿De qué va tanto despliegue intelectual, racional y de su propio interés este aventurero tan autoidólatra?.
    …Pues a mí me sangró el ombligo, literal, al dia siguiente de la cantidad de ¿animaladas?, ¿bestiadas? ¿hipocresías? ¿conceptualismos?¿ intelectualismos?….. solamente leídas por encima … con llegar a ese párrafo…me provocaron un vómito de la papilla de mi tercer nacimiento, ja, ja, ja….No quise seguir; gastar mi tiempo. Ya me fué lo suficientemente traumático… ¡puag!.
    …Todo esto me sale, someramente…

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba