Párrafo 6.25

6.25 “En este estado no se reparten talentos, y surgen los dioses con cualidades humanas, bondadosos y severos, justicieros y perdonadores, seres con necesidad de ser adorados, dioses con los mismos sentidos de cualquier hombre, concebidos desde la consciencia inferior. Y no es más que una actitud trágica ideada por la pobreza de vidas dormidas y no soñadas. Anclada en el propósito de la elementalidad de pensar, agarrándose a lo binario de la palabra y despreciando la poesía, la Humanidad ha perdido hace tiempo el derecho a seguir viviendo. Brutalidad, ignorancia y envidia crecen cuando el hombre apuesta una y otra vez por adorarse a sí mismo, protegerse y alabarse. Pactos diabólicos y erráticos que evitan la redención de cualquier Satán”.

6_25

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Parece que nos pasamos la mayor parte de nuestra vida sobre el típico balancín de los parques, en donde unas veces una parte de nuestra dualidad está en un momento álgido y la otra en el bajo y viceversa. Este vaivén mental sobre el que tratamos de situar líneas tan finas como el bien, la justicia y la verdad se suele conformar con pactar una solución de conveniencia que a ser posible nos coloque siempre del lado de los inocentes. Claro está que tarde o temprano caeremos en la culpabilidad; tras haber subido, la gravedad nos hará bajar. Hay que plantearse una línea de búsqueda vertical que abra nuevos mundos y nos sueñe hacia una realidad distinta, no vale con creer definir mejor los extremos sino que hay que reinventarlos o caeremos en una autoalabanza que refuerce la quietud de nuestras intenciones vitales. Como diría Chéjov “no os preocupéis, la niebla se disipará”. Esa confianza nos puede acercar a una transformación de la cosas que permita la redención, es decir que haya otra oportunidad de liberar el dolor de las vidas para que nazca una posibilidad de alegría.

Añade a tu lista

6 Comentarios

  1. Alta en el Cielo Azul un Ala
    10 febrero, 2014

    He aquí, comenta el autor, el Dios creado por los hombres para su salvaguardia.

    Contestar
  2. Atila
    11 febrero, 2014

    Y cuando el invierno se acerca, vemos bandadas de estorninos procedentes de las frías tierras del norte, buscando el calor del sur, van en forma de triangulo y en el vértice se ve a uno solo dirigiendo a los otros, cuando pasa cerca un avión se dispersan e inmediatamente se vuelven a formar igual que antes, no se si el de la punta es el mismo o cambia, pero estos deben saber la ida y la vuelta del año anterior. Cuando un águila intenta meterse en el grupo para devorar a alguno, estos se unen a otras bandadas y hacen el famoso baile de los estorninos que consiste como en formar una bufanda que se mueve de tal manera que el águila sale aturdido de esa masa. De vez en cuando paran para descansar, comer y beber, pasan por prados y jardinees, satisfacen estas necesidades y emprenden el vuelo sin destrozar nada, ni molestar, solo por las mañanas se les oye cantar antes de irse, algunos rezagados se quedan un tiempo mas para unirse a otras bandada de compañeros.
    ¡Que diferentes de los rebaños de ovejas, que cada vez que una se atrasa y se sale del rebaño o bien el perro del pastor o este mismo le hace volver a su lugar bien con un grito o con palo.
    A Nosotros el grito o el palo son los medios de comunicación o las amenazas soterradas de que “algo” nos puede pasar si no seguimos las reglas establecidas, nos llegan mensajes con morbo para que la cabeza no piense y nos atrofian el cerebro con vidas de personas que no debería importarnos, todos tenemos que ser delgados, con melena lacia y ojos lacios como las maniquíes de las pasarelas de moda que parece que no sienten ni padecen cuando enseñan el modelos, como invitándonos a parecernos a ellas.
    Prefiero ser estornino sin jefe fijo y acatando lo que es bueno para nosotros.

    Contestar
    • Nuba
      11 febrero, 2014

      Entro a agradecerte Atila, la forma tan bella en que has descrito el vuelo solidario de los pájaros.
      Todo este invierno están haciendo señas,mandándonos mensajes. Y con la lluvia y los vientos, es sorprendente cómo se comportan, como secan sus alas, como se redirigen, como se adaptan, se comprenden, se arrullan y nos siguen cantando.

      Aunque no venga el sol nos siguen despertando.

      Las pinturas de estos dos mensajes, Tan bellas!! con tanto significado, me han recordado este vídeo reciente con los Ibis, precioso, que demuestra los ritmos y la sabiduría de las aves en su partida hacia la incertidumbre, y nos recuerda que sólo juntos llegamos lejos, que en la “onda del uno”, se “crea un aire” que aprovecha un segundo, en que vuela un tercero….esa V de verso, punta de flecha en el camino…

      http://www.youtube.com/watch?v=fKkzqk3RMLc

      El baile acompasado que a nosotros nos falta.

      Contestar
  3. Rafa
    11 febrero, 2014

    Las religiones Abrahánicas, entienden a Sathan, como la encarnación del mal, oponente y adversario al mensajero (El Angel).

    Significaría eso que a veces somos adversarios y oponentes de nosotros mismos o de nuestro angel.

    Vidas soñadas y no dormidas o pensadas.

    ¿ Pero que es soñar una vida?, un encuentro aunque efímero con nuestro ser, con nuestro misterio; un acercamiento al conocimiento, a un universo inmenso, a un mundo de nada, de todo?.

    Lo que es evidente es que sabemos muy poco de nuestros procesos, nuestras pulsiones, nuestra biología, y en definitiva de nuestras vidas.

    Nos definimos generalmente por lo que hacemos, nos gusta o nos disgusta (soy del atleti, tengo una novia desde los 16 años, me tomo un café todos los días y no me gusta el queso.)

    Afortunadamente nuestra ignorancia (conocimiento), se puede trasmitir sin ser consciente, y sin la obligación de la razón, Lorca, Cervantes y otros lo hicieron y nosotros podríamos, quizá alojándonos en la Ciencia, el Misterio y el Arte.

    Y fundamentalmente no encerrándonos en la tragedia de trasmitir las dos o tres únicas cosas que conocemos (que además aisladas, son mentira), para justificar nuestras vidas.

    No sabemos lo que somos, pero lo que somos sin saber, podemos ofrecérselo al otro.

    Quiza como decia Lorca, en su obra el público, tengamos que vivir limpiando nuestras ventanas y los tejados de nuestra casa, solo por galanteria con el cielo.

    Abrazos

    Contestar
  4. Beucis
    12 febrero, 2014

    En este estar amurallado y protegido en el que estamos instalados confortablemente a la baja, dejamos volar nuestros cien pájaros llenos de posibilidades y aventura, por la seguridad de tener uno de ellos prisionero en nuestra mano, aleteando y en agonía.

    Vemos declinar nuestros talentos sin ponerlos en circulación; sin hacerlos crecer. Cuando venga el dueño de la viña y pregunte por nuestra administración, los devolveremos tal cual, sin acrecentar, con la prontitud del mercachifle en la covacha.

    Seremos como las vírgenes necias que se duermen y no están prestas a la llegada del Esposo. Y todo se pierde; todo aquello a que nos hemos comprometido y da sentido a nuestro vivir. La vida, como mar inmenso de infinitas posibilidades, la dejamos reducida a pequeña charca, donde apenas se chapotea.

    Si somos duros, justicieros y severos, nos fabricamos dioses de látigo y de Inquisición; si somos cómodos hedonistas, nuestro dios será benevolente y permisivo. Pero todo el Olimpo particular que hemos creado servirá para hacer nuestro trabajo, con la ayuda de nuestras plegarias y novenas. Nos llevarán de la mano y así podremos llegar a ocupar sitios preferentes a la diestra de alguien simplemente porque sí; porque así se nos viene diciendo.

    Somos una humanidad brutal y egocéntrica, incapaz de asumir la importante misión de redimir a nuestro Titán prisionero, para darle la oportunidad de que pueda ser ángel.

    Contestar
  5. Mandrágora
    13 febrero, 2014

    Cuando las capacidades del ser humano caminan en sentido antagónico a la Naturaleza, parece que surge un bloqueo, se cortocircuitan los procesos de expansión y crecimiento trayendo consigo el incuestionable sufrimiento y estados de repetición, que habitualmente justificamos como culpable a la propia vida. El desoír tu propia llamada, a lo que nos dicen se está preparado consustancialmente por el hecho de haber nacido, diría, a la parte espiritual que habita en cada uno vinculado necesariamente con un orden superior, que está y permanece, independientemente de valoraciones al uso, cuando se desoye pasa algo, algo ocurre, no es mera elucubración. Entiendo como si las leyes que rigen lo universal están a disposición en cada individuo de ofrecerse y dar paso, siempre y cuando abramos el portillo y permitamos que con su entrada se estabilice e imprima sus efectos en nuestras vidas; pero existen unas reglas.

    Vuelve a ser el recordatorio de que no somos tan autosuficientes y autónomos como para establecer los dictados que nuestros impulsos más reptiles atribuyan como marco referencial, y, por otra parte, ofrece el sosiego y la tranquilidad de que los andamios están protegidos más allá de argumentos bien pertrechados y de intenciones no siempre loables; la esperanza de que, por mucho que el hombre persista en imprimir su terquedad, alambicada en leyes y formulaciones pasajeras, cuando no contradictorias, los sistemas de emergencia se activan, cuidando y protegiendo lo que posiblemente de otra manera habría llevado a caminos sin retorno,

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba