Párrafo 6.29

6.29 “La sangre, un océano común, lava las playas de toda las células, y un solo corazón universal vivifica el aire y le impulsa para liberar un mensaje nuevo que barra el barro que va dejando obsesiones, traumas y perezas. Se dice que los kuretes traían los siete cirios que encienden el prana en el peregrinar por los laberintos energéticos del cuerpo sutil”.

6_29

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Está, está el aire preñado de destellos reveladores de infinitas geometrías inconcebidas. Está por doquier germinando nuevos e inefables impulsos sin nombre, en aquellas oscuridades aciagas, en estas cuevas habitadas por sierpes sin cabeza ni cola que se enroscan perpetuamente en sí mismas, en aquellas avenidas grises, frías, desiertas y anónimas, en este jardín de monstruosidades hirientes disfrazadas de fragantes y lustrosas flores, en las densas y malolientes ágoras repletas de multitudes dantescas que deambulan sin rumbo por el interior de nuestro laberinto. Sabias luces y resplandecientes relámpagos de consciencia aquí y allá, vendavales de aire fresco y nítido que desarbolan vetustos edificios de rigidez, lúcidas deflagraciones fotónicas que arrasan de una vez vastos territorios de estancada corrupción…

Está el aire siempre vivo, aunque nos parezca a veces irrespirable e inerte. Una llama común, universal, más antigua que el sol, lo vivifica con tanta fuerza que hasta nos deslumbra. No lo olvidemos: hay dentro de nosotros siete casas de luz intemporal, siete estaciones incandescentes.

Añade a tu lista

6 Comentarios

  1. Mandrágora
    11 marzo, 2014

    Viendo el otro día Ildebrando Biribó, el último Cyriano, y dejando aparte la espectacular interpretación del más puro teatro, hizo un canto a la vida exponiendo alegóricamente la posibilidad de poder actuar y transformar nuestro sino desde el estado de corporeización. Es un latido a la importancia de vivir, con todas las transgresiones y tropiezos que esta nos ofrece, pero como única manera de poder ejercer nuestra voluntad de cambio y poder enderezar caminos que llevan a ninguna parte. Plantea la vida como un valor inestimable donde, si se considera como tal y como tal se siente, ofrece esa libertad que toda persona más o menos conocimiento busca y anhela. La vida como un impulso, con entusiasmo, pero llevada de forma consciente, buscando matices ocultos donde encontrar ese «mensaje nuevo que barra el barro que va dejando obsesiones, traumas y perezas».

    Contestar
  2. Carmen
    11 marzo, 2014

    Sangre, Sangreal, Santo Grial, vehículo de luz que recorre todos los cuerpos y todas las materias.
    Respiración que oxigena el universo entero llevando la luz de los Kuretes a todos los rincones.
    ¿De dónde, pues, surge este oscuro desierto por donde atraviesan las almas? ¿Y los cuerpos?.
    Dicen que la evolución consiste en la transformación personal y del entorno como flecha que alcanza todas las dianas en todos los poliversos.
    Pero yo no veo la luz, ¿dónde está ese corazón universal si no sé dónde está el mío, si no lo siento, si la locura de Amor sólo está en los versos, tan lejos, aunque vibren dentro…?

    Contestar
  3. Ari guari-guari popoó. Mushuringá
    13 marzo, 2014

    Yo diría que La Sangre es un oceáno relativamente común, a menos que en medio de un desastre todas se junten sobre el mismo suelo. Común, de otra parte, pues porque todo ser viviente animal la tiene para alimentación intracorporal. Relativamente, pues porque permanece bajo composición diversa aunque no individualizada.
    Lo demás, exceptuando lo de los kuretes simbolizados, está claro, porque si no fuera así de que nos renovaríamos a cada frecuencia translativa del torrente después de haber lavado las células y vivificarlas, arrastrado sus detritus pecadores, pasarlos por los pulmones y otros artificios, y reciclarse en el nuevo impulso alimentador del corazón, para reiniciar el camino que todos los sueños prometieron a nuestras ansias (decía el tango).
    Es bonito ver todo eso en los museos interactivos al uso

    Contestar
  4. Nuba
    13 marzo, 2014

    Se va el antiguo sol y llega otro.
    De hecho aunque los llamen de dos en dos ( solsticio-equinocio) cada nuevo día trae un nuevo sol y una nueva noche, una nueva luna, estrellas diferentes, y con ellas la materia de vida que nos rodea, se dibuja distinto.

    Es precioso el dibujo en el que el corazón-trompeta es capaz de emitir colores y formas para lanzar al aire geometrías, siempre nuevas .
    Así se siente, no hay más que mirar afuera, la Naturaleza se viste de colores por todos lados, están bailones los pájaros, es como si el amor que irradia el nuevo sol pudiera olerse.
    Toda la vida debe adaptarse a este enorme cambio de luz que ahora nos llega. Y lo notamos.
    Algunos empezamos a soñar ya con agua fría de los ríos, con la ola y el baño. Por la noche, anhelamos paseos porque la blanca luna, aunque aún mediana, traslada su fuerza, aquí, bien dentro.
    La sangre llena de esta nueva luz, es más ligera, pero también mas reactiva y nos entran esos picores de no-se-qué que está limpiando…
    Es un tiempo precioso aunque deslumbra sí, anhelamos la nube y la brisa.

    Será este tiempo, otro nuevo, en el que sigamos trabajando siempre distinto, para aprender a hacer girar las ruedas, poquito a poco, una por una, sin saber bien cómo, para soltar lo viejo.

    Quisiera poder comer todas las flores, sin tocarlas, beberme el cielo, dormir al son del río y guardar esa fuerza para moverme en armonía. No dejo de soñarlo mientras cojeo, la esperanza esta mañana me la ha dado éste ímpetu, mi bienaventurado desayuno. Os lo comparto

    ” Impetu”

    Mas no todo ha de ser ruina y vacío.
    No todo desescombro ni deshielo.
    Encima de este hombro llevo el cielo,
    y encima de este otro, un ancho río

    de entusiasmo. Y, en medio, el cuerpo mío,
    árbol de luz gritando desde el suelo.
    Y, entre raíz mortal, fronda de anhelo,
    mi corazón en pie, rayo sombrío.

    Sólo el ansia me vence. Pero avanzo
    sin dudar, sobre abismos infinitos,
    con la mano tendida: si no alcanzo

    con la mano, ¡ya alcanzaré con gritos!
    y sigo, siempre, en pie, y así, me lanzo
    al mar, desde una fronda de apetitos”.
    Blas de Otero

    ( y yo le pido a Dios un trueque,
    que no me venza el ansia,
    y que conquiste de nuevo la risa y el silencio)

    Contestar
    • Ari guari-guari popoó. Mushuringá
      14 marzo, 2014

      Recuerdo necesario y homologado que hace Nuba del gran-gran Blas de Otero en esa poesía que resume tantas esperanzas y realidades del hombre, de las sombras a las luces.
      Por cierto, que la remitente tiene nombre rítmico que me recuerda a alguna canción (Nuba-Nuba…., etc.)

      Contestar
  5. Beucis
    15 marzo, 2014

    Tendríamos que reflexionar, y mucho, sobre nosotros; sobre nuestra responsabilidad hacia los otros. El asumir que formamos parte de ese gran océano que es la sangre y que compartimos un gran corazón universal, se escapa a nuestro entender. Son conceptos inalcanzables y de difícil comprensión. Aceptarlos con humildad, abiertos a una sabiduría en la que creemos y dejando de lado, lo más inoperante posible, al gran instrumento compañero de viaje, que es la razón, puede hacernos medianamente comprensible qué es, qué significa, a qué nos compromete, ser parte de ese mar común que es la sangre; recibir los latidos de ese corazón universal.

    Si nos comprometemos con la tarea de limpiarnos, purificarnos, quitar los barros de nuestras playas, a que nuestras células puedan contribuir a recibir y mandar mensajes de evolución, habremos dado un gran paso hacia el amor y hacia que los laberintos de nuestro cuerpo sutil estén preparados para recibirnos como peregrinos que han podido salir por el aire, después de recorrer con esfuerzo laberintos de tierra.

    Siete kyryos, siete jinetes, siete cirios, antorchas que nos iluminan y a los que oscurecemos la luz con nuestros barros, ¡ Perdón!

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba