Párrafo 6.31

6.31 “Beber de esos instantes mágicos nacidos de la rueda del doce, consagrarse a un planeta soñado por doce grupos de estrellas que se proyectan en el espacio cósmico de la bóveda craneal, un planeta custodiado por doce lunas, cabalizado por doce apóstoles y vigilado por la esfera de las doce horas. Puede que la sangre sagrada, el Grial que buscaban los caballeros de Arturo, no fuera la copa del Galileo crucificado en Jerusalén sino un misterioso estado de consciencia que proponía una búsqueda interior, y sólo los caballeros, las gentes que juraban lealtad, sacro-oficio, entrega, generosidad y defensa de los débiles podían pretender semejante hazaña”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Parece que el número 12 late detrás de la mayoría de los ritmos importantes en los que hemos estructurado nuestra relación fenoménica con el mundo. 12 horas, 12 meses y 12 constelaciones o eras que duran algo más de 2.000 años en pasar por nuestro cielo hasta completarse en un tiempo de casi 26.000 años. Sin embargo, ¿a qué lunas se refiere el autor cuando nos habla de un planeta custodiado por 12 Lunas? ¿Qué más elementos astronómicos o telúricos pueden estar construidos en torno a esta relación numérica?

¿Puede ser la sangre del ser humano que recorre los caminos del cuerpo el soporte físico que refleje un cambio de nuestra naturaleza? Debemos recordar que la sangre es el elemento más compatible de transmisión del ser humano. La sangre de cada uno individualiza la memoria del aire que respiramos todos, y su vez, cada uno vuelca a ese mundo los carbones y diamantes que ha cultivado.

La búsqueda del Grial, parece corresponderse a una transformación, a un cambio de consciencia que haga que nuestro funcionamiento genético se sublime aportando todas las luces que aún no matizan los rosetones que viajan por nuestro cuerpo esperando un encuentro. Pero, ¿por qué debe ser previo el trabajo en la lealtad, entrega, sacro-oficio, generosidad y defensa de los débiles para alcanzar esta hazaña? ¿Es necesaria tal vez una limpieza de nuestras actitudes egocéntricas para que pueda nacer un estado nuevo? No parece que este grado de trasmutación esté al alcance de la mano de cualquiera, siendo previamente necesaria una actitud de compromiso y pureza.

Añade a tu lista

16 Comentarios

  1. Ari guari-guari popoó. Mushuringá
    24 marzo, 2014

    Y además: “Los doce apostoles eran seis: San Pedro y San Pablo”

    Contestar
  2. Beucis
    25 marzo, 2014

    Texto 6.31
    Sí que es un hermoso referente el de los caballeros de Arturo que juraban lealtad, sacro-oficio, entrega…Nada de lo que nos atrapa y entretiene ofrece la intensidad, la plenitud de esa búsqueda, de la respuesta a esa pregunta que nos hacemos en determinados momentos: “ ¿ no hay más; esto es todo ¿” Pero seguimos enredados en afanes que ponen piedras en nuestra rueda; seguimos atrapados y orillamos lo importante para envolvernos en lo banal.
    La sangre del Galileo, que la leyenda cuenta se recogió en una copa, puede ser el Grial de la genética del Nazareno y a esta Sangre Real podremos orar, pero nosotros deberemos buscar el Grial de nuestra propia transformación desde un estado de consciencia, de convocación, al que invocamos porque creemos. Y es así como podremos beber y consagrarnos a esos instantes mágicos; como podremos intuir el misterio del doce, cara oculta del pranayama que nos ofrece el misterio y la información. Y así reforzados, como se nos dice, intuir lo que significa vivir en un planeta cabalizado, vigilado, custodiado por el doce: Apóstoles, lunas, horas.

    Contestar
  3. Nuba
    25 marzo, 2014

    Es un mensaje precioso.

    Esas constelaciones bajo las que nacemos, bellas cuando aunque descubrimos su juego en los cielos azules, oscuros, casi negros, donde ellas se muestran en su geometría nativa, pura.
    Y nos llaman: ( y cómo maga no soy y no entendiendo los mensajes, de ese Zoo..) me dicen:
    – Eh niña, o nos miras o te duermes. Cuando soples despacio a esa nube que nos oculta.

    Pero y las lunas!! ” Galileo era también el nombre del gran descubridor de las lunas más bellas que tiene Saturno. Dicen que doce. Aunque ahora le saquen muchas más, esas son las que mantienen una estructura perfecta de satélite.
    Cada una con su belleza, cada cual con su mensaje, su giro del derecho o del revés, pero sin perder la atracción en el equilibrio mágico de sus órbitas.
    ¿Y nosotros ? ¿damos vueltas armónicas en sintonía con cada uno de los planetas de nuestro cielo? les bailamos el agua, el aire, giramos acompasados con la Naturaleza que se nos da?

    En cada uno de nuestros orbitales hay un susurro de esperanza, de subida al siguiente., pero es cierto. Son pocos los valientes dispuestos al oficio sagrado de defender, denunciar y proteger a los que son como nosotros, incluido el árbol y la flor, el niño y el mayor, la hermana o el amante.
    A veces recuerdo fascinada a esos malabaristas que hacían girar los platos con tanto equilibrio, y esa imagen soplada que se mezcla con el destello de colores en se descomponen en velocidad.. dice: Tu también giras, muévete.

    Contestar
    • Nuba
      25 marzo, 2014

      No
      No me convencen las lunas de Saturno, aunque me maravilla Galileo ( y el otro Galileo, por supuesto)
      Yo siento que cada día hay una luna, hasta cuando es nueva y no la vemos.
      Sería mas sencillo, como los chinos, como nuestros pueblos también, la vida en nuestra tierra sembrada de lunas.
      Doce lunas, me gustan las de Marzo y las de Agosto
      Mi abuela me la rezaba de pequeña, y mi madre me enseñó ese rezo un día cuando mi niña no cogía el sueño
      En las lunas se cumplen muchos de nuestros ciclos corporales
      Limoneros y Naranjos de luna, que florecen y dan frutos todo el año, ” en las lunas”
      La tierra y sus lunas, creo que eran esas lunas que bajan a bañarse al río y a las charcas las que tenemos
      Si viviera en Saturno y pudiera ver 12 cada noche, creo que me transformaría en liebre, y dormiría de día.

      Contestar
  4. Nuba
    25 marzo, 2014

    Y sin aunque… sólo cuando, sin tiempo ni peros….

    Contestar
  5. Ari guari-guari popoó. Mushuringá
    25 marzo, 2014

    Antes todo fue doce, luego fue siete o seis, ahora mismo, pero no todos, andamos en el diez. Hay un gran libro antiguo: “El misterio de las matemáticas” que lo aclara todo.

    Contestar
  6. Rafa
    26 marzo, 2014

    Entre tanto Rizoma, y el onírico A. Sosa, además del artículo que encierra claves que invita a descifrar, voy a tratar de comentar algúna intuición acerca del tema.

    Ariguari, no vá descaminado en su apreciación de las matemáticas en base diez, que llevan relativamente poco tiempo utilizándose.

    Históricamente, el doce, ha sido utilizado por muchas civilizaciones; probablemente, la observación de las 12 apariciones de la luna a lo largo de un año, cuando el mundo era intuitivo y femenino, de cazadores, regido por la luna, es el motivo por el cual el 12 comienza a ser empleado de forma universal, por todas las culturas.

    De esto, todavía quedan muchas reminiscencias, (pues siempre pedimos una docena de huevos, enviamos una docena de rosas, un pié mide doce pulgadas, etc.).

    Pero además todos sabemos que la luna es un planeta muerto, (no hay sangre derramada, no hay respiración), y que siempre espera la luz del sol ;

    equivalente a nuestras células que siempre esperan la luz a través de la sangre, o como nos presenta Lorca en Bodas de Sangre por mor de la luna (alba fingida en las hojas soy.)

    Y como pueden recibir la luz nuestras células, para llegar a ese misterioso estado de consciencia del que nos habla el autor?

    Quizá con esa búsqueda interior que proponía el Galileo?, quizá convirtiéndonos en caballeros (cábala), con el juramento de lealtad, entrega, generosidad y defensa de
    los débiles ?.

    De momento acordaros de la canción (12 cascabeles lleva mi caballo por la carretera).

    Un abrazo

    Contestar
  7. Atila
    26 marzo, 2014

    Pues claro que hay momentos mágicos como cuando vas a buscar a un niño al colegio y corre lleno de amor hacia ti abrazandote las piernas, o cuando recibes una caricia de una persona ya mayor con el que has convivido casi toda tu vida y dice que te quiere, o cuando en una representación teatral la actriz, lo de menos son las palabras, pero tu corazón empieza a latir muy lentamente alimentándose de su entrega hacia el público con su sonido, su movimiento, sus manos, toda ella entregada, y cuando vas por una senda muy estrecha, a un lado una pared de tierra y al otro un gran desnivel y aparece un escarabajo arrastrando su pequeña pelota y tu te apoyas para no pisarlo y ocurre que cuando este va hacia la pared de tierra, se para y te deja la senda para que tu sigas tu difícil camino.

    Contestar
  8. Mariana
    26 marzo, 2014

    Qué interesante, Rafa.

    Contestar
  9. Rafa
    26 marzo, 2014

    Mas cosas….

    He descubierto, que el dodecaedro, es la figura geométrica mas parecida al círculo que como sabeis es la geometria perfecta del espacio.

    Cuando se representa el cuerpo humano en todas sus dimensiones.

    En la parte inferior se dibuja un cuadrado que simbolizaría el plano de tierra, en la parte media un triángulo, que sería el plano de aire, y en la zona superior, un círculo que representaría el plano de espacio.

    Pues bien:

    Si sumas los lados del cuadrado, y los del triángulo, da 7, y si los multiplicas, da 12, otra vez el siete y el doce.

    Esto significaría que multiplicando o profundizando en lo misterioso, (plano de tierra), por lo mistérico, (plano de aire), llegarías a lo místico (plano de espacio).

    También hay un mito de los antiguos griegos, en el que a partir de la boveda craneal, se puede descubrir el universo.

    Un abrazo

    Contestar
  10. Mariana
    27 marzo, 2014

    Yo agradecería mucho, que alguien capaz y generoso, profundizara en el significado de lealtad, que desgraciadamente en esta sociedad se tiene en poca consideración. ¿Cómo pueden los padres transmitir el valor de la lealtad a sus hijos?. Es posible que este valor sea innato en el ser humano y quizás por ello, si uno incurre en la traición -pequeñita o menos pequeña- , el corazón se para porque se incumple la Ley que no sabemos leer los hombres.
    La lealtad está relacionada con el respecto y el amor por el prójimo, pero completamente, por el amor a uno mismo, y aquí es donde fallamos, no sabemos querernos y faltando a los otros nos faltamos a nosotros mismos.
    Es posible que la lealtad sea un niyama, como lo es la pureza, por eso quizás pueda tener un caracter devocional, voluntario y consciente que implique un compromiso total con una causa.

    Contestar
  11. Leocadia
    27 marzo, 2014

    Estimado Rafa,me ha interesado mucho tu referencia al mito griego. ¿Podrías ofrecernos algún otro dato al respecto para leer más sobre él?
    Gracias a todos, que también habeis dejado reflexiones muy interesantes.

    Contestar
  12. Rafa
    28 marzo, 2014

    Qué interesante, Mariana.

    Creo que por mi parte, solo puedo darte algún pequeño matiz sobre la lealtad,

    En el Quijote, se habla de la Lealtad como un deber; y el deber es lo que uno debe, la deuda que de alguna manera todos tenemos contraida con nosotros mismos, a veces de antes de nacer.

    La lealtad, tiene que ver como tu bien dices con la Ley, (La Ley universal que rije todas las cosas)-

    Dicen algunos iniciados, ( te lo transcribo sin la total seguridad de la literalidad)

    “Que el heroe cambia la Ley”

    “El sabio dicta la Ley”

    Y ” El puro hace la Ley”

    Un abrazo

    Contestar
  13. Ari guari-guari popoó. Mushuringá
    28 marzo, 2014

    Volvamos a la numerología inconstante según va la cosa cambiando y la sociedad dominante actuando. ¿El 10? Mirarlo ahora convertido en los dos impulsos/bases para la computación electrónica. Pero entonces fue 12, auspiciado por esas creencias relacionadas con la naturaleza que como dice Rafa aún pervivien en nuestras costumbres. ¿Y la trilogía, tan abundantemente practicada por doquier, y la unidad, y la dupla, y el quinteto o cuarteto, y el sexteto de jazz? ¿Y los siete dias de la semana relacionados con los conocidos astros de entonces: Luna/Marte/Mercurio/Jupiter/Venus/Saturno, y alguno que me olvido. Pero los meses del año son otra vez doce, adaptados al transcurso de la elíptica solar iluminando el plano de la Tierra y el ángulo menor de aproximación a los trópicos.
    ¿Cambiaremos todas esas referencias al profundizar cada ves más en el conocimiento del universo? ¿Es el año terrestre una forma lógica de dividir el tiempo? Se ha descubierto hace poco que las sucesivas divisiones del tiempo en base al recorrido de la tierra alrededor del sol han acelerado la percepción de la vivencia de ese tiempo, y por lo tanto generando ritmos vitales acelerados y relacionados también con la capacidad cada vez mayor de la actividad humana.

    Contestar
  14. Rafa
    29 marzo, 2014

    Estimada Leocadia,

    No tengo capacidad, para en este foro desarrollar el mito sobre la bóveda craneal,

    no obstante puedo apuntarte, que hace referencia al hecho de que desde el 0 al 1 existe la misma distancia que desde el 1 al infinito, por tanto el microcosmos y el macrocosmos son equivalentes.

    Hay un libro al que no creo que sea dificil acceder, que explica con bastante claridad el significado de la bóveda craneal, y es.

    de R. A. SCHWALLER DE LUBICZ (EL TEMPLO en el HOMBRE) , traducido por Isabel Perez en Edaf, con el que supongo, están familiarizados los psicólogos,

    Para Ari guari-guari.

    Cuando el autor habla de un planeta cabalizado, yo creo que se refiere a que el biorritmo del hombre, no coincide con el de la tierra, pues este es de 24 horas, y el del hombre, dura algo más,

    razón por la que todas las religiones han implantado un día a la semana de descanso, lo que querría decir que en otras circunstancias, como tu apuntas el hombre, también adaptaría su biorritmo a la vida en otro planeta, con otro horario.

    Un abrazo

    Contestar
  15. Leocadia
    10 abril, 2014

    Gracias Rafa…lo buscaré.
    Saludos

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba