Párrafo 7.9

7.9 “Parece que lo más importante no es lo que ha ocurrido sino cómo ha afectado el suceso a los múltiples elementos que definen el contorno, y sobre todo cómo afectará a los futuros acontecimientos; y para desentrañarlos, se intenta imaginar las intenciones ajenas a los procesos previos que desembocan en el hecho, incorporándolas como dato a la esencia. La multiplicación permanente de este hecho da como resultado lo que en realidad forma la base de datos del cerebro, una definición cambiante y subjetiva del pasado de todos los hombres y las posibilidades imaginadas en la mente de cada hombre”.

7_9

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Se alcanza a entender en este último párrafo que la memoria puede funcionar como un peligroso instrumento especulativo que, lejos de aclarar situaciones para favorecer así un mayor desarrollo de la consciencia, enmaraña el pensamiento de uno mismo y añade vueltas de cordel a la madeja que nace del pensamiento de todos los hombres.

Parece que estamos unidos por una red de memorias tramada o tejida por el resultado de infinidad de percepciones subjetivas de todos los sentidos subdesarrollados aún de los que hace gala el ser humano de nuestro tiempo; percepciones por lo tanto absolutamente confusas y alejadas de la verdad, si es que existe dentro del mundo de lo sensitivo. Todo lo cual hace que me cuestione para qué sirve pues la memoria si en gran medida nos confunde y complica la existencia. No quiero con esto ser del todo pesimista y, pese a la frustración que me genera tal grado de ignorancia, un halo de buen humor y positivismo me invade también y me conduce a esperar la posibilidad de que haya formas de memoria desconocidas aún y que no hayamos descubierto, que vayan más allá de este querer afianzarnos en razonar y justificar recuerdos, en esta actitud prepotente que nos hace creer conocer porqué las cosas son como son, y quedarnos así un poco más tranquilos.

Intuyo que la memoria puede ser un vehículo del tiempo, o en el tiempo, o a través de… entendiéndola como la posibilidad de vivenciar con limpieza en el aquí y ahora lo que nos traba, quizá conectarnos con pensamientos de otras personas, con otras posibilidades que no vemos pero que ya son de nosotros mismos y de la humanidad entera, conectarnos sin la necesidad de codificarlos conceptualmente con los márgenes familiares de nuestro entorno, percibirlos sensitivamente como son , reconocerlos sin falsas asociaciones, sin máscaras añadidas. Algo así como la memoria al servicio del reconocimiento de lo que, por definición ya conocemos, pero no alcanzamos a ver de momento.

Añade a tu lista

10 Comentarios

  1. Leocadia
    9 junio, 2014

    Resulta apasionante si se piensa en todo las sorpresas que nuestro organismo nos tiene preparadas aún!de cuantos misterios estamos hechos!!

    Contestar
  2. Leocadia
    9 junio, 2014

    Y como muestra la bellísima ilustración … Podrían estar en la palma de la mano…
    Felicidades a este blog, a sus comentaristas y los ilustradores, que sugieren tantas cosas y llenan espacios de pensamiento.

    Contestar
  3. AbralaCabra
    9 junio, 2014

    Por cierto, ciertamente. Paseando por la calurosa MURCIA, en los derredores de la plaza de la catedral, una librería de ocasión ida y vuelta muestra en los espacios externos al escaparate colección de económicos libros alguna vez leídos. Entre ellos, sección filosofía y pensares, una tapa superpuesta me llama la atención recordatoria. Es sobrecubierta impresa con el dibujo de Antonio Sosa que encabeza este blog, mujer y caballo circulando por delante de los restos o presentes simbológicos varios, estandartes del pensamientos aupados como los de la gloriosa Roma. Reconozco las “49 respuestas….”, nueva o vieja edición revestida de nuevos oropeles, ésta negligé asolapada del Sosa. Su precio de venta en la contraportada lo degrada para facilitar el intercambio de provincias: 8 euros. Bueno, al menos está encabezando la fila de ofertas de esas materias. No he tenido tiempo para esperar a algún necesitado lector y recomendárselo. Lo siento.

    Contestar
  4. Mariana
    11 junio, 2014

    Hola.
    Estoy dándole vueltas a qué tipo de cosas son esas que podemos incorporar como dato a la esencia.
    Si la esencia es la auténtica naturaleza de las cosas, lo que persiste más allá de los cambios aparentes, lo que hace que algo sea intrínsicamente éso y no otra cosa, en el ser humano y en las demás formas de vida la esencia parece ser el alma, de naturaleza inmortal, que vive durante, antes y después de expresarse en el cuerpo y a través de él, como un gigantesco misterio por decubrir. El misterio del Espíritu.
    Y me pregunto ¿qué serán las memorias para la esencia, si pertenecen al espacio tiempo?. ¿Serán guardianes protectores de su pureza?. ¿Serán luciérnagas que iluminan laberintos abiertos en el tiempo para aquéllos que alcanzan a discernir su belleza?. ¿Serán guerreros que detienen a memorias intrusas, obstáculos que son la oportundiad para vivir el Amor, de aplicarnos en la entrega de eso único que está en cada uno de nosotros y que nadie más puede dar, sólo uno mismo, porque nos pertenece aquí y ahora, en este laboratorio del espacio-tiempo al que hemos querido venir para conocer la Verdad.
    Un abrazo.

    Contestar
  5. Atila
    11 junio, 2014

    Según nos vamos haciendo mayores empezamos a recordar el pasado quizás para saber de nuestro miedos, fobias etc. y algunas veces para lamernos las heridas, para culpabilizar a los demás de nuestros fracasos, Aquellas personas que nos han hecho daño sin saber porque, aquella traición. Pero si empezamos a vaciar nuestro límbico de una manera honesta y sacamos los sitios recónditos que guardamos celosamente y comenzamos a reconciliarnos con nuestra niñez y de la niña desamparada, de nuestra juventud y seguimos reconciliándonos con nuestra enfermedad y quitarnos esa careta para que nadie se entere y también con nosotros mismos y dejamos de culpabilizarnos porque desde muy pequeña eso lo tienes clavada y sabes porque quizá encontremos esa paz tan esperada.

    Contestar
  6. Beucis
    12 junio, 2014

    Parece que la memoria es lastre y es, también estímulo. Hundirnos en las arenas movedizas del pasado, de recuerdos que nos devuelven momentos tristes, amarguras y rencores, son cadenas que impiden al hombre y a la sociedad purificarse y, con ojos limpios, comenzar a caminar el futuro.
    Debemos evitar ser prisioneros de la memoria que fue; debemos aceptarla; reconocerla, aunque duela. Y, creo yo, que ser capaces de afrontar y asimilar a nuestro Golen; a ese Alien que se filtra; a Mr. Hyde; a nuestra sombra color de mora, Hécate, es necesario, enriquecedor y nos va a ayudar evolucionar. No nos gusta saber que somos capaces de envidiar y de tener deseos oscuros y de poder ser corruptos.
    Nada más cobarde que disfrazar al mendigo que fuimos con ropajes de héroes. Sí, tenéis razón, da miedo cómo nos equivocamos con los mensajes que recibimos, supongo que debemos pulir nuestro ego, las tramas y redes de nuestro cerebro, nuestras complejidades.
    Debería ser todo menos opaco; pero estamos así y nuestro ser parece lejano y difícil de alcanzar. Todo está en crisis. Yo, por mis años, que van sumando demasiadas hojas de calendario, quisiera ser capaz de aceptar esta crisis como espejo de la mía y recordar lo que dicen los mitos y los grandes poetas que señalan caminos y dan pautas. Milton describe en El Paraíso Perdido: “ En el principio era el Caos, el inconmensurable abismo. Violento como un mar, sombrío, exuberante, salvaje “. Desde este Caos, dios, principio, surge todo; existe la posibilidad de todo.
    Posibilidad de cambio; posibilidad de memorias limpias, de una catarsis. Memoria, Entendimiento y Voluntad, libres de pasividad, de dualidad, de voluntarismo, como instrumentos de nuestra evolución.
    No quiero terminar sin felicitaros por vuestras intervenciones. Cada vez aportan más. Los dibujos son una belleza.

    Contestar
  7. Rafa
    12 junio, 2014

    Nos dice el autor que lo importante de un suceso, no es este en si mismo, sino los efectos que produce en los múltiples elementos que definen el contorno, entre otros la interpretación que nosotros hacemos de ese suceso.

    Entonces, es evidente que esa interpretación contribuye a provocar otros sucesos futuros, relacionados con la forma en que hemos interpretado el anterior.

    Pero si nosotros introducimos elementos nuevos (conocimiento) en esa interpretación, modificamos la concepción que teníamos del suceso anterior por tanto de nuestro pasado, y tendremos que reinterpretarlo.

    Un ejemplo sería un individuo que no ha tenido noticia de que el mundo griego y romano existían, y de repente entra en su vida ese conocimiento, estaría mucho mas capacitado para entender la sociedad en occidente actualmente.

    Si suponemos que están produciéndose sucesos constantemente, y nosotros tuviéramos la capacidad de ir adquiriendo el conocimiento suficiente como para ir modificando, reinterpretando esos sucesos (ampliando nuestra realidad), además de modificar nuestro pasado, y como consecuencia nuestro futuro, llegaríamos a la pregunta del millón.

    ¿ Realmente pasa algo fuera de nosotros mismos, o la vida es el conjunto de interpretaciones de cada uno sobre los sucesos que creemos que nos pasan ?.

    Un abrazo

    Contestar
  8. Nuba
    13 junio, 2014

    Esta mañana he visto a un niño que iba al colegio a hombros de su papi, con su mochilita detrás. Su cara y el movimiento de ambos lo decían todo. En ese momento se sentía un príncipe montado en su elefante al que le daba igual su destino.
    Los sucesos importan en la medida que a su vez son consecuencia de cómo nos afectan los anteriores y éstos de los de antes y así…
    Que la vida es una sucesión de sucesos de los que formamos parte, intervengamos directamente o no es inevitable. Pero la actitud ante esos sucesos – la experiencia adquirida- o la “afectación” es la que marca, moldea y se va aposentando en nosotros. En el andar.

    Rafa, tu has escuchado esta cancioncilla filosófica ( risas) del gran Auserón?
    mira, canta:
    ..”- Será porque siempre estado
    -yo-
    del lado del pescado
    -que-
    nunca hubiera pensado
    -que-
    el pescado fuera a estar del otro lado”
    http://www.youtube.com/watch?v=84nAu1ca5Rc

    ( nada, que me acordé al escucharla de eso que dices que si la vida pasa fuera de nosotros mismos..jajja, pues , no se, pero a veces me siento pez.., l
    Es sólo esta frase, sacada de contexto, que por otro lado no es nada nuevo, como va a ser la Vida, nuestra vida? la nuestra es sólo un pequeño hilito, del que nos cuesta soltarnos, creo.

    No se si habéis visto la luna esta mañana, si podéis mirar cómo sale esta noche, la luna de este junio es muy potente. Cómo nos afecta éste suceso sin embargo, es completamente individual, si, Señor, depende de factores geométrico-espaciales, de factores temporales y fisiológicos y sobre todos ellos de nuestra disposición ante su luz y su magnetismo.
    Próximos al solsticio, estos días son críticos, tenemos muchas menos horas de oscuridad, el sol está un poco revoltoso y algunos, quizás un poco cansados. Pero si volvemos la mirada hacia los que ya no andan tan ligeros como nosotros, los mayores, los que cojean, los que van descalzos, ellos se apoyan, del brazo de otros, de su cintura, con un bastón.. pero se sigue andando, se para uno a bebé y a buscar sus sostenes. Primero dentro, luego fuera. Primero fuera, luego dentro. Dentro y fuera es lo mismo si abrimos las compuertas.

    Contestar
  9. duende
    13 junio, 2014

    Si, la luna y su luz y la parte oscura y la sensación de que la luna te llama y desde niño te espera y su voz se hace mas fuerte con el paso de los años.

    ¿No es la llamada de la luna la que nos hace llegar al segundo nacimiento?.

    Memoria, entendimiento y voluntad decís hadas traviesas y quizás nada sea lo que parece y lo que parece no sea y todos estemos en la memoria de la luna y en la voluntad de brillar y en el entendimiento del todo.

    Contestar
  10. Martin
    21 junio, 2014

    Yo veo a la memoria como una herramienta lógica, única y exclusivamente. Y en tanto que si tenemos almacenados datos erroneos (quizás experiencias no del todo gratas), y nos basamos en ella, obtenemos percepciones erroneas de la realidad.

    Yo creo que no se puede obtener nada nuevo de la mente, por que la mente construye con bloques viejos (almacenados en la memoria), solo recicla, no puede haber nada creativo, nuevo, transcendental que salga de la mente.

    Me quedo con estas palabras de Jiddu:
    “Los inocentes no tienen penas ni sufrimientos, aunque hayan tenido un millar de experiencias. No son las experiencias las que corrompen la mente, sino lo que dejan tras de sí, el residuo, las cicatrices, los recuerdos. Estos se acumulan, se amontonan unos sobre otros y entonces empieza el dolor.”

    Creo que morir al ayer, a los recuerdos, vivir el presente, no hay nada mas que eso.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba