Párrafo 8.13

8.13 “Se diría que en este tiempo en que han dejado de imponerse las religiones para ser un elemento más de consumo, en este tiempo el adoctrinamiento es cada vez mayor, y cada rama de la tecnología pseudocientífica ha perfilado sus propios postulados axiomáticos como verdaderos dogmas de fe. Puede que esta especie de mundo inferior de la razón tenga sus días contados, y que los millones de papanatas que siguen postulados especuladores de popes informatizados y aplaudidos en congresos endogámicos se den cuenta de que alguien les está ocultando la vía del espíritu y que debajo de las aceras no hay playas, pero más allá de donde abarcan los sentidos hay otra consciencia que revela los misterios de por qué se nace y por qué se muere, que abre los secretos de esta maravillosa telaraña bioquímica que es la vida.”

8_13

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

La tecnocracia se ha impuesto. El gobierno de los técnicos orientado hacia resultados materiales y un supuesto bien común, y no hacia una evolución profunda de los seres humanos dicta nuestros pasos.
La poética, el arte, la ciencia y la mística están en decadencia.

¿No es el misterio de la vida y de todo lo que nos rodea, el motor que impulsa el conocimiento y nos hace crecer como seres humanos? ¿No tiene que ver el progreso con ir hacia adelante, hacia ideas que aún no han sido pensadas? ¿Cómo se originan las nuevas ideas?

¿Por qué de adultos hemos dejado de hacernos las preguntas que nos hacíamos cuando éramos niños o adolescentes? ¿Por qué no seguir preguntando aunque nuestra pequeña e ignorante razón no tenga respuestas?

Si los grandes científicos no hubieran soñado y explorado ideas disparatadas nunca habrían llegado a saber que existe una gran cantidad de materia que no vemos y que soporta nuestro mundo visible, que tan sólo supone un 4 % de la energía total del universo. O que no sólo tenemos un cerebro rector, si no que nuestro intestino o corazón se comportan como centros autónomos con capacidad para “tomar sus propias decisiones” e influir sobre el resto de nuestro organismo.
Y lo más interesante es que los místicos orientales de hace más de 25 siglos ya hablaban de conceptos que ahora la física y la medicina están descubriendo. Conceptos como por ejemplo que lo observado no puede separarse del observador, y por tanto hay una transformación de los objetos en el acto mismo de la observación; o que la energía y la materia son dos polos de la misma esencia, es decir, en el nivel subatómico no hay distinción entre ondas y partículas, no hay dualidad.

La ciencia, la poética y la mística van más allá de la lógica de la razón, y parecen ser los tres caminos que nos acercan al conocimiento, a espacios más amplios de consciencia y libertad.

“Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista;
mientras la humanidad siempre avanzando,
no sepa a do camina;
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!”
Gustavo Adolfo Bécquer

Añade a tu lista

8 Comentarios

  1. Cuatro esquinas
    22 febrero, 2015

    Llegan por las cuatro esquinas gentes que corren y cuentan; y unas gritan, y otras lloran, y otras prorrumpen en risas y otras mesan sus cabellos y se desgarran las roncas voces de los que al temerlas claman clemencia a quien porta, enarbolados en alto, hachones, cirios o antorchas.

    ¿Qué gritan aquellas gentes?
    ¿Qué cuentan aquellas otras?
    ¿Qué hace correr a unas tantas?
    ¿Qué gemir a las que lloran?
    ¿Qué reír a las contentas y qué ondear las banderolas que anudadas a sus lanzas portan los que caballeros a lomos de sus monturas cantan canciones de hazañas, de proezas y de gloriosas batallas que se libraron sin derramar ni una gota de sangre de los vencidos que lejos de sufrir daño se alzaron con la derrota rutilante y victoriosa de vejaciones y afrentas, de humillación y de mofas?

    Nubes de polvo a lo lejos del camino sin retorno de la tornadiza suerte que da espaldas, pescozones, patadas en espinillas de empinados alimones de enemistados compinches que se reparten los pobres desechos de los desgarros de cúmulos de abubillas que atolondradas se embeben en humores de mugrientas serosidades costrosas.

    Y por detrás los que azuzan, y a los lados los que encubren con sus silencios las mórbidas turbamultas de los gélidos arrabaleros vulgares, malnacidos, traficantes de bienes y de tesoros que no arrancaron a nadie ni a ninguno de los tórridos camposantos que se esparcen por las laderas del este y al sur de ninguna parte.

    Y en el cielo las cenizas que arrojaron de sus vientres y sus entrañas sangrientas los monstruos de sinrazones ni entendimientos de cuándos ni de porqués ni de dóndes han de proceder las preces, los ruegos que pronunciaran por contentar a los dioses de la lluvia y de los mares y del viento y de los soles porque les dieran alguna de las muchas bendiciones que repartieran ya antes de que nacieran los hombre ninfas náyades y amores.

    Contestar
  2. A LA PAR DESPAREJA
    23 febrero, 2015

    Conozco a varios científicos y/o expertos matemáticos que desprecian esa bajada a los santos lugares de la inspiración pránica que escape a la presencia dominadora de la razón. No les hables de esos intríngulis inspiradores y desveladores que se cabrean, y suelen preguntarte la mar de enojados: “¿Se puede demostrar acaso eso que dices?” O sea que no sólo se trata del nivel que refiere el autor de vulgaridad informativa subyacente.

    Contestar
  3. Investigación Angélica
    24 febrero, 2015

    Si la Vía del Espíritu a la que aquí se invoca, es tan esencial, no para la supervivencia, sino para la calma, la búsqueda del equilibrio, la sanación, la mitigación del dolor, la evidencia de que el sufrimiento es inútil…
    resulta mucho más transcendente desde mi punto de vista para que las sensaciones de todos los “sintientes” a cada percepción, puedan transformarse en emociones que liberen al espacio energía que retroalimente:
    Siga formando parte de esa Conciencia Universal y/o de ese prana, que seguramente es el alimento primordial por el que seguimos latiendo.

    Dicho ésto, en la bioquímica planetaria en la que nos movemos, que a su vez está dentro de otra infinitamente mayor en nuestra galaxia, y de otra ( que ya sólo puede apreciarse en pasado, es decir, que lo que los telescopios, satélites, naves,,, y demás chatarras nos están enseñando cada día, YA FUE, y jamás será posible si no cruzamos el espacio-tiempo, poder transmitir “in real time”)…
    La bioquímica de la tierra como ser vivo está, desde hace décadas, muy alejada de su equilibrio.
    ( y me podéis decir que desde siempre ha habido catástrofes, pero lo obvio es que todos los de arriba de la cadena se han extinguido cuando se convirtieron en depredadores-plagas, ahora nosotros lo somos, no tanto por número como por intensidad destructiva y falta de sentido común ( es como si estuviéramos perdiendo corazón)).
    Como todos los sistemas, cuerpos, desde lo minúsculo y lo mayúsculo guardan relación, somos cosmo-dependientes, interdependientes, indivíduos con contribución – es decir, sólo tenemos sentido como partes-.
    Esto choca tan frontalmente con la historia del Antrophos, que su técno, los BAU y todas las demás siglas que se inventen para promiscuír el lenguaje, están obviamente alejadas del Conocimiento con mayúsculas que yo no acotaría en únicamente tres vías, algunos han hablado del cuarto camino e incluso quizás el camino no sea lo importante sino lo sean los cruces ( como pasa en las redes neuronales)
    cualquier camino inicial pudiera ser válido, siempre que se enriquezca de los demás en su proyección.
    El músico analfabeto que es capaz de integrar su instrumento para que forme parte de un cuerpo con él, escucha a su alma, a las otras cuando tocan juntos, el pintor que se sueña con dimensiones espaciales en su paleta, las vivencia aunque sea incapaz de reproducirlas en un plano hasta tal punto que el espectador es capaz de imaginarselas, y la trayectoria en el vuelo de un colibrí libando de una flor, el movimiento de esa flor con la brisa, el aire de esa brisa en la montaña, la atracción de la montaña y su bosque a las nubes el agua y las sales de la nube en el océano…
    ¿ No son pruebas de que necesitamos risas, estudio, arte naturaleza, y conexión para mantener en gerundio el futuro?
    Lo que parece estar hipotecado es el homo sapiens, como especie.
    No estoy segura, pero en evolución podrían pasar muchas cosas, una de ellas es que desparezcamos, tal cual, sin haber dado el salto a otra forma de vida, pero también que la especie derivada resultante sea mucho más feíta, yo ya veo cada monstruíto por ahí..
    Propongo, por tanto, que nos dediquemos a proteger a los ángeles, para que dejen descendencia angélica con urgencia, pues como todo lo más bello de este mundo, se encuentran en grave peligro de extinción.
    Para eso la ciencia debe emplearse en su búsqueda, reconocimiento y clasificación, lo antes posible. Lo digo en serio.

    Contestar
    • Alicia
      24 febrero, 2015

      Muy buena y preciosa intervención. Debiéramos – y aunque sólo fuera por puro egoísmo cutre – ser más respetuosos con todo cuanto tiene vida. Con todo, desde los demás seres humanos hasta un matorralito junto a una cuneta, a una cucaracha por más que nos desagrade. Un Universo tan minucioso, tan elaborado con tanto detalle aun en lo más minúsculo, ha de estar teniendo su razón de ser, de existir, más allá de lo que desde nuestra inmedietez entendemos como útil o práctico.

      Contestar
    • A LA PAR DESPAREJA
      26 febrero, 2015

      Estupendo: La “Investigación Angélica” que dice aquí arriba nuestra la misma, me recuerda a la sabia transmutación casi alquímica, y sin casi, que llevan a cabo los reconocidos miembros de la secta post-japonesa/samurái de los “macrobióticos”.
      Así es, tal investigación y sucesiva praxis que se viene produciendo desde hace tiempos pero no demasiados -algunos lo cifran hacia finales del siglo XVIII, junto con la preocupación por la botánica y los viajes de exploración para conocer el diverso mundo al respecto, cosa que terminó poco después en la visita darwiniana a las Galápagos, entre otros sin desmerecer a todos los otros viajes emprendidos por las potencias (financiados), para obtener cuidado conocimiento de los recursos y faunas all around the world. (Los españoles también lo hicieron con Malaespina).
      Pues bien la famosa Cocina Ángelica, a la que algunos para alabar sus resultados llaman angelical, consiste, como sabréis, en cocinar al vacío en un frasco de cristal todo producto natural cortado, lavado y embutido con cuidado en el frasquito de referencia. Algunos, sobre todos dichos macrobióticos, atribuyen al resultado efectos maravillosos sobre la salud y comportamiento humano, y más maravillosos aún si se comprende que los alimentos así guardados pueden resistir el paso del tiempo algunos y hasta varios años otros, cosa comprobada personalmente, y que, modernamente, han venido a integrar el lado fuerte de la reserva alimentaria para las poblaciones depauperadas. (Más angelical entonces y aún).
      Y así como expresa y comenta nuestra amiga/o Ut Supra, también sus beneficios alcanzan al saneamiento del alma, la conquista de la calma, la mejora y limpieza del aparato digestivo, y, en definitiva, la mejora del propio ser humano.
      Y si no lo creéis preguntarle a alguien que se lo sepa.

      Contestar
  4. Investigación Angélica
    26 febrero, 2015

    Querido Señor/a ( “nuestro el mismo “)
    La verdá es que no he tenido nunca curiosidad por saber que es eso de la alimentación macrobiótica ( la verdá es que tampoco se si tiene o no relación con mi comentario)
    Pero como el saber no ocupa lugar, y a falta de tiempo, he acudido a estos dos socorridos sitios
    http://es.wikipedia.org/wiki/Alimentaci%C3%B3n_macrobi%C3%B3tica
    http://es.wikipedia.org/wiki/Alimentaci%C3%B3n_macrobi%C3%B3tica
    Se ve que el concepto se lo inventó un japonés.
    Pero es que si la wiki no se equivoca ( que lo hace mucho) entonces este señor habla del ying y el yang inventado hace milenios por los chinos!.. conceptos que transcienden mucho el plano de la alimentación.
    Por otra parte hay una frase rotunda cuando Osawa explica el principio de la creación ( que se saca de la manga ancha de su Kimono):
    “Según esta lógica, el hombre se encuentra en el centro de la espiral: a través de él, por primera vez en este proceso, la vida materializada a partir del Infinito puede pensar, es decir, comprender el propio proceso de la materialización. El hombre sería así un “portador de vida”,4 la finalidad del cual es adquirir la conciencia; así, la vida puede volver hacia su origen enriquecida con esta conciencia obtenida gracias a ciertas vivencias únicas.”

    Antropocentrismo del más absoluto, “el hombre en el centro de la espiral”.
    A los actos me remito que se demuestran solos.

    Mundo de mentalidad yang a pesar de contener al menos un 50 % teórico de ying…( que ni las ying ni los yang creo yo se han leído el Tao)

    ( Gurdjeff no nos coloca en el centro, ni mucho menos, tampoco es esa la gran medicina Ayurvédica ni Pitagórica de la que luego se nutrió Hipócrates..después ya no se han inventado mejores formas de curar)

    Aquí una bioquímica que enseña la relación entre estructura y función de las
    moléculas , les dice a sus alumnos que desconfíen de la Biotecnología, ahora en tantos programas de estudios, que lo de los “alimentos funcionales” es una redundancia hecha exclusivamente para el mercado y en contra de nuestra salud. Leche con calcio? – cálculo renal al canto

    Yo no se si el mijo, el alga tal o cual o el aceite sacado de más allá son o no son saludables, lo que se es que en mi tierra no se cultivan, y con lo que tenemos nos sobra.
    Se que el comercio de las medicinas alternativas para ricos, conlleva la tala de bosques, los omega y derivados en pastillas, el apaleamiento de mamíferos marinos, y el transporte hasta la herboristería mucho gasto de petróleo, y mucha contaminación para comerse un colín.
    Y es que ahora también el budismo y lo Zen, son meros programas de consumo antiestrés para ejecutivos empoderados… “vease come-reza-ama” y demás pamplinas.
    Tecnocracia disfrazada de sabiduría para los vendedores de remedios, más viejo ya… que parece que estuviéramos en la edad media y los cristianos vendedores de potingues.. mala imitación de los médicos que entonces eran los árabes.
    No hay nada angelical en el negocio, al revés, debajo de todo ese espíritu hay comercio de esclavos y talas de bosque primario y otros demonios que ya deberíamos haber reconocido.
    …una se mete en un campo de almendros de cuatro variedades y no hay que ir al Japón y se emborracha con el aroma dulce de sus flores y entonces
    vuelve a casa sin una arruga en el ceño.. y cree que aún hay esperanza…
    Pero se lo dice alguien que no es un angelito

    Contestar
    • A LA PAR DESPAREJA
      27 febrero, 2015

      Angelical investigadora y profesora. Creo que sería estupendor que mejorara su información acerca de la macrobiótica, y no le asignara de entrada disparates que la vox pópuli mal enterada le confiere. WIKIPEDIA, por ejemplo, que ya sabemos como está confeccionada, es un mal camino, o al menos insuficiente +, como decían los profes cuando te pasabas de burro en el cole.
      No es tal la cosa como Ud. la pìnta, ni territorios lejanos, ni utilizaciones lácteas, ni patata, ni berenjena, ni tomate. E incluso ni negocio, porque con bases muy sencillas uno puede acercarse a esa transformación (casi) alquímica, y exacta combinación sin rechazos.
      Puedo recomendarle excelentes sitios no especulativos (que también los hay), para que Ud. mejore sus circunstancias de entendimiento. Seguro que no le hará mal.
      Aparte de ello Ud. me parece acertada en otras cosas y dedicada a ello. Pero…, no somos completos.

      Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba