Párrafo 8.15

8.15 “Desde la experiencia de trabajo hacia la supraconsciencia se pueden llegar a identificar hasta cuarenta y nueve capacidades esenciales, ligadas e inscritas a las potencias con que nace el ser humano. Se podría decir que son los arcanos que cada hombre guarda en su Arca de la Alianza, su pacto divino, un arca celular construida por arcángeles en forma de proteínas y repetida como un espejo polidireccional millones de veces de maneras diferentes en el templo rítmico de su cuerpo. Exceptuando casos que puedan considerarse como especiales, la mayoría de los seres humanos, insertados en modelos en los que todavía los valores están pegados a la supervivencia, tienen acceso a lo largo de su vida apenas a tres páginas de su propio libro”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

El arca de nuestra alianza biológica, es decir nuestro genoma, es un registro de códices en los cuales, al igual que nos sucede con el cosmos, parecen verse las luces que compusieron el pasado de nuestra historia pero que resulta más críptico acerca del futuro que encierra. Si bien los genéticos han identificado acerca de 22.000 genes y hay caracterizadas unas 21.000 proteínas, se ha calculado teóricamente que dichos genes podrían llegar a codificar hasta 300.000 proteínas distintas en función de un procesamiento diferencial de sus mensajeros. ¿Esconde a priori este mar de posibilidades un futuro que está hecho pero todavía no vivido de nosotros mismos?

Igual que la capacidad del lenguaje está inscrita en nosotros y solo requerimos de la inducción exógena para que éste se estructure, es posible que nuestras potencialidades genéticas requieran que algo las enseñe a leer nuevas formas de usar sus memorias. De alguna manera es preciso un lenguaje distinto, o quizás un lenguaje “poético” que descubra interrelaciones nuevas de nuestras memorias. A nivel neuronal, el aprendizaje de un lenguaje influye de manera radical en cómo se va a organizar nuestra geografía cerebral, lo cual redunda en la forma en la que vemos la realidad, la formulamos y somos capaces de compartirla.

Parece que la evolución a nivel biológico parte de cambios genéticos influidos por el entorno (a saber éste de dónde a dónde abarca) que promueven la aparición de características nuevas que son seleccionadas. ¿Y si el entorno de nuestras capacidades genéticas fuéramos nosotros mismos? ¿Y si fueran nuestras actitudes, nuestras experiencias, nuestra forma de ver el mundo? Quizás mientras concibamos la vida desde la supervivencia nuestras capacidades artísticas o científicas se escondan tras la falta de aventura. A lo mejor, el potenciar la aventura de lo que se desconoce revierta en un funcionamiento bioquímico menos encorsetado que abra páginas desconocidas de nuestra biología.

De alguna manera, como sucede en parte en la película de “The Reader”, en esta complejidad de pactos denominada vida tenemos que aprender a leer para que nuestras potencias, Memoria, Entendimiento y Voluntad expresen toda su capacidad hacia el reconocimiento arcánico de la esencia.

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. Unos y otros
    8 marzo, 2015

    Unos vienen de camino, otros van de retirada, y los que ni van ni vienen no paran de andar perdidos sin saber qué es lo que aguardan.

    Los hay que se acercan lento, los hay que se alejan rápido, y los hay que no se hallan ni en la cumbre ni en el llano.

    Unos perdiendo su tiempo, otros ganando su alma; los que ni ganan ni pierden no ofrecen ninguna traza de rendirse a la evidencia ni de levantar murallas que separen para siempre el temor de la esperanza.

    Estos traen sangre en las manos, esos fuego en la mirada, aquellos brillo de estrellas en sus frentes que tan altas no alcanzan fuego ni sangre ni a comprender los extraños por qué conservan la calma.

    Algunos claman justicia, otros prodigan perdones, los menos se desentienden de erigirse en portadores de balanzas imposibles ni de redimir errores de los que antes despreciaron ser ya por siempre deudores.

    Y entre los más no se encuentran más que muy pocos que alcanzan a comprender que tan sólo en las manos de lo eterno se hallan las respuestas llanas.

    Y entre los menos ya cunde cierta remota confianza de alguna vez encontrarse frente a la verdad sin velos que oculten entre sus capas las razones que los mueven sin reparar en que tantas religiones como han sido trataron todas, tan sólo, de dominar las conciencias y de adormecer las almas.

    Contestar
  2. Beucis
    11 marzo, 2015

    ¿Qué es vivir apegado a la supervivencia ¿ No sé si el concepto de pobreza puede ser el mismo en mi entorno, hasta donde mi mirada abarca, o lo tengo que extender hacia esos otros mundos donde literalmente se muere de hambre y de enfermedad y de violencia y de ignorancia. No es lo mismo pobreza que pobreza psicológica. Y puedo sentirme pobre por no acceder a un coche; por no poder permitirme unas vacaciones; un fin de semana gratificante.
    Nos apegamos a una supervivencia, a un concepto elástico de lo necesario y no sabemos qué es lo que necesitamos para caminar hacia la supraconsciencia. Posiblemente despojarnos de esa camisa que nos encorseta y nos mengua, que rompe sus costuras, que nos traba.
    Dejar de enroscarnos y enrocarnos en lo cotidiano; en el pan nuestro de cada día. Así más libres, renovar nuestro pacto con la divinidad. Disparar esa flecha hacia el objetivo de nuestras potencias.
    Tener Fe en nuestro recorrido que nos llevará hacia nuestro Yo verdadero.
    Tener Esperanza, que no espera pasiva, que nos moverá durante ese recorrido.
    Y tener Caridad; amor como energía, como fuerza impulsora.
    Renovar nuestra Prudencia, que no nuestros miedos y dudas.
    Renovar nuestra Justicia, que trasciende el concepto de bueno y malo.
    Renovar la Fortaleza de espíritu, que no rigidez y dureza.
    Renovar nuestra Templanza, como espada forjada que atraviesa planos de tierra, aire y espacio.
    Memoria, Entendimiento y Voluntad,
    Que no memoria pasiva, que lastra y tapona.
    Que no razón y pensamiento binario.
    Que no voluntarismo.
    Voluntad que se abre, que quita obstáculos para impulsar nuestra evolución.
    Renovar el pacto de Noé con los dioses, Cabalgar nuestro Arco de Iris –la mensajera de los dioses—que establece nuestra alianza con lo transcendente, más allá del rojo y del violeta, y que nos llevará por zonas desconocidas, donde saldremos reforzados y renovados por el impulso del doce.
    Arco de Iris, Pranayama, con el que podremos leer las 49 páginas del Libro de nuestra Vida. Cien pájaros volando que no esas tres páginas que desde la subsistencia apenas deletreamos.

    Contestar
  3. Atila
    12 marzo, 2015

    Cuantas veces oímos las siguientes frases:
    – A estas alturas comprenderéis que no voy a cambiar- Es que es muy suyo- Como no soy rio no puedo volverme atrás.
    Casi todos nos ponemos orejeras para no ver mas que lo que tenemos delante, y no queremos ver mas caminos que ese, sin pensar que a los lados hay otros caminos que nos harían cambiar ese trote borriquero.
    Dicen que los emigrantes son en general los mas espabilados porque se niegan a vivir de la manera que lo hacen y los que se lamentan de que no quieren estar donde viven, pero les da miedo a cambiar y lo mismo sucede con los que odian su trabajo y sufren humillaciones y viven amargados obsesionados con su desdicha, y la empleada de servicio que no quiere cambiar de casa aunque esta triste con el trato que le dan, pero también tiene miedo y sus amigas le dicen “que mas vale lo malo conocido…. Y así sucesivamente.
    En la política el que es de derechas porque toda su vida lo ha sido y con los de izquierdas igual se tiran a degüello porque nadie admite una critica.

    Y si nos quitásemos las orejeras y mirásemos a los lados buscaríamos un camino y si ese tampoco nos gusta pues a encontrar otro hasta que demos en el que estamos sentiríamos que por fin encontramos lo que de verdad nos llena de gozo.

    Contestar
  4. Nuba
    13 marzo, 2015

    No dudo que los grandes Maestros tienen siempre un mensaje especial en sus palabras que debe analizarse con códigos distintos de lo razonable.
    Y eso en este mensaje me transmite esperanza, que falta me hace.

    Sin embargo habla una humana cuya razón no se despega de su sinrazón y cuyos sentidos perciben no sólo su cercana realidad, en la que vive muchísimo mejor que la media del planeta, sino ese otro paisaje de fuera, tan complejo; el natural amenazado de muerte por los intervencionismos; el humano enfermo de codicia pero también de caridad y de inocencia en seres aparentemente insignificantes, anónimos….
    Y después esa Música que nos salva.

    ¿Cómo hemos de vivir para no sobrevivir?

    A veces no podemos cerrar los ojos a tanta barbarie, pero luego llueve,
    A veces el día se empeña en pasar encima de nosotros y no nos permite un respiro, pero amanece
    A veces nos llegan noticias de nuestro mismo mundo, de los que viven siempre de noche, de que el futuro se acorta, o de que ya no hay futuro para queridos o extraños, no con nosotros.
    Y claro que queremos ser eternos, ¿cómo no?
    Eternos en el tiempo que se nos conceda, longevos en el recuerdo de los otros, eso es lo humano.
    Si deseáramos no serlo, ( ay Kundera que escribe libros tan bellos sobre la levedad …la inmortalidad…) muchas cosas se quedarían a medias, y entonces es cuando no querríamos morirnos.
    No puedo demostrarlo, pero se que mucha gente sufre en su lecho de muerte porque aunque no sea capaz de transmitirlo con el lenguaje habitual, no quiere irse, literalmente, hasta no haber zanjado algún asunto importante con ellos mismos.
    Esto que digo sólo puedo decirlo aquí, pero conozco a gente cercana a los hospitales, gente formada, gente profesional, que se ha encontrado con esa petición de ayuda – que no tiene que ver con la extremaunción-.
    Se siente soledad en esas circunstancias…
    Se siente impotencia cuando alguien te pide ayuda y no puedes dársela…
    Casi siempre porque somos limitados, porque no sabemos decir que a veces no depende de nosotros.
    Espero que todos podamos leer al menos la mitad de nuestro libro y conocernos – a medias- antes de olvidarlo por ahí, por donde sea que vayamos. ( tres páginas es muy poco para tan lindo cielo que nos cubre, muy poco para saborear los mil colores de la tierra que nos acoge, poco para acoger tantos futuros abrazos que llegarán…)

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba