Párrafo 8.27

8.27 “Toda experiencia es un encuentro que amplía el límite de la realidad mental, despejando parte de la niebla en que se ve atrapada la consciencia. Por ello en el primer proceso del aprendizaje, conjugar la información con la experiencia subjetiva es la música, la única postura que en realidad enriquece el pensamiento cognoscitivo.”

8_27

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Es bastante probable que si uno no tiene una experiencia que le implique emocional y sensorialmente a partir de lo que está aprendiendo, el aprendizaje se le olvide rápidamente.
Uno puede aprenderse de memoria un lista de los ríos de España, y también puede ir a un río y recorrerlo, ver cómo cambia el caudal, dónde nace y como es su dembocadura en el mar, bañarse en él, observar la complejidad de la biología que lo acompaña, la actividad humana que puede generar a partir de sus características, investigar todo el ciclo del agua y como consecuencia abrir un montón de interrogantes, preguntas y temas. Esto puede ser tan apasionante y divertido que genere en nosotros un interés y movimiento hacia múltiples aspectos y una experiencia que no se olvidará. Todo mucho más real y enriquecedor que la memorización.

Así que el aprendizaje requiere que nos “mojemos”, que experimentemos las consecuencias y que permitamos que todo el proceso nos lleve a otros lugares.
Pasar del aprendizaje pasivo y memorístico a la experimentación, del adiestramiento a la aventura, es saltar de una educación cuyo objetivo es normalizar conductas y conocimiento, a una educación que permita el desarrollo y disfrute de nuestras capacides para alcanzar una mayor libertad.

Se podría abrir un interesante debate sobre qué es la experiencia. No sólo aprendemos a través de la acción, también los procesos teóricos intelectuales o poéticos, y la mística, son caminos del aprendizaje y el conocimiento… el pensamiento es acción en sí mismo y tal vez la experiencia se produce en diferentes planos según que memorias, recursos y recorridos estemos poniendo en funcionamiento desde nuestra capacidad cerebral…

Más allá de escuelas y universidades, a lo largo de la vida, cada uno tendrá que descubrir su propia música, si se busca crecer y ampliar los pequeños mundos que construimos.

(www.otraspoliticas.com/educacion/hartos-de-esta-escuela)

Añade a tu lista

5 Comentarios

  1. Congoja
    1 junio, 2015

    Una mancha en honor avergonzada pide auxilio a gritos a un recato que se hace el loco de tan mala manera, con tan poca pericia y tal derrochar de morisquetas estrafalarias y fuera de su sitio que la mancha, indignada, le da la espalda y busca, entre los arrayanes, el hacha de cobalto que dé fin, muerte a su ira.

    Pero no lo encuentra y, en su lugar, acuna una modorra los destrozos del color del alumbre de un mestizo, impuro, color de sombra de pesadilla hermética que abierta, muy casi por completo abiertamente y al margen impasible de alborotos alegres que en los cueros juegan a la comba o al corro enfebrecidos, se muestra, sin empacho, de par en par inquieta en su regazo.

    Quiere entonces la mancha en su congoja encubrir su imperdonable error bajo el arrullo del latido del corazón de oro, nada humano, que cobija el palpitar de los arroyos de silencios que trepan, espantados de la inmensidad de tiempo muerto en que se ahogan , enredándose, en los deshilachados flecos estupefacto de las piedras.

    Y siguen los alborotos sin vestido dando vueltas en torno a los torrentes de guirnaldas, rojas, azules, verdes, amarillas, rumorosas de acebuche y olorosas de hielos que arrebolan, derrotados, hiriendo con su no estar las hondas penas de viejas desdentadas que se engolfan en el insuflar de flatos y de eructos los pálidos ascensos de la hiedra, las mejillas de rosa de las chirlas.

    Contestar
  2. Un suave NO para conectar
    1 junio, 2015

    “Conéctate.
    Comunícate.

    Sí, ¿por qué no?
    Conéctate a la red de las infinitas y prodigiosas formas de vida,
    comunícate con el vecino que no conoces
    o charla sin teclado con el viejo del bar,
    o sencillamente escucha el secreto hablar de las cosas,
    recoge los dividendos de higueras, almendros y granados,
    y consume todo el gozo y la sabiduría que encuentres
    tengan el envase que tengan.
    Sí, todo eso y además
    suavemente decir no
    con un vivir noble y fecundo,
    y navegar sin ratón por los mares reales de las costas,
    la consciencia y la vigilia,
    y aprender los lenguajes informáticos de la luz y el aire
    jugando con las formas,
    y manipular y cartografiar carnes morenas en vez de genes,
    y cultivar poesía y hortalizas
    con la antigua biotecnología que aún produce superhombres
    y dioses clónicos del misterio,
    y borrar archivos enteros de conceptos, de fronteras, de vallados,
    de registros mercantiles, del beneficio de los venenos,
    de los venenos del beneficio,
    del dolor ultramarino y local,
    de la indiferencia, de la violencia por omisión,
    de la desinformación…
    y así, sin látigo y sin apenas monedas, saludar cortésmente al mercader
    mientras paseas tu templo por su templo de grandes superficies
    empujando un carrito casi vacío,
    y con un vivir justo y apartado
    suavemente decir no,
    suavemente decir no.”

    Daniel Macías Díaz. El Imperio sobre la nada

    Contestar
  3. Mamen
    4 junio, 2015

    Hacia ese tipo de aprendizaje es al que tiende hoy la enseñanza. Desarrollar una serie de competencias en los alumnos para que puedan desenvolverse en el mundo real y destrezas para continuar aprendiendo a lo largo de la vida.

    Contestar
  4. Rephaiel
    5 junio, 2015

    Muchas veces he pensado que la música entra por otra puerta. A ver si me explico… la poesía, la pintura u otras artes, pueden ser “filtradas” por una parte del consciente que deshecha o permite.

    Pero la música… nos entra, nos vibra, nos llena o vacía… pero nuestro consciente no la filtra.

    A veces pienso que es un arte muy pura. Bueno, quizá como cualquier arte si es arte de verdad y si se hace bien.

    Contestar
  5. Nuba
    5 junio, 2015

    Meditación Con-Tan-Go…
    ( que bailaba yo creyéndolo pasodoble)

    Quizás como el desierto y la sal
    Sean anhelos de lluvia y azúcar

    el dinero sea un dios-dragón
    esperando el martirio
    de todo lo trocado, lo regalado, lo donado
    Y del Sol.

    Quizás el cuerpo no sea más que un templo
    y la salud la forma de mantenerlo limpio
    porque es templo de rezo, no propio.
    Y si no somos dueños de su arquitectura
    tenerlo a punto no tiene otra intención
    Que seguir rezando ( en él, con él)

    Y quizás el amor, querida amiga,
    Sea o no sea mas que un gran meterorito que llegó
    a una pequeña estrella que quería
    tener otra entidad
    ser un planeta
    ser vida sin morirse y al morirse en amor,
    como las otras.

    ¿Es así que llamamos a esa forma de luz?

    Y Quizás, claro ( oscuro)
    nos confundimos tantas veces..
    Y como lepidópteros
    osamos besarla, pobres..
    sabiendo que nos quema

    Porque en medio de la gran pequeña nada que somos
    Estamos solos o anhelamos fundirnos
    O las dos cosas
    Y es que eso…
    que nadie nunca supo describir
    ( pero que los poetas susurran sin cesar
    con los mas bellos versos )..

    no se toca, pero es suave
    es fuego, fueguito o gran incendio
    pero calienta los fríos del alma

    no se huele,
    pero evoca el perfume de otros espacio-tiempos

    No se escucha
    pero tiene una música inmensa, cercana,
    compuesta por cada uno y tocada por todos
    con cualquier gas, átomo, molécula o silencio
    y la llevamos dentro todas las formas vivas y muertas del aquí
    y los millones del allí de antes, del allí de después
    y de después y antes de todos los adverbios de tiempo y de lugar..

    y su música es esa
    la que sube y baja
    siguiendo las leyes
    de la materia clara y oscura
    de todos los universos

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba