Párrafo 9.18

9.18 “En la cueva sagrada donde nace la serpiente, cerca del sexo, entre los cimientos de las nuevas arquitecturas, los pastores palis recitan con herméticos cantos la misma letanía: “el ritmo no sube a una frontera del tiempo porque asusta la responsabilidad de la alianza mistérica, y no baja a la otra porque la muerte guarda su guadaña y te deja perdido con los sacos de memoria pegados a la campana muda del sacro por siempre”. Los pastores palis saben que mientras no asumas tu responsabilidad tendrás licencia para seguir engañándote, pero aunque puedas machacar una piedra en el continuo perpetuo, no distinguirás si es o no superior a ti. Los palis pastorean y vigilan un ejército aliado que acampa su anarquía en los pliegues de las tripas, son mercenarios con derecho al saqueo. Ellos erosionan, trituran, transforman y fermentan oleadas de sustancias y forman los paisajes florales del macrouniverso que les acoge, y a cambio del maná que les mantiene, ayudan a la sangre a transfundir el alimento en un pacto secreto que desconoce la consciencia. Todo es una alianza mistérica entre millones de tribus de organismos vivos”.

9_18

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Ninguna cadena de relaciones complejas parece que pueda venir sin un acuerdo, sin un pacto, sin una alianza. Hace cerca de 3000 millones de años el oxígeno afloró en nuestra atmosfera llegando a ser letal para muchos seres vivos. No lo fue así para un diminuto organismo capaz de respirarlo y utilizarlo para dar un aliento nuevo a su bioquímica. Este organismo, en una alianza que todavía hoy desconocemos como se estableció, se alió con el precursor de una nueva estructura celular, capaz de albergar mucha más información en su genética, un arca de sueños de futuro que reinventó la vida en el planeta.

Esta nueva forma de vida, síntesis de dos estructuras celulares diferentes, multiplicó y diversificó las formas de expresión vegetales y animales, lo que a su vez, transformó el planeta. Ningún organismo es o está solo compuesto por sí mismo, y su identidad depende o ha dependido de otros. Si ningún ser vivo está formado por una solo entidad biológica, ¿por qué separar o aislar nuestra identidad del resto de seres que nos acompañan? Por decirlo de otra forma ¿Para acercarnos a nuestra identidad profunda quizás sea necesario potenciar o impulsar la de los demás?

Los Pastores Palis nos recuerdan con sus letanías que en cada uno de los millones de laboratorios donde se construye la vida, hay una alianza mistérica. Quizás nos asusta asumir que la vida es un compromiso hacia un cambio, hacia una evolución que ya está inspirada en nuestra biología y que asumimos al nacer.

Millones de biologías diferentes se dan cita en cada ser humano, millares de tribus, pastoreadas por una inteligencia que emerge del funcionamiento grupal de cada una de ellas, se asocian para posibilitar nuestras vidas. Igual que la inteligencia de un hormiguero parece emerger de todos sus individuos y no residir en ninguno en concreto, las reacciones de las poblaciones bacterianas asociadas en nuestro cuerpo están gobernadas por una inteligencia subyacente en cada especie. Una inteligencia que opera desde la colectividad hacia la individualidad para el desarrollo de la vida. Pero, ¿el ser humano tiene una inteligencia individual o colectiva como especie? Quizás, la consciencia nos otorga la responsabilidad del discernimiento individual hacia el entendimiento de un misterio que es compartido por todos los seres humanos. Sin embargo, mientras no queramos desentrañar el misterio que da aliento a nuestras vidas tendremos licencia para engañarnos sin distinguir si somos superiores o no a una piedra.

Añade a tu lista

6 Comentarios

  1. Qué-vedos?
    15 noviembre, 2015

    Despertando un mensaje paralelo que hablaba del encuentro de sabores mezclados con cimientos herrumbrosos de salitre sosteniendo las deudas de los inculpados en la preciosa pérdida de, al menos, los últimos caudales que desbordados arrasaron las tímidas puntadas que dio el tiempo sobre la tez amarillenta y ya sin brillo de quienes pretendieron apresar la juventud entre las garras del aspecto mordaz, casi ostentoso, de cuerpos enfundados en la rígida, inclemente, parvedad de cinturas que se quiebran bajo el peso sin poquedad de la espesura ominosa del reciente, caduco y adiestrado estrago augusto, del pasar al otro lado del espejo.

    Y dice, en una especie de rugir que se desgarra en cientos de agravantes conclusiones, de la contemplación de ciertos ritos arrostrados de cúspides de acentos cargados sobre el apenas bronco atisbo de cálices de rosas aguerridas usando de su estragado candor tan viejo para, en la curva lejana del comienzo del aquí que se dispara, rasgar el cielo gris de una temprana confirmación sin pábulo y sin ganas de párvulas admoniciones que ensamblaran el para qué con el por si al acaso de algún quizás ya nunca más prenderse del pudo ser pero triunfó la farsa.

    Luego se despereza y guarda ausencias al redoblar de campanas de silencios restañando los surcos trazados por la lenta mano fugaz de lúbricas contiendas absortas en la abominación de la experiencia que susurra, sin murmurar ni levantar calumnia, censuras avaladas por ambiguos, difusos descabalados argumentos, perdidos entre el estertor de las cadencias y el lento errar de pasos desandados de vuelta al primigenio fin al que se hurtaron.

    Contestar
  2. Rafa
    16 noviembre, 2015

    Parece que existen tres cuevas, en el ser humano que son referencia de él mismo.
    La bóveda craneal, la boca y el sacro.

    La cueva del sacro (cerca del sexo), es desde donde sube la energía de lo femenino y lo masculino, La serpiente enroscada, El caduceo de Mercurio, La Kundalini, para hacer sonar las campanas de la columna vertebral.

    Pero para que esto suceda, tenemos que asumir la alianza mistérica que desde el principio del tiempo, se escribe en nuestras células, y que es custodiada por los pastores palis de las riberas del Indo.

    Dejar que se produzca en nuestra biología, ese amalgama de encuentros, esa mágica y amorosa danza, que permite al mensajero expresarse.

    Limpiar nuestros océanos interiores, o como dice Lorca a través de la suegra en su obra de teatro Bodas de Sangre.

    ” Nana niño nana del caballo grande que no quiso el agua,
    el agua era negra dentro de la rama, cuando llega al puente
    se detiene y canta; quien dira a a mi niño lo que tiene el agua”

    Un abrazo

    Contestar
  3. anónimo
    18 noviembre, 2015

    “Condro”: escondrijo
    “Mitocondria” : lugar donde se esconden los mitos

    Cuenta el Génesis:

    “Dijo, pues Dios a Noé:…..Hazte un arca de maderas resinosas. La haces de cañizo y la calafateas por dentro y por fuera de betún. Así es como la harás: su longitud será de trescientos codos; y su altura treinta codos. Harás al arca una cubierta y a un codo la rematarás por encima; pondrás la puerta del arca en su costado, y harás un primer piso, un segundo y un tercero.”

    Más tarde, y según el mismo relato, Yavhé indicó a Noé cómo debía seleccionar y agrupar a los seres que deberían poblar la nueva Tierra, así como asegurar su multiplicación y expansión.

    Pensando.. incluso en la forma que tendrían de alimentarse:

    “…Tú mismo procúrate toda suerte de víveres y hazte acopio para que os sirvan de comida a tí y a ellos,”.

    Oí decir una vez a alguién…..que conoce ….(que me perdone, por favor, si no consiguir reproducir bien con mis palabras lo que comentó, o lo hago mal) algo parecido a: ¿cómo se meterían tantas cosas en un espacio limitado?.

    ¿Está implicado, en esta maravilla, el enigmático mundo celular, de la genética, del ADN….cuatro letras….cuatro?

    Y….¿cómo es posible, que, según nos explica el Aventurero, en un mundo donde el oxígeno hace su aparición como un gas tóxico, que acaba con el tipo de vida exisente, resulta que ¡una bacteria! tenía las condiciones y el soporte necesario para acceder, sin problemas , a esea nueva situación?.

    “Somos polvo de estrellas”….el amigo querido, desde ¡ya! ….añorado…nos sigue susurrando en el corazón.

    Polvo mágico que ¿encontró vidas dispuestas al pacto de un nuevo sueño?.

    Yavhé mando “construir” un arca…no …buscarla.

    Enigmas….alianzas en el misterio.

    Noé era el hombre más justo y cabal de su tiempo…nos sigue diciendo el Génesis.

    ¿Era Noé un sabio?¿un científico? O las dos cosas…cuando ambas ya son lo mismo.

    ¿La vida del Oxígeno ….existía ya …en algún sitio?….¿Faltaba solo la nave necesaria para su travesía?

    “Somos polvo de estrellas”……

    Tú nos lo señalabas…mirando al cielo….

    Contestar
  4. Nuba
    19 noviembre, 2015

    “el ritmo no sube a una frontera del tiempo porque asusta la responsabilidad de la alianza mistérica, y no baja a la otra porque la muerte guarda su guadaña y te deja perdido con los sacos de memoria pegados a la campana muda del sacro por siempre”.

    Primer movimiento : el ritmo que está subiendo, repetido, busca la energía de activación juntando notas.
    Y sin embargo, el primer tiempo- en un vals- debe ser un tiempo fuerte, los otros dos van sólos ( casi sólos, son d)…
    …. como si…
    Se encontraran en la frontera del tiempo, ahí, cuando somos capaces de morirnos, o dejar ” a la muerte que use su guadaña” , para despegar los bloqueos del sacro. ( raras veces)
    Quizás deberíamos usar esa fuerza ascendente ( la energía de activación ) para que no nos tiemblen los piés en los otros dos compases..
    Ay, son tiempos en que el tiempo tiembla tanto…
    Lo conjuro con esa armonía del compás del tres por cuatro, armonía de fuerzas, para morir bailando.
    Dos ejemplos que me gustan ( opuestos en velocidad)
    https://www.youtube.com/watch?v=_fMFvaPk5_E
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dLENHBw48DA
    ( del metaboloma …. esa apasionante simbiosis de nuestras células, por dentro y por fuera, con otras, para bien y para no tan bien..ya demuestran los científicos.. y lo que queda.. si nos dejan que no nos dejan.
    Pues eso, que lo de dentro equivale a lo de fuera , nosotros con los otros, y lo minúsculo, lo insignificante, y lo anónimo, está siempre ahí para que podamos seguir en movimiento. Pararse es morir.

    Contestar
  5. Silencio
    20 noviembre, 2015

    Lejos de las palabras del mundo, lejos de los sonidos del mundo, lejos de los colores del mundo, lejos de los olores del mundo, lejos de las miradas del mundo, lejos de la indiferencia del mundo, lejos de las lágrimas del mundo, lejos de las risas del mundo, lejos de los miedos del mundo, lejos del olvido y los recuerdos, lejos del dolor y la esperanza y de la desesperación del no hay remedio hay un lugar vacío, sin espacio ni tiempo, sin mundos habitados por más nada que todo cuanto fue a parar después de todo en nada.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba