Párrafo 9.19

9.19 “Mientras tanto, el prepotente estado de ignorancia de los humanos celebra la depredación en actos primarios, como si el sacrificio de la muerte no tuviera más fin que la supervivencia. Tergiversar la comunión por un acto cruento es caer en el pecado de desvincular la vida de la materia, prescindiendo de los beneficios mágicos que alegran el ciclo de la transferencia energética. Habrá que leer el prólogo del libro de la vida para abominar de la crueldad y no perder la conciencia de que el hombre elige nacer como nuevo héroe para calentar con su aliento la lluvia, como el Logos de una nueva ambrosía, como emanación manifestada que busca su principio en el fin. Cuando el hombre ingiere alimento, no debiera olvidar que el desarrollo de su consciencia está ligado al respeto y gratitud que significa que una vida se desvanezca para que de sus restos renazca la llama de un nuevo Prometeo que viva, que sueñe, y que trascienda y busque su verdadero origen, un Prometeo que ahuyente a los carceleros que cercan con alambres y cierran con espejos las fronteras de las conciencias”.

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Primero los Titanes, luego los Olímpicos y por fin los Hombres, nacidos de la mano de Prometeo para salvar a la humanidad de un diluvio universal. Prometeo dotó a los hombre de un saber custodiado por los Olímpicos: el fuego. Símbolo de inteligencia, de capacidad de razón, de consciencia y de desafío a lo divino en una búsqueda del conocimiento y del propio desarrollo. Prometeo desafió a Zeus para dotar a sus criaturas de la capacidad de crecimiento, para que por propia voluntad conquistaran su divinidad. Este acto hizo que Zeus apresara a Prometeo y le hiciera padecer un duro castigo del que pasado un tiempo fue liberado.

Necesariamente, el conocimiento o el uso de elementos divinos, tiene por contrapartida la asunción de las consecuencias que acarrean. Prometeo así lo hizo.

El conocimiento sólo amplia las fronteras del trabajo, no existe la comodidad del descanso en la raza de los hombres. Prometo nos otorgó la responsabilidad de nuestra existencia y la capacidad de trascenderla. En esto principalmente se diferencian los hombres del resto de los seres vivos. Cuál debe ser pues el compromiso con nuestra propia supervivencia, ¿la supervivencia en sí misma? Esto pudo ser cuando aún éramos juguetes de los dioses del Olimpo, sin albedrío, sin inteligencia, sin voluntad. Puede que esos espejos que nos cercan, nos devuelvan siempre la misma imagen pretendiendo con ello una inamovible identificación con una forma creada, no necesariamente esencial o verdadera.

Por eso, qué hay más allá de la imagen, qué hay más allá de nuestra identidad, de nuestro propio referente de nosotros mismos. ¿Podemos darnos ya por acabados como seres perfectos en su funcionamiento? Sabemos que no hacemos uso de todas las herramientas a nivel biológico que como seres humanos poseemos. Puede que el fuego que Prometeo dio a los hombres haga referencia a esa forma de vida basada en la combustión del oxígeno, que nació de la alianza de la mitocondria con el núcleo celular. Por qué no pensar pues que un nuevo Prometeo dé vida en algún momento a una nueva raza de hombres. Por qué no pensar que ese nuevo Prometo pudiera serlo cualquier persona, por qué no pensar que cada uno de nosotros es su propio Prometeo.

Quizá una nueva raza esté aún por nacer, ese nuevo Logos del que habla el autor, una nueva forma de existencia, una nueva y distinta humanidad, si es que no existe ya en otros lugares del universo.

El camino del hombre posiblemente no acaba en el hombre mismo y puede que ni siquiera en la conquista del Olimpo, porque aún quizá haya algo más allá de los dioses.

Añade a tu lista

4 Comentarios

  1. Candores encandilados
    22 noviembre, 2015

    Candores encandilados, boquiabiertos, espantados, caminan de a tres en fondo buscando llegar al alto, inalcanzable remanso donde no encontrarse nunca otra vez desamparados, perdidos en qué quedara de un cuándo en que siendo ilusos, pequeños y esperanzados, se vieron (sin saber cómo) arrastrados por el fango.

    Y se duelen, y se mofan, de haber sido lo que fueran fuera de quien los sintiese como suyos y por siempre adorno de qué se quiso entender como pureza en puridad y en entera consciencia de que pintaban algo en quien los dibujara en las almas que soñaban con no despertar a tientas, a oscuras y sin saberse en un dónde y en un cuándo que no eran…

    Los suyos, en que crecieran, alimentados de engaños, dulces, bien aderezados, alentados a ser fuertes simplicidades mundanas que comprenderán el mundo y a sus gentes y a las gracias que conceden los que llevan en sus manos las tenazas con que cortar cuando broten inocencias que si arraigan se harán dueñas de un ya nunca regresar a la pitanza de despojos de vacías promesas que se quebrantan.

    Y conversan y se ríen candores que se acompañan de saberes de otros mundos, y otros tiempos, y otras tantas etapas de sus caminos recorridos a la zaga de conocerse a sí mismos y reconocer las causas que los llevaron, despacio, sin prisa pero sin pausa, a llegar a su ahora mismo desde donde, entre hojarasca, avanzarán sin un ruido ni dejar huella ni traza arrancando de raíz sin machete ni tenazas las hierbas que si bien malas, o torpes, o envenenadas, enrarecieron apenas qué es eterno allá en el alma.

    Contestar
  2. Inés
    22 noviembre, 2015

    Confieso Aventurero, cómo me desestabiliza a mí siempre ese Prometeo.

    Muchas veces lo habéis nombrado, parece ser que incluso los filósofos que lo inventaron en sus mitos, como metáfora de lo humano frente a lo divino, ya le dieron muchas interpretaciones distintas, igual que los artistas.
    No se que me va a prometer a mi el Titán éste, pues soy humana limitada y simbionte no sólo con mi género ( lo de la raza es una invención ni siquiera ahora se sostiene por la genética) la raza es variabilidad , multiplicidad y sólo debe suponer enriqueciemiento- distintas pieles, ojos, cuerpos- que lo son únicamente y mágicamente, por haber evolucionado CON y no CONTRA su entorno más próximo y además por haberse mezclado.

    Me produce muchísimo rechazo la idea siquiera de que gentes con sentido común pudieran llegar a las mismas conclusiones que la Técnica, y en su nombre, la biología sintética, la que nos quiere biónicos, la que pretende decirnos que cuando seamos algo diferente ( porque hayamos intervenido- manipulado- nuestro genoma, para borrar lo imperfecto, paliar la vejez, atacar la enfermedad.. nos haremos inmortales)

    Dentro de todo este sistema de ataques a la vida de los seres ( de todos- desde microorganismos modif- semillas,-plantas-animales-y la sucia intervención que se hace con nuestras células y nuestros cuerpos aprovechando ensayos clínicos ) está una ideología filosófica muy peligrosa:

    La de la superioridad frente a lo que no es perfecto, una soberbia supina del pobre hombre que en vez de aprender y convivir con su naturaleza, la desprecia y la somete, y al hacerlo, en su delirio, arrasa.

    Ante los prometeos que ya están aquí y los que vienen interpondría a EROS; eros en su significado propio y en todos los demás significados.
    Y la reflexión no es mía, obviamente. Mío es el escándalo que siento ante, por ejemplo, un artículo del País- que no suelo leer- pero que llegó anoche para hacerme soltar primero una carcajada y después asustarme de cómo la gente da dinero y credibilidad a semejante disparate: Dicen que han inventado científicamente la telepatía.. vamos, como si los humanos y otros animales no hiciera siglos que nos comunicamos mentalmente unos con otros desde miles de kilómetros de distancia sin plasticos ni cables en la cabeza:
    https://www.youtube.com/watch?v=2L_my29fOlo&feature=youtu.be
    ( esto y que se empiecen a vender chips humanos… o que los humanos puedan ponérselos es tal barbarie…es ese el pecado ?)
    Esto del Eros- que yo ampliaría a todas las palabras griegas que hacen referencia a los distintos tipos de amor ( Eros es fundamental, es la física-química, el impulso primero, fugaz, ígneo, pero no se sostiene sin el Agape, la philia y el Storgé) con estas cuatro válvulas de amor, nos haríamos humanas y humanos que no compiten, sino que se unen en sus géneros para propiciar una comunión…porque creo que hemos aprendido que el conocimiento por si sólo, o las herramientas, por si sólas- el fuego en el caso de los hombres, ya estaba dentro de nosotros, pero el fuego, la combustión mata, utilizar el oxígeno no para oxigenar sino para oxidar mata. Combustión sí, pero conociendo las mil caras del oxígeno …y eso entiendo que dice el autor, con-prometeo-abre-cadenas- primero las nuestras si no hay cárceles en el alma no habrá muros de espinos para ningun hermano

    Contestar
  3. Inés
    22 noviembre, 2015

    Os enlazaba las palabras finales del artículo de Jorge, pero se ha bloqueado,
    enlazo el pdf del artículo.. de donde yo sacaba entrecomillado a “Eros por delante de Prometeo”, por si interesa para la reflexión de este mensaje:

    dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3000118.pdf

    saludos

    Contestar
  4. ipso-facto
    22 noviembre, 2015

    Son encantadores estos cuentos organizadores de la transmisión universal del conocimiento y comportamientos a la que se dedicaron nuestros antepasados para ordenar un poco el caos de la comprensión humana respecto al conflicto hombre/naturaleza. O sea, religiones en general y explicaciones en torno. Entre la realidad y las suposiciones de la realidad del comportamiento, nos hemos/se han, pasado la vida nuestros congéneres, y aquí estamos, tratando de mejorar el resultado para el futuro, todavía. Algún día seremos mejores, e incluso también héroes (muchos ya lo son, de verdad o por declaración de parte), y quizás hasta llegaremos a ser dioses, espacio difícil de alcanzar, ya se sabe, aunque para algunas personas los dioses habiten en la casa de al lado, o incluso en el cuarto de al lado. Niños y padres, vuelve a ser como una declaración universal de nuestras ansias y confianzas.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba