Párrafo 9.7

9.7 “Parece que hubo sabios en aquella tercera Antigüedad, porque no fueron chamanes corrientes ni druidas avezados ni kuretes inspirados los que inventaron y dieron forma al tercer paso alimentario. Debieron ser kirios, verdaderos portadores de la luz, los que consiguieron transformar la espiga silvestre en cereal, los que modificaron el frutal prácticamente improductivo, aumentando cantidad y tamaño hasta llegar a las piezas que hoy conocemos en los mercados”.

9_7

Parece claro, pues, que mucho de lo que hoy consideramos natural ha sido desarrollado , transformado o incluso inventado por el hombre. Posiblemente muchos animales que hoy día conviven con nosotros de manera habitual no existirían si el hombre no los hubiera seleccionado y criado. Muchas de las razas caninas que conocemos nacen después de un proceso de cruces entre distintas razas, que en definitiva no deja de ser una manipulación genética artificiosa. Lo mismo pasa con el nacimiento de la agricultura. La Tierra por sí misma no ha producido de manera espontánea los alimentos vegetales que hoy consumimos, sino que ha necesitado la mano del hombre y su ingeniería para elaborarlos. Sin ir más lejos, un alimento tan común y básico en nuestra dieta como el pan, nace del cruce de tres espigas distintas. Lo transgénico pues no es tan moderno como creemos. Es todo un misterio, es sorprendente: ¿cómo es posible que existieran personas, hace tanto tiempo y sin la tecnología que hoy tenemos, que conocieran y desarrollaran la manera de crear unos alimentos que aún hoy día consumimos? La trascendencia de este hecho es sustancial , ya que, el hecho de conocer los ritmos estacionales permite producirlos de manera periódica. Pero también a nivel cuantitativo es importante, ya que la producción es mucho más notable, lo que permite abastecer a muchas más personas y hace que la población mundial aumente muy rápidamente. A pesar de que economistas y políticos traten de convencernos de que para conservar este nuestro querido estado del bienestar, sobran algunos millones de personas (por supuesto ellos se encargan de decidir y concretar quiénes), parece que la Tierra tiene aún mucho que ofrecer y podría ser poblada aún por mucha más gente, lo cual parece fundamental para favorecer un impulso evolutivo de la humanidad.

Por otro lado quizá el movimiento ecologista, debiera reflexionar sobre la agricultura como tal, fuera de romanticismos “naturísticos” y tratando de observarla con perspectiva. Como ya se ha dicho, a pesar de que fue un descubrimiento fundamental para nuestro desarrollo, no debemos por ello dejar de observar que la agricultura contamina fuertemente la corteza terrestre y por extensión todo el planeta. Quizá es el momento de buscar nuevas posibilidades menos contaminantes, que abastezcan a muchos más, incluso sin vulnerar, o al menos hacerlo en menor grado, las fuentes naturales. Y parece que ya se está investigando en cultivos que prescinden de tierra y aprovechan sólo nutrientes y agua. Tal vez es el momento de que aparezcan los intrépidos que sueñen y desarrollen esa nueva posibilidad, y se abran las puertas de lo que puede ser una cuarta etapa alimentaria de la humanidad. Puede que las intolerancias alimentarias, tan frecuentes en los últimos años, indiquen que estamos al albor de un nuevo cambio que seguramente incida también a nivel evolutivo, a nivel genético, biológico y orgánico, de pensamiento y de consciencia.

Añade a tu lista

1 Comentario

  1. Alicia
    27 julio, 2015

    Si todos los que vivimos ― humanos, animales y vegetales ― tenemos que destruir vida para alimentarnos; si todos los desechos que generamos sirven a su vez para ser materia prima de nuevo sustento; si todo lo vivo que existe sobre la tierra ha de envejecer y deteriorarse y morir… ¿Por qué hacemos tanto drama porque el planeta esté abocado a sufrir la misma suerte?
    Quizás el ciclo de la existencia de tantos mundos como puedan estar poblando el Universo ― o el Cosmos, que nunca tengo clara la diferencia ― lleve implícito que, del mismo modo que los seres llamados inferiores en una escala evolutiva han de ser sacrificados en beneficio de la supervivencia de los llamados superiores, la Tierra (que para nosotros es el “ombligo del mundo” porque es “nuestra”, pero no deja de ser uno de tantos cuerpecillos de cuantos de mueven en millones de galaxias), la Tierra deba morir para ser sustento de un mundo superior al que nosotros conocemos.
    En cuanto a todos los descubrimientos que se hicieran en otros tiempos para llegar al modelo de alimentación que hoy tenemos, no digo que no estuviesen muy bien y fueran un gran logro ¿Pero, era de verdad tan imprescindible que haya, por ejemplo, tal variedad de especies de manzanas? Sólo sirven para proporcionar el pequeño placer de “hoy prefiero Granny Smith” o “no, hoy el cuerpo me pide Verde Doncella”?
    O, por otro ejemplo, “yo quiero un Pastor Alemán” o “pues a mí me gusta más un caniche”, modas estúpidas que sólo han servido para que los animales se conviertan en objetos de consumo creados, “elaborados” por criadores cuyo único interés es el lucro.
    ¿De verdad el creador de Todo lo Creado estaba poniendo en su Creación unas miras tan frívolas?
    ¿Guarda relación aquel primer “domesticar” a la espiga con la cursilería de tantos cocineros que se devanan los sesos por crear, por poner por caso, una tortilla de patatas deconstruida?
    Y las pieles, que ya no es que se las necesite para combatir el frío sino para potenciar la vanidad de estar llevándolas caras.
    Y los perfumes; que los vemos tan deseables, tan apetecibles, en sus inocentes envases tan bonitos.
    Y los cosméticos, fabricados también a base de muerte.
    No, no creo que sea mala cosa que llegue un día en que de este Planeta no queden ni las cenizas.

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba