Nota

Publicado por el May 16, 2022 en Nota | 2 Comentarios

«En las risas de los hombres que creyeron y perdieron la memoria he sentado este libro. Este libro no está escrito en base a bibliografía alguna, ni contiene doctrina, sino sencillas reflexiones a la luz del trabajo en la evolución de la consciencia.»

Añade a tu lista

2 Comentarios

  1. Loli
    22 mayo, 2022

    Los hemisferios cerebrales, derecho e izquierdo, están unidos centralmente por grandes tractos de conexiones entre neuronas, llamadas comisuras, la más grande se denomina “cuerpo calloso”.

    Esta conexión es necesaria, no porque el espacio entre ambos hemisferios esté “vacío”, sino porque hay territorios encefálicos que no están, aún a un nivel ni siquiera aceptable, de su capacidad potencial de funcionamiento.

    El nombre, ni siquiera bonito: “cuerpo calloso”, parece remitirnos a algo “endurecido”, “encallecido” por una repetición reiterada que ya pide otros “desvíos”, o más bien, “liberación”.

    Cuando sucede algo inesperado, algo que rompa la cotidianidad de los circuitos de pensamiento con los que quizás alimentemos también ese “calloso cuerpo”, en el encuentro entre lo analítico y lo analógico, aunque sea cuestión de instantes, se produce el asombro, la alegría y también la risa.

    Una poesía, un momento artístico, e incluso un chiste bien contado que sorprenda distraída a nuestra razón, vislumbra en esos instantes un territorio desconocido, pidiendo ser explorado.

    El niño pequeño ríe mirando sus pies y sus manos, porque es un encuentro, y sus hologramas de pensamiento, aún no pueden servir de barrera a los descubrimientos.

    Un ser querido avisó a su nieta de que acababa de abandonar el cuerpo físico, y lo se lo dijo riendo, mientras ella dormía y, seguramente, soñaba.

    Momentos de encuentro, risas que anuncian territorios abiertos a su exploración, tiempos y espacios que nos siguen llamando a su aventura, desde la vigilia, desde la consciencia.

    Contestar
  2. Nuba
    10 julio, 2022

    Mi nota -lo siento compañera Loli- y no judgo a nadie, es que muchos y muchas, sobretodo las nuevas generaciones, si no pueden respirar nos dicen – diciéndolo o sin decirlo- da igual. Nos hacen responsables
    Nosotras ni nosotros somos responsables pero no en el mismo grado.
    Que se hable permanentemente del cerebro está bien.
    Pero – y sé que no la váis a ver- como hace años que enseño Neuroquímica y tb se de lo finito del mundo.
    Os pongo de todas las pelis de transhumanismo ese… que jamás será posible pero en el que incluyo mis alumnos creeen. Mis alumnos deberían ser diferentes a otros porque tienen un aire mas puro y la naturaleza -a vista de ventanas-
    Una cosa que no aprecian en absoluto, pues cuando les pongo un siete vienen a decirme que necesitan un mínimo para irse a un máster o que los que ni aún tengo de alumnos, me dicen, cuando va a empezar las prácticas usted porque es que nos vamos con unas prácticas europeas y no la vamos a tener hasta noviembre- clases que empiezan en septiembre.
    Y se atreven a decirme de todo. Pero cuando vienen los lobbies a pincharles a ver si tienen SIDA o a pedirles sangre o a lo que quiera la Universidad Pública de turno cuyas finanzas dependen del Santander, les hablan.
    Todos unánimemente, mis compañeros, mis maestros de Bioquímica, mis alumnos y los pocos que están consiguiendo un contrato de profesores sustitutos ellas emabrarazadas, ellos cuarentones casi que ya pero igual, cobran menos de lo que yo les pago a la gente que ayuda en el campo.
    Y todo ésto está corrompiendo a humanas y a naturaleza al mismo ritmo y a muchas y a muchos ya no nos consuela ni la poesía.
    Nuestra poesia ahora es el hambre, yo tpoco encuentro ya qué comer sin estar envenenado y hace tanto calor – y nuestra agua es tan preciada que no hay para tierra, árboles enormes que se mueren incluso los de rivera..
    En medio de eso esta nota es para una película enorme, pero que no deja un mensaje claro… o sí… iluso, como si fuera posible, por muchos algoritmos.
    Mirar quien queráis
    https://cuevana2.io/pelicula/el-hombre-perfecto/
    Si en nuestra época de carcas hablábamos más pop de Blade Runners esta película es decisiva.
    No hay replicantes ni los habrá pero si es cierto que la gran mayoría de la gente que no puede salir o no tiene tiempo satisface necesidades humanas con miles de máquinas que te están diciendo, ésto es lo único que tendréis mientras ellos acaparan recursos físicos y nos hacen la guerra y se llevan el agua y el pan y la alegria y han convencido a casi todo el mundo, en este fascismo online más racista que nunca que sobramos todas, menos ellos.

    Contestar

Leave a Reply to Nuba

Cancel Reply

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba