Párrafo 19.15

19.15 «Un personaje bíblico, la mujer de Lot, fue salvada por un ángel de la muerte, y al volver la mirada hacia el pasado, la memoria pasiva se apoderó de ella quedando cristalizada en estatua de sal.»

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

Nuestro estado natural es vivir junto a los abismos. Allí es donde el valor mata a todos los monstruos. Destapa todos los cálculos, culpas, resentimientos y rencores que se retuercen sobre la cabeza de la Medusa. La seducción de lo horrible, a veces pura vanidad. Preferimos vivir en el vacío sobre el que pende nuestro entendimiento. Todos sabemos que el miedo paraliza, pero nos regocijamos en el hecho mismo de entenderlo. Y ya. Seguimos quietos, confiando en el tiempo mientras nos va envolviendo con más fuerza el aliento de Cronos… Algunos dicen que la mujer de Lot miró hacia atrás para ver si sus hijas salían de la ciudad. Sucumbió a la desconfianza. Mirar, pensar, desconfiar. Como si el mundo que nos rodea fuera un eterno obstáculo y nuestra compasión no tuviera nada que ver con nuestra falta de alegría. Nos olvidamos de que el abismo no es el vacío y su atracción es vital. El simple mirar ¿no es mirar a los abismos? Siempre queremos ver lo que no se ve. Y ser Perseo matando a la Medusa. Porque de su sangre, nace Pegaso.

Añade a tu lista

2 Comentarios

  1. Rafa
    18 junio, 2021

    La memoria o las memorias ( sensorial, mental o implícita, relacionada con el aprendizaje de actos motores como andar o hablar), se podrían definir como la capacidad que posibilita a un sujeto registrar, conservar y evocar cada experiencia propia o ajena.

    Es la facultad por la cual se retiene y recuerda el pasado y quizá tambien el futuro.

    Pero parece que el autor incide menos en que son las memorias, que en como se utilizan.
    Llama pasiva a una recreación permanente y recurrente (consciente o no) de acontecimientos del pasado que condicionan y limitan nuestro futuro y nuestro destino.

    Porque recrear el pasado nunca actualiza las circunstancias de los acontecimientos que se dieron, (aunque estos nos parezcan recientes) a nuestro estado actual.

    La mujer de Lot no solo miró atras, sino que su corazon deseaba volver atras, extrañaba lo que Sodoma y Gomorra le había ofrecido, aunque en su momento tuviera razón de ser.

    Porque cuando miró atrás, dejó de confiar en su destino, dejó de creer en su sustancia divina.

    SI miramos atrás contradecimos a Uriel el angel de la vida, cuya misión es despertar la conciencia de los seres humanos con el fuego de la verdad.

    Un abrazo

    Contestar
  2. Loli
    21 junio, 2021

    La mujer de Lot volvió la vista atrás, desobedeció al ángel que les conducía fuera del alcance de una experiencia pronta a cristalizar….quizás.

    Pero…toda esa memoria, pasiva, que se apoderó de ella, ¿no sirvió también para desvelar, con ello, su posibilidad de ser transformada, posibilidad que, a lo mejor, fuera consustancial a la propia acción?.

    Pienso en que nuestros “mares interiores” son salados.

    Si no fuera así, nuestro organismo sería distinto.

    Las células, de existir, no se podrían comportar igual.

    La mujer de Lot, desconfió, desobedeció… ¿pecó?.

    O, ¿tal vez estuviera escrito que esa experiencia, la de la duda, la desobediencia ciega, la de una fe no adscrita a un camino de consciencia, debía quedar grabada para poder entrar en un proceso alquímico de transformación?.

    ¿Cuántas lecturas podría tener este pasaje del Libro?.

    Contestar

Leave a Reply to Rafa

Cancel Reply

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba