Párrafo 20.13

20.13 «La enfermedad es un estado natural consustancial al nivel evolutivo en el que el hombre se encuentra; si el cerebro pusiera al alcance de la consciencia el increíble almacén bioquímico y energético que el cuerpo puede producir, la conjunción trinitaria evitaría el desarrollo del mal.»

Este breve párrafo nos induce a creer que el propio organismo humano, si funcionara en plenitud y sin estorbo de nada, incluso si es intrínseco a él mismo, llegaría a autorregularse de forma que la enfermedad no se llegara a desarrollar. Esta idea hace que nos planteemos cuáles han de ser aquellos malos hábitos que pueden conducir a nuestro cuerpo a enfermar, y no solo al cuerpo físico. Bien es cierto que lo recurrente es pensar que sólo el cuerpo enferma; desde luego, en la mayoría de los casos es palpable la enfermedad a través de efectos físicos, de manera que tendemos, casi de forma obsesiva a veces en lo relativo a la salud, a observar cómo cuidar el cuerpo. Siendo esto así, tratamos de buscar una alimentación equilibrada y hacer ejercicio físico. ¿Es esto suficiente? ¿Hasta qué punto esta sociedad tiene aún en cuenta aquel verso tan popular aún hoy, y tan manido, del poeta romano Juvenal, que reza “mens sana in corpore sano”? Merece la pena traer a colación la sátira completa pues quizá aporte algunas luces sobre cómo tender a lograr un organismo capaz de sobreponerse de manera inteligente a la enfermedad sobrevenida, o incluso evitar que suceda:

Orandum est ut sit mens sana in corpore sano.
fortem posce animum mortis terrore carentem,
qui spatium vitae extremum inter munera ponat
naturae, qui ferre queat quoscumque labores,
nesciat irasci, cupiat nihil et potiores
Herculis aerumnas credat saevosque labores
et venere et cenis et pluma Sardanapalli.
monstro quod ipse tibi possis dare; semita certe
tranquillae per virtutem patet unica vitae.

Se debe orar que se nos conceda una mente sana en un cuerpo sano.
Pedid un alma fuerte que carezca de miedo a la muerte,
Que considere el espacio de vida restante entre los regalos de la naturaleza.
Que pueda soportar cualquier clase de esfuerzos,
Que no sepa de ira, y esté libre de deseos
Y crea que las adversidades y los terribles trabajos
de Hércules son mejores que las satisfacciones,
la fastuosa cena y la placentera cama de plumas de Sardanápalo.
Te muestro lo que tú mismo puedes darte, con certeza
que la virtud es la única senda para una vida tranquila.

Si bien creemos que todo el poema ofrece algún saber acerca del camino hacia una vida saludable, nos gustaría matizar el último verso y proponer alguna alternativa a la tranquilidad, pues de alguna manera sentimos que más que calmar, tal tranquilidad pudiera más bien atrancar la vitalidad del héroe en un estático mundo de comodidad segura. Vivir en aventura hacia la virtud, entendiendo que ésta es buscar la pureza, con la certeza de que caminar hacia la perfección es no alcanzarla nunca, aunque se llegue quizás a vislumbrar: esta es la propuesta.

Estimado lector, salud y libertad.

Añade a tu lista

2 Comentarios

  1. Rafa
    20 enero, 2022

    El proceso oxidativo es consustancial a la vida en el planeta tierra, la vida existe porque hay oxigeno, pero tambien por ello nuestras células se oxidan, nosotros nos envejecemos y luego morimos biológicamente hablando.

    Si como dice el autor, el cerebro pusiera al alcance de la consciencia nuestro almacen bioquímico y energético total, envejeceríamos con apariencias mas jóvenes, sin enfermedades y a edades mas longevas, pero al final mientras existiera el oxígeno supongo que nos oxidaríamos y moriríamos.

    Las enfermedades por el momento son parte integral de la vida, de las interacciones medioambientales y sociales, la pérdida de la salud como consecuencia de una alteración estructural o funcional.
    Pero cada enfermedad tiene un significado particular que le proporciona individualidad para ser entendida, aunque cada una presenta un aspecto del proceso total de enfermedad.

    No es lo mismo para un enfermo asumir el proceso patológico de una esquizofrenia, de una hepatitis o de un catarro, por lo que las enfermedades tambien son categorias mentales.

    No obstante he visto personas que han asumido con tanta limpieza sus enfermedades que han dado la apariencia de completamente sanos.

    Cito como ejemplo al poeta Vicente Aleixandre que a partir de los 24 años se le descubrió una nefritis tuberculos y paso media vida guardando cama, mientras en su poesía da la sensación de volar.

    Después del amor

    Tendida tú aquí, en la penumbra del cuarto,
    como el silencio que queda después del amor,
    yo asciendo levemente desde el fondo de mi reposo
    hasta tus bordes, tenues, apagados, que dulces existen.

    Y con mi mano repaso las lindes delicadas de tu vivir
    retraído.

    Y siento la musical, callada verdad de tu cuerpo, que hace
    un instante, en desorden, como lumbre cantaba.
    El reposo consiente a la masa que perdió por el amor su
    forma continua,

    para despegar hacia arriba con la voraz irregularidad de
    la llama,
    convertirse otra vez en el cuerpo veraz que en sus límites
    se rehace.

    Un abrazo

    Contestar
  2. Loli
    21 enero, 2022

    Tu, creo interpretar Aventurero, sugerencia de que tranquilidad no es sinónimo de libertad, sino más bien todo lo contrario, me parece algo interesantísimo que merece la pena interiorizar, profundizarlo….

    Vivimos, no ya en un modelo social que rinde culto a esa tranquilidad, sino en un momento de ese mismo modelo, exacerbado, donde, sin embargo, se está poniendo de manifiesto como ese afán de falsa seguridad, de “atrancamiento” de todas las posibilidades, en favor de lo que se cree conseguido, está llevando, no solo a estancar las enfermedades, sino, además, a seguir un camino donde se prefiera a la gente con enfermedad, con la salud quebrada pero dentro de ese sistema, que la aventura de explorar nuevos modelos de relación con nosotros mismos y con el resto de las personas aún a sabiendas de que este modelo boquea agonizante.

    Tal es el desatino que se prefiere someter a riesgos innecesarios, a quebrarles su salud o a abrir la posibilidad de ello, a las generaciones que pueden afrontar ese reto, a los niños, con tal de asegurarse la supuesta supervivencia de los adultos, de los más viejos….

    Falta de gallardía avala estos modelos sociales…., falta de salud y de libertad parece que abracemos…, la virtud, sin embargo, aún es posible que esté esperando en un “gen” escondido o protegido de nuestra ignorancia…, pero espera, quizás, ese “vir-gen”.

    Contestar

Leave a Reply to Loli

Cancel Reply

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba