Párrafo 11.4

11.4 «Si a la hora de valorar un desconocimiento se estuvieran abriendo las múltiples nuevas interrogaciones que plantea, se estaría transmitiendo a través de lo que se ignora pasión hacia la aventura de saber y no autocomplacencia alrededor de los cuatro datos usados como recio escudo de papel».

11_4

COMENTARIO DE EL AVENTURERO

El ego, en su estanca definición de las cosas, está más acostumbrado a la reiteración de las justificaciones vitales que a la búsqueda de elementos nuevos que amplíen su definición de realidad, quizás porque le obligaría a deshacer su forma, la de ese pequeño impostor, por otra. Todo conocimiento adquirido en realidad nos desplaza a un mirador nuevo, y por tanto, la realidad a la que nos enfrentamos desde ahí cobra matices distintos que nos pueden conducir a la aventura o al miedo.

Es posible que la pasión por lo que se ignora emerja con cuenta gotas debido a que el modelo nos invita más a atrincherarnos entre muros de pequeñas verdades que abrir las ventas hacia espacios nuevos, probablemente porque hemos hecho del conocimiento una forma de poder y no de experiencia. Saber más que otro parece que nos da una sensación de dominio mientras que mostrar capacidad de ignorancia se entiende como debilidad. No está de más volver a recordar a Heráclito cuando analogizaba el conocimiento con una circunferencia. De esta manera, en la medida que se conoce poco el perímetro de lo que se ignora es muy pequeño, mientras que cuanto más se amplía el conocimiento mayor es nuestra ignorancia. Desde este punto de vista, el conocimiento nos lleva a la capacidad de formularnos más preguntas y desde ahí, más capacidad de vivir el misterio forjado en la consciencia de la vida.

Añade a tu lista

7 Comentarios

  1. Oda asilvestrada al YO (y por extensión al MÍ y al todo cuanto sea MÍO)
    29 mayo, 2016

    Se estrujan, como limones, los sesos elucubrando los que buscan soluciones a dilemas y a quebrantos y a cuestiones tan complejas como de dónde venimos, dónde estamos, quiénes somos, dónde vamos y por qué en lugar de preguntarse algo tanto más sencillo como el para qué de que — puestos de pies en el mundo — caminemos sin saber buscando nuestro destino el por qué de qué decimos ni para qué lo aprendimos, ni quién fue quien se instruyó antes de darlo sabido en que habíamos de ser quien se reflejara en sus dichos, y en sus obras, y en sus gestos, y en todo lo que conforma, lo que conlleva y se infiere de lo poco que a remolque, a trancas y malamente y a barrancas y a sudores y con cansinos esfuerzos denodados por sabernos aplicamos a encontrarnos en nuestra piel y en los huesos y en la sangre que transita por las venas nuestros cuerpos como si todo estuviera encerrado en el, tan sólo, andamiaje consistente en que se asientan, ¡y tantas!, las cualidades divinas de que nos dotó la sabía inteligencia de un algo que aun antes de darnos vida nos dotó de la pericia para alcanzar a la vista de un Universo tan grande y tan magnas maravillas a comprender que no todo lo que es nuestro viene dado nada más por qué se siente cuando cada quien se dice “yo soy yo y esta es mi suerte”.

    Contestar
    • Nuba
      7 junio, 2016

      hale con la rapera! un dia me tienes que dar permiso pa que cante alguno de tus raps, » aventurraps».. esos con tanto ritmo..aunque lo que me encantaria es que cogieras un micro y escuchártelos a tí, ahí en ese Gran Café donde se metía el gorrión… ( que hoy cuando venían a comer a mi terraza me he acordado de ese video.., éste video que mandaste un día)

      https://www.youtube.com/watch?v=rYc_d5OGslM

      lo que es la inteligencia vital! anda…

      Contestar
  2. Nuba
    2 junio, 2016

    Ignoro cuáles son las ondas sonoras de energía que me hacen recordar a través de las pinceladas del artista de este maravilloso cuadro! a la música que os transmito, pues así lo he interpretado en la memoria….
    … que me lleva a Wong Kar Wai, conectado a su vez, con el mensaje del autor, pues el director tiene una última película » The Grandmaster» que es una proposición-provocación a la Maestría en la que, en las imágenes en Time-lapse se puede degustar ( comer-beber-oler) el movimiento de la energía en la materia, la belleza de los fractales del ritmo de las Grandes Artes del baile de la vida y de la muerte ( del arte del amor, de las enseñanzas de la transmisión de conocimientos, de la Cultura Acumulada que se derrite en la historia …. de aquellos hombres con la Naturaleza:

    El bello Vals de Shigeru Umebayashi está elegido en dos armonías-compases-pasiones… que llegan en ritmos diferentes, como lo son los argumentos de las dos películas en las que se proyectan. Ambas eligen distintos ejemplos de cómo nos ponemos y nos quitamos las máscaras, de lo que aún desconocemos sobre el desapego y el apego en el que la vida baila.

    https://www.youtube.com/watch?v=mhTA6hVzqg8
    https://www.youtube.com/watch?v=reovHh1p3zU
    ( con auriculares)

    Contestar
  3. Eolo
    5 junio, 2016

    El desconocimiento cuando se hace consciente, es una daga que abre heridas sangrantes hacia el infinito.

    Contestar
    • Nuba
      7 junio, 2016

      ¿Sería mejor entonces para evitar el desangrado que siguieramos pensando que lo sabemos todo?
      Porque traer a la consciencia el saberse incompletos es darse cuenta de que, vaya, que no nos comemos una rosca! ( risas),- ante la inmensidad de los fenómenos. Que creíamos que algo ya sabíamos pero entonces «se abre y aparece otra mayor» .
      Además, desde la vivencia de cada cual, a veces ¿no tendemos a creer que el conocimiento es absoluto, o que ciertas cosas ya las dominamos o peor, que deberíamos haberlas dominado? ( trampas de la mente?)
      Es decir, que cuando las reglas se rompen, -cada dos por trés se rompen-esas que hemos llamado reglas; las asunciones científicas que nos hemos fijado para poder explicar fenómenos, las típicas de la matemática, estadística ( la estadística nos encanta y anda que las medias…) o genética; Las constantes y las variables que hemos postulado (anda que no nos gusta el postuleo). Las hemos fijado nosotros. ¿pero eran esas las que son o las que hemos consensuado?.

      Y así todo, aterrizando en los valores o a la maestría con la que sortear el sufrimiento o intentar aceptar ser medianamente plenos.

      Pero en esto del conocimiento y el no idem, quizás hayamos olvidado que no es eterno, ni fijo, porque va transformándose como lo hace la vida en la que estamos, la de fuera y la de dentro, y el entorno y lo demás.
      Y parece que dominamos, pero no. No dominamos nada de nada, con que cada cual supiera dominarse ….Porque lo cierto es que tampoco nos gusta nada reconocer al otro, a ese que no es famoso ni na de na pero tiene algún don muy remarcable, a esos los recluimos , se salen de la media.
      Y además, pontificamos, sabijondillos todos..mirándonos el ombligo.. los calladitos, los tímidos, esos son unos apocados,,hay que ir a saco .. esto se ve en los niños contra los niños..
      Porque lo cierto es que si no domináramos nada, entonces, como dice el autor, saldría todo ese arte saleroso que cada cual tiene dentro. Quizás cada día estaríamos ansiosos por seguir aprendiendo ( aunque cada día se torne más subversivo). El arte de lo que sea, cada uno tiene varias cosas maravillosas que mostrar, a unos no los dejan y otros no se dejan ellos mismos, y andamos en esas, porque «lisiadillos» como dice un poeta que admiro, lo estamos todos.

      » disciplina tu imaginación
      vas a necesitar
      las mejores botas y los brazos más fuertes
      para recoger tantos dispersos fragmentos
      del arco iris»
      Jorge Riechmann.
      «Poemas Lisiados» 2009-2011. La oveja Roja

      Contestar
  4. Rafa
    5 junio, 2016

    » Transmitir a través de lo que ignoramos»

    «Ser un canal del conocimiento»

    Entre nosotros no cabe nada.
    Que no nos separe el mundo,
    la noche con su alborada
    Filamentos de silencio,
    encumbran nuestra palabra
    En un tiempo que no es nuestro,
    en un tiempo que no es nada.
    Suenan esperas de cambio, de alma en alma,
    de casa en casa,
    la cruz y la calavera, el bramido y la campana.
    rostros sin nombre, actos sin firmas.
    Dolor de la luna nueva,
    eco de la Madrugada.
    Casi no conocemos nada,
    pero quizas si sabemos
    de la sonrisa del aire, el ruiseñor y la rama.

    Un abrazo

    Contestar

Deja un comentario

Ver tu lista

Tu lista

Borrar lista Sobre

Guarda una lista de tus posts favoritos en tu navegador!
Y volverás a encontrar esta lista otra vez la próxima vez que nos visites.

Powered by HTML5 Storage and Rio Loft.

CERRAR

Send your list to a friend

FROM: (Your email): TO: (Your friend's email): Your message:
Send
Sube arribaSube arriba